Bremen en Navidad

Publicado en: Alemania, Europa, Sin categoría | 0

La ciudad de Bremen, situada en el Norte de Alemania y a unos 125 km al sur de la ciudad de Hamburgo, suele ser un destino muy frecuente combinado con esta última ciudad. Hamburgo y Bremen suelen ir de la mano en cualquier viaje al norte de Alemania. Hoy os hablaremos de que ver y hacer en la ciudad de Bremen en Navidad.

markt-plazt-bremen-en-navidad-5

Pasamos un día completo en la ciudad de Bremen. Nosotros nos alojábamos en Hamburgo, donde ya habíamos pasado nuestro primer día completo y la ciudad nos llamó tanto la atención, nos sorprendió tanto, que hoy en día me alegro de haberme quedado un día entero en una ciudad cuyo casco histórico se puede recorrer perfectamente en una mañana.

 

¿Cómo llegar a Bremen?

 

Uno de los motivos que te puede llevar a viajar a esta ciudad (sea en Navidad o fuera de este periodo) es que posee un aeropuerto al que llega desde distintos puntos de España la compañía de bajo coste Ryanair. Si viajas en vuelo, llegar desde el aeropuerto a la ciudad es muy fácil, ya que esta se encuentra a tan solo 3.5 km del aeropuerto. Un tranvía, la linea 6, conecta el aeropuerto con la estación de tren de Bremen, en menos de 15 minutos. Es la forma más fácil y rápida de llegar, aunque por supuesto hay otras: bus y taxi.

rathaus-platz-bremen-en-navidad-2

 

Si como nosotros te alojas en la ciudad de Hamburgo, llegar desde ésta te costará un poco más. Tenemos la opción del tren, sin embargo, en esta ocasión escogimos por la importante diferencia de precio, el bus. Nosotros reservamos on line, con la compañía Flixbus por 5 euros por persona y trayecto.

La parada del autobús en Hamburgo se encuentra justo por la parte de atrás de la estación del tren y en Bremen te deja tambien, justo en frente de la estación del tren, en la calle Breitenweg 13. Se tarda aproximadamente una hora y media en hacer los 125 km que separan ambas ciudades.

 

¿Qué ver en Bremen en Navidad?

 

Nuestro recorrido por la ciudad de Bremen en Navidad, comenzó en la parada del autobús, a donde llegamos pasadas las 9 de la mañana. El día era frío y muy húmedo. Una niebla ligera cubría toda la ciudad y daba la sensación de ser más temprano de lo que era. La luz era muy escasa y lo notareis en las fotos, la mayoría de ellas parecen estar hechas al amanecer.

 

  • Mühle Am Wall.

Difícil es no ver este molino al cruzar el puente que da acceso a la parte histórica de Bremen. Situado sobre una colina, este molino, alberga hoy en día una cafetería, y dar un paseo por sus alrededores fue un auténtico placer, un lugar de descanso justo al lado de la antigua ciudad de Bremen.

muhle-am-wall-bremen-en-navidad-2

muhle-am-wall-brenen-en-navidad

Dimos un paseo por el Wallanlagel, el parque donde está el molino, y empezamos a sacar millones de fotos. Estabamos seguros de que esta ciudad nos iba a encantar, solo hacía falta un poco más de luz y un poco menos de frío.

 

  • Sögestrasse o la calle de las cerdas.

Al comienzo de esta calle encontraremos una imagen de unas cuentas cerdas alrededor de un señor que las va guiando. Esto se debe a que esta calle, Sögestrasse, que actualmente es la calle comercial de la ciudad de Bremen, en la edad Media, por este camino, conducían a los cerdos a la estación central.

sogestrasse-o-la-calle-de-las-cerdas-bremen-en-navidad

Continuando por esta calle nos adentramos en el corazón de Bremen y llegamos a la plaza del ayuntamiento.

 

  • Rathaus Platz.

Aquí encontramos el primer mercadillos y el contraste entre los edificios, el ayuntamiento y la decoración navideña fue como haber ingresado, de repente, en uno de esos cuentos, cuentos como el de “los músicos de Bremen” del que tenemos una estatua justo en la esquina de este ayuntamiento.

markt-plazt-bremen-en-navidad-2

markt-plazt-bremen-en-navidad-3

markt-plazt-bremen-en-navidad

rolando-bremen-en-navidad

En esta misma plaza, la llamada plaza del mercado de Bremen, encontramos una enorme estatua: Rolando. En el año 2004, esta estatua, junto con el precioso edificio del ayuntamiento, fueron declaradas patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La estatua de Rolando representa la libertad, la independencia y el orgullo de la ciudad de Bremen.

los-musicos-de-bremen-2

El frío nos empezaba a calar hasta los huesos así que era hora de tomar un respiro y entrar en algún local. Escogimos para ello la cercana chocolatería:

 

  • Chocolates Hachez.

Un buen sitio para entrar en calor mientras observas lo que al final acabarás comprando, algunos de los chocolates más suculentos de Alemania. No nos pudimos contener y compramos, vaya si compramos, del rico cocholate. Además, en Navidad, con los famosos almanaques de adviento, las figuritas, los surtidos ya preparados para regalar, no hay quien no acabe picando.

