Chichen Itza e Izamal

Publicado en: América, México | 2

Visitar Chichen Itzá en solitario, sin las hordas de turistas que se agolpan alrededor de Kukulkan cuando llegan a las 10 de la mañana y es por ello que habíamos dormido en las cercanías del parque arqueológico, con intención de estar, a la apertura de puertas, los primeros para entrar. Y lo conseguimos.

chichen itza portada

Tras el madrugón y dejando el desayuno en nuestro hotel de Chichen Itzá para la vuelta, nos dirigimos a la entrada del parque. A esas horas no había nadie en el aparcamiento, así que dejamos el coche casi junto a la puerta. Sí que había ya algunas personas para sacar la entrada y nos pusimos a la cola. Las taquillas no abren tampoco antes de las 8 pero como estábamos bastante al principio de la misma nos dio un poco igual. A las 8 en punto de la mañana abren las taquillas y tras pagar nuestra entrada nos dirigimos velozmente hacia Kukulkan, el principal  y más conocido templo de Chichen Itzá.

 

Visita a Chichen Itzá a primera hora.

 

Efectivamente, no nos equivocamos, vimos Chichen Itzá totalmente en solitario y por ello en nuestras fotos no se ve gente. Estar aquí, frente al templo, sin una sola persona fue algo único. Aquí y así, sí que te puedes teletrasportar a otros tiempos, tiempos de mayas y visualizar como sería esto por aquel entonces. No lo conseguí fielmente, estoy segura, pero al menos estar allí, frente a la pirámide, y sin nadie más, fue perfecto y lo volvería a hacer así.

 

chichen itza yucatan mexico (1)

chichen itza yucatan mexico (2)

chichen itza yucatan mexico (3)

 

La primera vez que visité Chichen Itzá, allá por el año 2006, cuando ya no se podía acceder al templo, ni subirlo, la cantidad de gente que vi aquí hacía que todo desluciera mucho. Recordaba estar rodeada de gente, era el mayor recuerdo que tenía de Chichen Itzá y no quería mantener este recuerdo por un segundo más. Ahora, he regresado a casa con un recuerdo muy distinto, el de estar a solas en Chichen Itzá.

chichen itza yucatan mexico (5)

chichen itza yucatan mexico (6)

chichen itza yucatan mexico (7)

Aquí, en Kukulkan, se puede observar durante los equinoccios de marzo y septiembre, como una serpiente, formada por los efectos de luces y sombras, desciende por la escalinata. Creo que es algo maravilloso de ver, pero, tendremos que volver en esas fechas. Por el momento nos conformábamos con dar palmadas delante de la estructura a fin de que, al devolvernos el eco, sonasen determinados sonidos que os van a encantar. No diré más para que sea una sorpresa. De esto sí que no me acordaba para nada, seguramente porque en aquella ocasión anterior, el que hubiese tanta gente en el recinto hizo que solo me quedase con esos vagos recuerdos y del resto mi mente no se acordase de nada.

chichen itza yucatan mexico (8)

chichen itza yucatan mexico (9)

chichen itza yucatan mexico (10)

Otra notable diferencia que encontré entre las dos visitas, la de 2006 y esta del 2017, fue que pese a que en 2006 ya no se podía subir a Kukulkan, sí que te podías acercar, sí que la podías tocar, pero ahora tiene un cordón prohibiendo el paso todo alrededor. Tampoco te puedes subir a otras estructuras en las que, por aquel entonces, sí que se podía hacer: como por ejemplo en el Observatorio, o en la zona de columnas.

La visita, francamente, fue ideal hacerla así y cuando a las 10 de la mañana salíamos por la puerta, la cantidad de gente que vimos entrar era impresionante.

 

chichen itza yucatan mexico (15)
El conservado y enorme centro del juego de la pelota

 

chichen itza yucatan mexico (13)
Centro del juego de la pelota de chichen Itza.

chichen itza yucatan mexico (17)

chichen itza yucatan mexico (16)

chichen itza yucatan mexico (14)

chichen itza yucatan mexico (12)

Aprovechamos nuestra visita a Chichen Itzá para hacer algunas compras. Esto también lo recordaba perfectamente de mi visita anterior, ya que es difícil olvidarse de que dentro de un recinto arqueológico exista un mercado de recuerdos y artesanías. Pues sí, lo hay, y además puedo decir que compramos muchas cosas chulas y a buen precio.

 

A las 10 de la mañana salíamos del recinto muy contentos con la visita, y además felices porque no solo lo habíamos visto en soledad, sino que el madrugón nos permitía, que a las 10 de la mañana nos quedase un día entero disponible para hacer otras cosas. ¿Y que hicimos? Pues tomárnoslo con mucha tranquilidad, regresar al hotel y desayunar tranquilamente. Habíamos decidido no desayunar antes de ir por dos razones: por no perder tiempo antes de la visita y porque cuando estoy de vacaciones me gusta disfrutar mucho de esta parte del día, del desayuno, algo que no puedo hacer en mi día a día, y por tanto prefería dejarlo para la vuelta y disfrutar, como me gusta, de un buen desayuno.

desayuno chichen itza

Tras el desayuno, recogimos nuestras cosas y pusimos rumbo a un cenote, el Ik Kill, que está muy cerca del parque arqueológico de Chichen Itzá.

 

Cenote Ik Kill, Chichen Itza.

