Lago Manyara, Tanzania

Publicado en: Africa, Tanzania | 0

Empezaba un  nuevo día en Tanzania, los días de safari iban causando estragos y el cansancio se hacía notar, pero estábamos emocionados, porque solo quedaba un día para la visita a otro de los lugares incomparables del mundo: el cráter del Ngorongoro, y antes de esto, la visita al Lago Manyara.

lago manyara portada

El área de Conservación del Ngorongoro tiene unas horas muy estrictas de entrada y salida, eso unido al tiempo que tardas en entrar y salir de la reserva hace que, lo habitual y más recomendable, sea hacer la primera noche lo más cerca posible del parque. Es por ello que nosotros elegimos dormir en el mismo cráter del Ngorongoro, con unas vistas espectaculares, pero eso, ya os lo contaré más adelante.

 

Queda un día antes de disfrutar del Ngorongoro, y este día, en nuestro camino hacia el cráter, visitaríamos el parque Nacional del Lago Manyara. En el planning del viaje que nos había hecho la agencia, incluía comer en uno de los lodge que hay en las cercanías del lago: Manyara Wildlife Safari Camp. George nos explicó, como cada día, el planning de ese día y nos dijo que en su opinión era mejor llevar un picnic para comer dentro del parque y evitar tener que entrar y salir para comer. Claro, aceptamos, ya que entendemos que si él que es quien conoce el parque nos recomienda hacerlo así por algo será, así que antes de entrar pasamos por el Manyara Wildlife Safari Camp a recoger nuestro picnic para el camino. Con esto podíamos ahorrar mucho tiempo lo que nos permitía además poder hacer un safari más y poder disfrutar de los animales saliendo del parque nacional Tarangire.

 

Safari en Tarangire, saliendo del parque.

 

En nuestro camino de vuelta a la entrada del parque fuimos parando y haciendo fotografías a todo aquello que se movía. A estas horas de la mañana la luz era magnífica y los animales estaban por todos lados. Se notaba mucho que aquí, en Tarangire, había comida y agua, porque allá donde ponías tu vista, ahí encontrabas animales. No sé si fue por la luz, si fue por la alta actividad de los animales a esta hora de la mañana o porqué, pero el parque me estaba gustando mucho más que el día anterior y eso que el día anterior ya me había gustado mucho. Volvemos a ver cebras, búfalos, leones (aunque como el día anterior los vimos en la distancia) elefantes y tortugas, además de muchos pájaros y especies que ahora mismo no os podría decir ni que eran.

tarangire national park safari de mañana tanzania (1)

tarangire national park safari de mañana tanzania (2)

tarangire national park safari de mañana tanzania (3)

tarangire national park safari de mañana tanzania (4)

tarangire national park safari de mañana tanzania (5)

tarangire national park safari de mañana tanzania (6)

tarangire national park safari de mañana tanzania (7)

tarangire national park safari de mañana tanzania (8)

tarangire national park safari de mañana tanzania (9)

Abandonamos Tarangire muy contentos con la visita, con lo que nos había ofrecido, con los espectaculares baobabs del parque, con la cantidad de animales que habíamos visto y con el bonito hotel en el que nos habíamos alojado, pero era hora de emprender el rumbo hacia el Lago Manyara.

 

Por el camino y como siempre, me iba maravillando con todo lo que veía, con el colorido de la ropa de la gente. George pasaba despacio por cada población para que fuésemos viendo como vivan y para mí esto era una gozada. Pasamos por pueblos con mercados donde la actividad era enorme y pasamos por poblados masai donde vimos la diferencia con las casas de los masai que habíamos visto en Kenia. Realmente el viaje era una maravilla.

lago manyara vida cotidiana tanzania (1)

lago manyara vida cotidiana tanzania (2)

lago manyara vida cotidiana tanzania (3)

 

Antes de acceder al Lago Manyara pasamos por el Manyara Wildlife Safari Camp a recoger nuestro picnic para el camino. George ya se había encargado de llamar para que nos lo tuviesen preparado.

