Día 12: A Yosemite por Tioga Pass.

Publicado en: Sin categoría | 8
Lunes, 29 de Mayo de 2012.
Por fin hoy íbamos a llegar a Yosemite y lo íbamos a hacer por el Tioga Pass. Con lo que yo había rezado para que llegara este momento  y no tuviera que poner en marcha el Plan B de pasar por el Sur y llegar a Yosemite por el Oeste. Al final mis ruegos hicieron efecto y poco antes de salir, el Tioga Pass abre sus puertas y nos permite poder entrar.
Pues allá vamos. Primero desayunamos en el hotel, que como muchos en los que estuvimos que tenían el desayuno incluido éste lo tomabas en recepción. En este caso había también muy pocas mesas así que decidimos coger el desayuno e irnos a la habitación, que allí teníamos más sitio.
Por cierto, no os hablé del hotel. Era el Mammonth Lake Travellodge. El hotel correcto sin mucho más pero el personal muy amable.
Cogemos el coche y antes de nada, a respostar porque viendo el precio que tenía la gasolina en Death Valley (5.9 $ el galón) pues mejor no arriesgar y repostar antes de entrar.
Salimos de Mammonth Lake y cogemos la carretera que nos llevará a Yosemite. Al poco de entrar ya vamos percibiendo lo que nos espera. 
Primera parada: Ellery Lake. Bueno, primera es un decir porque ya habíamos hecho alguna parada cortita antes de llegar aquí. El entorno invita a ello. A continuación el Tioga Lake
Y es que si hay sitios bonitos en la Costa Oeste de los Estados Unidos, sin lugar a dudas este es el punto en el que piensas en las palabras a utilizar para describirlo y no las encuentras. Y más vale que la frase “vale más una imagen que mil palabras” sea correcta, porque en este caso escoger palabras es difícil así que mejor voy poniendo imágenes.
Empezamos a ver nieve. En 24 horas pasamos del calor de Death Valley a la nieve en Yosemite. Si es que este viaje es un viaje de contrastes.
Nos encontramos con un pequeño atasco a la entrada del parque pero nada destacable y menos con el entorno en el que estábamos.

Cada vez las paradas son más frecuentes. Las imágenes que nos brinda Yosemite y Dana Meadows son para quitar la respiración. 

Después de hacer una parada a los pies de Lembert Dome llegamos por fin a las praderas de Toulumme Meadows.
Y aquí otro sitio para perderse, para disfrutar, para no hablar y solo contemplar. 
Siguiente parada inolvidable: el Tenaya Lake. Momento para disfrutar en silencio.

Olmsted Point. La vista desde aquí es magnífica. Desde aquí divisamos por primera vez el Half Dome. Aquí es un lugar perfecto para sacar mil fotos. Hasta vimos un pequeño amiguito.

Alguna parada más, algunas imágenes inolvidables más antes de llegar al Valle. 

Ahora si que nos vamos directamente al Valle de Yosemite y aquí la primera parada ya es para quitar el hipo.
Bridalveil Falls. Por fin pudimos comprobar que las cascadas de Yosemite SI tenían agua.

El viento impedía que pudiéramos sacar fotos con comodidad y acabamos empapados.
Seguimos recorriendo el Valle, parando a cada momento y disfrutando de cada paso. 
Vamos hacia el Curry Village. Era ya la hora de comer así que decidimos comer aquí mismo. Hicimos el checking: nos costó bastante hacerlo ya que por algo que no consigo entender no localizaban la reserva, pero después de mucho tiempo al fin, ahí estaba,  localizamos la cabaña, dejamos las maletas y vamos a comer. Comimos en la pizzería del Curry. Todo buenísimo y muy abundante. 
Seguimos de paseo por el Valle. Ahora ya apetecía quitarse el jersey. La temperatura era muy agradable e invitaba a pasear y a disfrutar.

Seguimos el camino directos a Glacier Point. Sabíamos que nos iba a llevar bastante tiempo y además queríamos parar antes tanto en Tunnel View, como en Talf Point para hacer un trail, por lo que no podíamos perder mucho tiempo más.
Tunnel View: el mirador de las típicas fotos de Yosemite, que nos brinda una magnifica visión del Valle, El Capitán, Half Dome y Bridalveil Falls.

Antes de llegar a Glacier Point, paramos en el inicio del pequeño trail que nos llevará a Taft Point, una visita que para mi debe ser imprescindible.

Tras un pequeño paseo por el bosque, se abre ante nosotros un autentico espectáculo: El gran precipicio de Taft Point. 

Mi hermano y Paula

Ese puntito soy yo

Y ese puntito es Rubén.

Bastante rato estuvimos disfrutando de estas vistas, y ya cuando empezaba a caer el sol salimos para: Glacier Point.


Después de un día tan intenso, con tantas imágenes en la cabeza, damos por concluido el día. Ahora teníamos que volver al Curry, intentar conseguir que nada de lo que dejáramos dentro de la cabaña oliera a nada, evitando así la presencia de los osos, que son muy monos pero no teníamos ganas de tener que enfrentarnos a uno de ellos. Llegamos a la cabaña y… me doy cuenta de que eso no es lo que yo había reservado, no tenía calefacción (imprescindible en la fecha en la que estamos) y no era de pladur (algo que también era necesario para paliar el pánico que tenía Paula a dormir aquí; fue una de las condiciones, reservar una cabaña de pladur, y no  lo era). Así que nos dirigimos de nuevo a recepción, y nuevo problema. Si por la mañana no encontraban la reserva ahora decían que la reserva era de una cabaña normal y no de pladur, pero claro, yo tenía mi reserva de hoteles.com en papel y ponía claramente “cabaña con calefacción” así que eso era lo que quería. La chica que nos atendió, que ni idea de español y no conseguía entender lo que ponía el papel de la reserva, al final no le quedó otra que llamar a su jefe que era hispano. Él nos dijo que evidentemente la reserva ponía eso, pero que hotels había reservado una cabaña normal, no obstante nos iban a dar una cabaña climatizada y después ellos les cobrarían a hoteles.com la diferencia, eso si, nos dijo que estuviéramos al tanto para que hoteles.com no nos cobrara a nosotros esa diferencia. Pero nunca lo hicieron, evidentemente yo tenía mi reserva hecha en una cabaña de pladur y eso era lo que quería.