 

Allí estuvimos largo rato, mientras Rubén se pegaba un baño (ya sabéis que a mí me dan muy mal rollo los cenotes y lo que hice fue esperar a que Rubén saliese mientras contemplaba el gran agujero con el agua tan transparente y fría. Esta vez, a diferencia de lo que nos pasó en los cenotes de Ek Balam, no encontré a nadie con quien dialogar y es que aquí, en Ik Kill, había mucha más gente.

 

cenote ik kill yucatan mexico chichen itza (1)

cenote ik kill yucatan mexico chichen itza (2)

cenote ik kill yucatan mexico chichen itza (3)

Queríamos llegar a comer a Izamal, y por tanto salimos lo más rápido posible hacia allí. Nos quedaban por delante unos 75 kilómetros y una hora de viaje.

 

Visita a Izamal, pueblo mágico.

izamal pueblo magico yucatan mexico (2)

Al llegar a Izamal tenía claro que quería comer en Kinich, un restaurante que es referencia gastronómica de comida yucateca. Había leído tantas buenas referencias sobre la cochinita pibil de este restaurante que tenía claro que no podía comer en otro sitio. Y desde luego no me defraudó.

Yo, como no, comí la cochinita pibil, y puedo decir que nunca había comido un cerdo tan rico en mi vida. Aquello estaba delicioso, tan suave, tan tierno… se nota que no solo está hecho despacio, sino que mantienen la tradición y se hace bajo tierra.

comida knich izamal mexico (1)

comida knich izamal mexico (2)

Rubén comió unos Salbutes Mixtos y lo completamos todo con limonada, horchata y cerveza, sin que faltasen los nachos. Todo ello por 352 pesos (unos 16.75 euros muy bien invertidos).

Mientras comíamos cayó una buena tormenta. Resguardados en el restaurante agradecimos haber decidido comer un poco antes de nuestra hora normal para hacerlo, porque nos libramos de una buena mojadura. Solo esperábamos que parase de llover y nos permitiese dar un paseo por este pueblo, reconocido como uno de los “Pueblos mágicos” de México.

Y efectivamente dejó de llover y salió el sol. Y nos fuimos a pasear por este pueblo amarillo y blanco. Izamal se pintó en estos colores, los colores vaticanos, cuando el papa Juan Pablo II visitó Izamal en el año 92.

izamal pueblo magico yucatan mexico (1)

izamal pueblo magico yucatan mexico (3)

izamal pueblo magico yucatan mexico (4)

Llegamos al gran atrio del Ex Convento de San Antonio de Padua por uno de sus laterales. Este gran atrio es el de mayor tamaño de América Latina. Un paseo por el centro, un descanso bajo las sombras de los soportales, y un largo paseo por el pueblo fue lo único que hicimos en Izamal. Y por supuesto subir a la pirámide Kinich Kakmó desde donde teníamos una vista panorámica del pueblo.

izamal pueblo magico yucatan mexico (6)

izamal pueblo magico yucatan mexico (7)

izamal pueblo magico yucatan mexico (8)

Esto fue lo que dio de sí nuestro día, ya que tras la visita a Izamal continuamos el camino hacia Mérida, donde no queríamos llegar de noche y no lo hicimos. Mérida ya es una gran ciudad y por tanto había que extremar precauciones con la conducción. Llegamos al hotel si ningún problema, lo aparcamos en el parking, hicimos el check in y, ¡listo!, estábamos preparados para salir a pasear por la ciudad.

Mi intención era llevar a Rubén a cenar a un sitio muy especial, pero después de la comida que habíamos hecho hoy no teníamos mucha hambre y decidí dejarlo mejor para el día siguiente. Tras dar un paseo por la zona, localizar el restaurante para el día siguiente, darnos cuenta de la cantidad de casas coloniales y de mucho dinero que hay en México, decidimos parar a tomar algo en un local que tenía muy buen ambiente. Y claro, aunque no teníamos mucha hambre acabamos picando algo.

Dimos por concluido el día y nos fuimos a dormir. Queríamos madrugar mucho para ir a una nueva zona, pero eso sería al día siguiente.

Gastos del dia por persona:

  • Desayuno en el hotel: 135 pesos (6.75 euros)
  • Entrada Chichen Itza: 242 pesos (12.1 euros)
  • Agua: 17.5 pesos (0.87 euros)
  • Cenote Ik Kil: 160 pesos (8 euros)
  • Comida en Knich: 176.5 pesos (8.82 euros)
  • Autopista: 95 pesos, es decir 47.5 pesos (2.37 euros)
  • Gasolina: 250 pesos (12.5 eruos)
  • Cena: 121.5 pesos (6.07 euros)

Total por persona: 57.48 euros.

 


Si quieres que te presupuestemos un road trip por Yucatán, y que te ayudemos a preparar tu viaje,no dudes en ponerte en contacto con nosotros:
info@viajescallejeandoporelmundo.com.
Estaremos encantados de ser participes de que tu sueño mexicano se haga realidad.
Viajes Callejeando por el Mundo

 

Si quieres leer el diario completo: Road Trip por Yucatán en 15 días.

2 Comentarios

  1. Libreta Viajera
    | Responder

    Desde luego que viaje tan bonito. Esta etapa me ha traido muchos buenos recuerdos: los cenotes, la cochinita pibil, Izamal y por supuesto madrugar para ver Chichen Itza solos es la mejor decisión que pudimos tomar.
    Preciosas fotos, chicos.
    Un abrazo

    • Maria Garcia
      | Responder

      Muchas gracias guapa! Muchas gracias por el comentario y porque me has servido de inspiración viajera.

      Abrazotes!

Dejar un comentario