 

 

Desde aquí, desde la piscina de este hotel, contemplamos unas bonitas vistas del lago, lago que tenía bastante agua y que con el color de la vegetación y el cielo reflejado, hacía que pareciese un enorme manto blanco. Esta imagen será para nosotros también inolvidable. El comer de picnic nos permitió aprovechar mucho el día, y puesto que no teníamos que salir del parque Lago Manyara a comer pudimos empezar el día con un safari mientras salíamos por Tarangire.

 

Safari en Parque Nacional Lago Manyara, Tanzania.

 

Accedimos al Parque Nacional del Lago Manyara, el parque nacional más pequeño de Tanzania, situado en el fondo del Valle del Rift. A pesar de este pequeño tamaño, 330 kilómetros cuadrados (pero con un lago que ocupa más del 60 % de su superficie) posee ambientes muy diferentes. Nada más entrar en el parque vemos un bosque frondoso donde habitan poblaciones enormes de babuinos y monos de distintas especies.

 

Llegamos a Manyara con la ilusión de ver algún leopardo o de presenciar la rara costumbre de ver un león subido a un árbol. Debido a la alta humedad del suelo del lago Manyara y de la presencia de numerosos insectos, los leones han adquirido la costumbre de subirse a las ramas de los árboles. Os lo digo desde ya, no fuimos capaces de ver ninguno y es que aunque lo intentamos con todas nuestras fuerzas e invertimos mucho tiempo en ello, no tuvimos esa suerte. Nos fuimos de Manyara sin ver ningún león y sin ver ningún leopardo. Eso sí, nos cansamos de ver jirafas y aves, muchas aves, ya que aquí, en Manyara, habitan más de 350 especies.

safari lago manyara tanzania (4)

safari lago manyara tanzania (3)

safari lago manyara tanzania (1)

Dejamos la zona arbolada, donde vimos montones de monos y babuinos, y nos dirigimos a la planicie del lago Manyara, donde el entorno era muy distinto. Antes de introducirnos en la zona de inundaciones, desviamos nuestro rumbo y nos fuimos a buscar un buen sitio donde comer. Un sitio que tuviese unas buenas vistas y desde aquí, desde la altitud que nos proporcionaba este mirador, comimos como reyes.

safari lago manyara tanzania (5)

Tras la comida pusimos rumbo al lago donde nos maravillamos viendo tanta jirafa, alguna notó nuestra presencia y empezó a caminar hacia nuestra posición, pero antes de que estuviese demasiado cerca, giró y se fue con sus compañeras.

safari lago manyara tanzania (7)

safari lago manyara tanzania (8)

safari lago manyara tanzania (9)

safari lago manyara tanzania (10)

safari lago manyara tanzania (11)

safari lago manyara tanzania (12)

Si me preguntáis por el mejor recuerdo, aquello que se me viene a la cabeza cuando pienso en el lago Manyara, lo tengo claro.

Cuando llegamos a las charcas y visualizamos los hipopótamos (está claro que en un sitio con tanta agua tenían que estar ello, los grandes hipopótamos) ocurrió algo mágico.

safari lago manyara tanzania (15)