 

  • Böttcherstrasse.

En esta pequeña calle vivían los toneleros en la edad media, un pequeño pasadizo nos conduce a ella.

bottcherstrasse-bremen-en-navidad-2

musicos-de-bremen-en-bottcherstrasse-bremen-en-navidad

bottcherstrasse-bremen-en-navidad

bremen-en-navidad-2

bremen-en-navidad

Aquí encontramos algo de obligada visita en Bremen: Su carrillon.

 

  • El carrillón de Bremen.

30 campanas de porcelana Meissen que durante el invierno resuenan a las 12:00, a las 15:00 y a las 18:00. Al mismo tiempo y durante los 15 minutos que dura, la torre del lado izquierdo se abre dando lugar a una sucesión de 10 paneles de madera donde se muestran imágenes marinas del viaje a América de los primeros aventureros.

carrillon-de-bremen-en-navidad

  • Sankt Martini Kirche.

Al salir de la estrecha calle te das de bruces con la Iglesia de Sankt Martini

 

  • Barrio Schnoor.

Es otra de las obligadas visitas en Bremen. Pasear por el barrio más antiguo de la ciudad, donde encontraremos estrechas casas de colores de los siglos XV y XVI. Lo mejor que hay que hacer en este barrio es perderse por sus estrechas y empedradas calles; y disfrutar de bares y tiendas con encanto. En este barrio invertimos mucho de nuestro tiempo en Bremen.

schnoor-bremen-en-navidad-2

schnoor-bremen-en-navidad

 

  • Ostertorsteinweg

Este barrio delimita con las antiguas murallas de la ciudad. Antiguamente fue el lugar alrededor del cual se establecieron muchos comerciantes durante el S. XIX. Hoy en día es un lugar muy cosmopolita, con gran número de museos. A mi entender, una zona que me dejó bastante indiferente y que se podría considerar prescindible.

ostertorsteinweg-bremen-en-navidad-2

ostertorsteinweg-bremen-en-navidad-3

ostertorsteinweg-bremen-en-navidad-4

ostertorsteinweg-bremen-en-navidad

  • Catedral de San Pedro

Lo más interesante de esta catedral gótica del siglo XIII, son sus dos criptas, donde se encuentran casi en perfecto estado de conservación, los cuerpos de 90 obispos y  arzobispos. Desde una de sus torres se obtienen una de las mejores vistas de la ciudad.

catedral-de-san-pedro-bremen-en-navidad

Llegado a este punto de nuestro paseo por Bremen era hora de comer y nada mejor que probar un sitio con encanto y con mucha historia.

 

¿Dónde comer en Bremen?

 

Si visitas Bremen no dejes de pasar por el restaurante situado en los bajos del ayuntamiento: Bremen Ratskeller. Se trata de una bodega con más de 600 años de antigüedad que además de ser en si mismo un propio museo, se sirven platos típicos de buena calidad. No solo disfrutamos muchísimo del ambiente cálido del sitio, la decoración es fantástica, tienen más de 600 vinos y comimos de maravilla. No solo es un restaurante turísitico, es un restaurante de calidad.

 

Si queréis probar otros sitios, y aunque nosotros no tuvimos el gusto de hacerlo aunque si los llevábamos anotados por lo distintos que son, os podemos recomendar: Comturei, un auténtico restaurante medieval donde te servirán los platos en recipientes de madera.

Schüttinger Gasthausbrauerei, lugar donde elaboran su propia cerveza, tiene tambien una decoración estilo medieval y Ständige Vertretung im Flett Bremen, situado a los pies del Carrillón de Bremen y aunque se dice que no destaca por su comida sí que se recomienda, al menos, tomar una cerveza.

 

Bremen en Navidad visto de noche.

 

Cuando la luz del sol cae, la noche cubre la ciudad, se enciende todo el encanto navideño de Bremen. Miles de luces adornando cada edificio, los mercadillos adquieren un mayor valor y la ciudad se envuelve en los típicos villancicos que hacen que el lugar tenga aún mayor imagen de cuento. Es el mejor momento para dar un paseo, un largo paseo y descubrir una ciudad diferente.

  • Mercadillo de la plaza del ayuntamiento o Markt Plazt.

markt-plazt-bremen-en-navidad-4

markt-plazt-bremen-en-navidad-6

markt-plazt-bremen-en-navidad

  • Mercadillo Schlachte:

Mercadillo situado en la Ribera del río Weser y el segundo por importancia después del principal. Aquí podemos encontrar productos artesanos como orujos, cestas, jersey tejidos a mano. El mercado es más animado aún que el del centro de la ciudad, ya que aquí hay juegos, malabares, … y está quizá más enfocado para los niños.

mercadillo-mercadillo-schlachte-bremen-en-navidad

Ya sabes, si no tienes un destino claro para este año en Navidad, quizá Hamburgo y Bremen puedan ser tu destino elegido.

 

Os dejo un pequeño video que grabamos para despedirnos de la ciudad:

 

Dejar un comentario