Con todo el lío nos dieron las 9:30 de la noche y como no queríamos quedarnos sin cenar, antes de cambiarnos de habitación fuimos a cenar, de nuevo a la pizzería que era la única que cerraba a las 10.

El problema lo tuvimos a la hora de cambiarnos de cabaña. La que teníamos de mano la teníamos localizada pero claro, cambiarnos de cabaña en medio de la noche cerrada, sin una sola luz, con los osos amenazantes (esto en nuestra imaginación, claro) fue un poco complicado. Creía que el Curry Village tenía muy pocas cabañas porque es complicado reserbar ya que siempre está lleno, pero lo cierto es que había muchísimas cabañas desperdigadas por el bosque y para centrarse, pues un poco complicado. Arrastramos la maleta por esos caminos, dejando los surcos de las ruedas marcadas.

Al final conseguimos encontrarla. Metemos casi todo en la caja fuerte contra osos (cualquiera se arriesga a que te quede una pequeña crema, o un lápiz de labios en el bolso, o cualquier cosa que tenga olor. Que obsesión con todo). A pesar de tener calefacción la apagan por la noche con lo que da igual que la tengas o no, pasamos frío. Yo a mitad de noche me levanté a por el polar y lo puse encima del pijama. Yo ya no paso más frío.

Y menuda noche, porque cualquiera se levanta al baño. Claro, quien sabe donde están los baños con el descontrol que había. Y por otro lado, cualquiera se levanta en medio de la noche cerrada , sin ningún tipo de iluminación y dedicarte a buscar un baño. No, no, y no. A pasar ganas.

Así que en cuanto amanece directos al baño. Y amaneció con el dulce gritar de los niños que se levantaban al alba para empezar a explorar. Que gran despertar, eso si, el entorno totalmente idílico.

Sueños, Yosemite encanto natural, de Chavetas.
Los mejores paisajes de Yosemite, de Mindful Travel by Sara.

____________________________________________________
  • COSTA OESTE DE EEUU 2012
         Despedida: Nos vamos a la Costa Oeste. 
         A la vuelta; Gran Costa Oeste
         Mi guia costa Oeste. Para descargar.
         Día 1: Los Vuelos. Lo mejor está por llegar.
         Día 2: Los Ángeles, Hoollywood, el cartel, El pueblo, la NBA.
         Día 3: Los Ángeles. Downtown, Malibu, Santa Mónica, Observatorio Griffith
         Día 4: En ruta: De los Ángeles a Williams.
         Día 5: Sobrevolando el Gran Cañón.
         Día 6: Del Gran Cañón a Monumet Valley.
         Día 7: Antelope Canyon, Horseshoe Bend
         Día 8: Bryce Canyon y Zión.
         Día 9: Las Vegas (I)
         Día 10: Las Vegas (II)
         Día 11: De Las Vegas a Mammonth Lake: Death Valley
         Día 12: Tioga Pass: Yosemite
         Día 13: Yosemite y Mariposa Grove
         Día 14: San Francisco: Sausalito, Tiburón, Point Reyes
         Día 15: San Francisco (I)
         Día 16: San Francisco (II)
         Día 17: San Francisco (III)
         Día 18 y 19: El regreso a casa.
         Ruta de Los Famosos  – Los Ángeles. Para descargar
         Recuerdos del Far West. (Dos meses después)
  iati seguros callejeando por el mundo

8 Comentarios

  1. Miriam
    | Responder

    Buenísima esta etapa. Me ha encantado!!

    Es verdad que Yosemite es una gozada, un lugar para quedarse una semana entera paseando y disfrutando de la naturaleza.
    Quien pudiera!!!

    • Maria Garcia
      | Responder

      Uf, Miriam si supieras el tiempo que me ha llevado hacerla. Es que no me decidía con las fotos. Al final las he escogido al azar porque me liaba y me gustaban todas.

      Gracias.

    • Anónimo
      | Responder

      De verdad, Yosemite es una maravilla, es para quedarse alli unos cuantos días para podr disfrutar de verdad, yo tampoco estuve mucho tiempo, pero me encantó. Es una maravilla

  2. Angeluskiella
    | Responder

    Que pasada. Que envidia. Que lugares mas bellos. Que fotos mas lindas.
    Te sigo! Y te voy a leer más entradas 🙂
    Besos.

    • Maria Garcia
      | Responder

      Muchísimas gracias por leerme y seguirme. Además estamos cerquita 😉 En nuestra Asturias querida.

  3. MARDANI
    | Responder

    Me alegro muchisimo de que al final el tioga estuviera abierto. La verdad que esa zona es una pasada. Acabo de llegar y que recuerdos:)
    Besos
    Marta

  4. Maria Garcia
    | Responder

    uff, si, te acuerdas la alegría que llevé ya cuando abrió el Glacier Point y ya después cuando abrió el Tioga. No me podía contener de la emoción.

    Besos.

  5. Ruy Sarabia
    | Responder

    Qué pasada. Yosemite. Gracias por el post. Menos mal que no aparecieron los osos.

Dejar un comentario