Tras unas fotos nos fuimos a un mirador. Uno de esos sitios que son los únicos puntos donde te permiten bajarte del coche. Allí nos encontrábamos sacando fotos por todos los lados,  a la inmensidad del lago, a la cantidad de aves que había por todos lados, a los hipopótamos, a las cebras… cuando de repente pasó algo. Un hipopótamo, el más cercano que se encontraba del punto en el que estábamos, un hipopótamo solitario bostezó, se desperezó y se puso en pie. Ya eso era algo que no habíamos visto hasta la fecha, no habíamos visto ningún hipopótamo de pie así que estábamos muy emocionados. Pero el hipopótamo hizo algo impredecible, se puso a caminar en la dirección en la que estábamos, salió del agua y se paseó por delante de nosotros. Pasó al lado de nuestro coche, se paseó por delante y se metió en otra charca cercana. La emoción que vivimos en ese momento es difícil de explicar. Por un lado te sientes agradecido por estar viviendo esto, por otro lado sientes que tu corazón late con fuerza, no sabes lo que puede hacer el hipopótamo, ese que es una de las especies que más muertes causan en  África, así que el cúmulo de sensaciones era increíble. En este momento supimos que nos podíamos ir del Lago Manyara totalmente satisfechos. Nos había mostrado una imagen muy distinta, en muchos aspectos, pero sobre todo nos había mostrado un hipopótamo tan cerca de nosotros, fuera del agua y caminando, algo que suele ser muy poco habitual.

safari lago manyara tanzania (18)

safari lago manyara tanzania (19)

safari lago manyara tanzania (20)

safari lago manyara tanzania (21)

Tras esta subida de adrenalina nos subimos al coche y pusimos rumbo a  la zona arbolada con la intención de buscar un león o un leopardo, pero esta vez no hubo suerte, así que como se nos estaba haciendo tarde decidimos abortar la operación y continuar nuestro camino hacia el área de conservación del Nogorongoro.

 

Os dejo unas fotos del lago Manyara:

safari lago manyara tanzania (13)

safari lago manyara tanzania (14)

safari lago manyara tanzania (16)

safari lago manyara tanzania (17)

safari lago manyara tanzania (22)

safari lago manyara tanzania (24)

safari lago manyara tanzania (28)

safari lago manyara tanzania (29)

 

Entrada en el Área de Conservación del Ngorongoro.

 

Mientras George iba a pagar la entrada al parque nosotros nos quedamos observando como los monos que había en la entrada intentaban colarse por cualquier rincón, así que tuvimos que cerrar todas las ventanillas y seguir observando como querían entrar a toda costa. Nos reímos un rato con ellos.

Empezamos a ascender por el cráter y cuando llegamos al mirador no me lo podía creer. La luz que había, el momento pre-puesta de sol, la imagen clara de que estábamos ante un cráter de grandes dimensiones y que se hacía evidente que era un cráter, fue un momento maravilloso.

ngorongoro vistas del crater tanzania (1)

ngorongoro vistas del crater tanzania (2)

vistas del crater del Ngorongoro tanzania

E igual de ideal fue el atardecer que vivimos en el borde del mismo cráter, desde nuestro hotel con vistas, el Sopa Lodge Ngorongoro, el que recomendamos totalmente y si le tenemos que poner alguna pega es que quizá el diseño de las habitaciones se queda un poco anticuado, pero lo que es el hotel es una maravilla, situado en un lugar único y con unas vistas que quitan la respiración.

ngorongoro sopa lodge (1)

Panorámica Ngorongoro Sopa Lodge

panoramica ngorongoro

puesta de sol ngorongoro sopa lodge tanzania (1)

puesta de sol ngorongoro sopa lodge tanzania (2)

Al igual que en el Sopa Lodge de Tarangire, el de Ngorongoro tenía poca gente alojada, por lo que los restaurantes no eran buffet si no a la carta y todo lo que comimos fue una maravilla exquisita. Ninguna pega que poner, todo lo contrario: a destacar la amabilidad de la gente, la extrema atención y el estar siempre preocupados por nuestro bienestar. Tras nuestro ya habitual cóctel del final del día nos vamos a dormir ya que teníamos que madrugar para acceder lo antes posible al cráter del Ngorongoro, donde pasaríamos el día entero.

 


Si quieres que te presupuestemos un safari por Kenia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros: info@viajescallejeandoporelmundo.com.
Estaremos encantados de ser participes de que tu sueño africano se haga realidad.

 

 

Si quieres leer el diario completo: 19 días en Kenia y Tanzania.

  iati seguros callejeando por el mundo

Dejar un comentario