Masai Mara y el rey leon

Publicado en: Africa, Kenia | 0

No hay un lugar en el mundo, donde mis ojos hayan estado, que sea tan alucinante como Masai Mara. En nuestro segundo día por el parque descubrimos, que aún en época de lluvias, la cantidad de animales que se pueden ver aquí difícilmente es comparable a nada de lo que haya visto hasta la fecha: leones, leopardos, guepardos, elefantes, jirafas, rinocerontes, cocodrilos, hipopótamos… esto es el paraiso animal y hoy os vamos a contar como vivimos el día, entre leones por Masai Mara.

 

 

Masai Mara y los 5 grandes.

 

Si hay un parque en Kenia donde tendrás casi asegurado ver a los 5 grandes, ese es Masai Mara. Aquí nosotros tuvimos la suerte de verlos: el león, el leopardo, el rinoceronte, el elefante y el búfalo africano. Como del búfalo ya os he enseñado fotos y del elefante veremos muchos en Amboseli, hoy nos centraremos en el león, el leopardo y el rinoceronte (por lo raro que es también encontrarlos), además de otras especies que pudimos ver este día.

 

Hoy no madrugamos tanto. Al ir a pasar el día entero en Masai Mara salimos un poco más tarde de lo que estábamos acostumbrados. Sabíamos que este día iba a ser muy emocionante y estábamos deseando ponernos en marcha.

 

Puntualmente David nos esperaba en el coche y sin perder tiempo salimos hacia el centro del parque. Hoy queríamos hacer un safari recorriendo Masai Mara hasta llegar al río Mara, el famoso río que atraviesa el parque y que es cruzado con miles de Ñus una vez al año durante la gran migración.

Nada más empezar el safari, ya nos llevamos una grata sorpresa. Nos encontramos con las primeras jirafas y aunque ya las habíamos visto el día anterior, siempre es un placer volver a verlas en libertad, tan tranquilas, con su caminar pausado e ignorando nuestra presencia.

jirafa masai mara kenia (2)

 

jirafa masai mara kenia (3)

jirafa masai mara kenia

Y muy cerca de ellas, los primeros leones del día:

 

El león de Masai Mara.

 

Es el rey de la sabana, aunque no nos podemos olvidar que durante muchos siglos deambulaban por toda Eurasia, hasta que, con la llegada del hombre blanco a África, cuando se hicieron muy habituales los safaris, la población de los mismos fue disminuyendo progresivamente y hoy en día existe solo un 75% de los que habitaban estas tierras a principios de los 90. Con la prohibición de este tipo de caza, y el nacimiento de los safaris fotográficos, la población de leones en África se está manteniendo, pero solo en las grandes reservas naturales.

 

La mayoría de las veces que te encuentras con un león, suele resultar bastante frustrante. Descansan durante 20 horas al día, y en las horas diurnas es bastante difícil encontrarlos activos, por lo que por regla general los encontrarás descansando a la sombra. Solo hay que tener paciencia, esperar y observar. Las sombras cambian de posición lo que les obligará a moverse. También tendrán que comer y beber, y aunque comer lo suelen hacer al atardecer y al amanecer, suelen beber durante el día y es común que se acerquen a algún río o charca cercana a beber. Así que con paciencia los verás moverse y puede que incluso les veas muy muy de cerca.

Los primeros leones del día fueron un grupo de machos jóvenes que descansaban a la sombra. Pero se acabaron moviendo y nos pasaron por delante de los coches.

 

leones descansando en masai mara kenia
Forma habitual en la que te encuentras los leones durante el día
leon masai mara kenia (6)
Al rato comienzan a moverse
leon masai mara kenia (6)
E incluso salen al sol
leon masai mara kenia (1)
Hasta que deciden ponerse en marcha
leon masai mara kenia (2)
Pasan entre los coches

leon masai mara kenia (3)

leon masai mara kenia (4)
E incluso te pasan al lado

 

leon masai mara kenia (5)
tan cerca que casi les podrías tocar

 

Estuvimos un largo rato en observación hasta que decidimos continuar el camino, aún quedaba mucho por ver.

Nuestra siguiente parada fue con otro felino.

 

El guepardo de Masai Mara.

 

No sería el único que veríamos este día, ni el que más cerca tuvimos, pero fue el primero y eso ya es mucho. El corazón se vuelva a acelerar. Tenemos un nuevo felino ante nosotros, algo que todavía no habíamos visto. Estábamos emocionados, observándolo. Esta vez no se movió salvo para cambiarse de posición, así que no pudimos verle muy de cerca. Nos estábamos acostumbrando mal.

Se trata del animal más veloz del planeta, así que tuvimos suerte que no echase a correr, ya que tarda unos 4 segundos en alcanzar, desde el estado de reposo, los 115 km/h que alcanza en carrera corta.

 

Suelen encontrarse en terrenos abiertos y es habitual, como veremos más adelante, encontrarles caminando por la llanura de la sabana africana.

En la actualidad, el guepardo, se le considera casi endémico de la zona subsahariana, en una población bastante reducida.

 

guepardo masai mara kenia (2)

guepardo masai mara kenia

 

Avestruz de Masai Mara

 

Estuvimos también un rato observandolas. No es un animal que quieras ver sí o sí, pero estando allí todo te llama la atención. Ver a la avestruz pastar, e incluso correr por la sabana fue otro de nuestros momentos de Masai Mara.

 

Son las aves más grandes del planeta llegando a alcanzar los 2 metros de altura y los 100 kg de peso.

 

avestruz masai mara kenia

avestruz masai mara kenia (2)

 

Los elefantes de Masai Mara

 

Esta vez no nos entretuvimos mucho con ellos ya que teníamos mucho que ver en el parque y tendríamos ocasión de disfrutar de los elefantes en Amboseli, así que, aunque estuvimos un rato contemplándolos mientras nuestro guía David, ayudaba a una furgoneta a salir del río en el que se había quedado atascado. Cualquier escusa es buena para poder observar animales con tranquilidad. elefantes masai mara (1)

 

elefantes masai mara (2)

elefantes masai mara (3)

elefantes en masai mara kenia

 

Los reyes de la sabana, la cacería del rey León.

 

La siguiente sorpresa excitante del viaje fue encontrarnos la gran comilona que se estaban pegando una familia de Leones. Normalmente las cacerías son realizadas por las leonas, que utilizan la técnica del silencio y el sigilo, para atrapar de improvisto a su presa. Una forma muy común, es que entre varias leonas acorralen a la presa y otra se encargue de dar el punto final a la cacería. Al banquete se unirán después el resto de la manada.

 

leones masai mara kenia banquete (1)

leones masai mara kenia banquete (2)

leones masai mara kenia banquete (2)

leones masai mara kenia banquete (4)

No os podéis imaginar la cantidad de leones que había aquí, pequeños, grandes… fue un momento especial y único de nuestro viaje y más porque estábamos tan cerca que casi les podíamos tocar. El momento fue maravilloso.

 

La hiena de Masai Mara.

 

Y ahí, tras un árbol, agachada, estaba ella… la hiena. Esperando encontrar algo que llevarse a la boca.

la hiena de masai mara

Existen dos tipos de hiena en esta zona, la hiena manchada (la de la foto) y la hiena rayada. Se trata del segundo gran predador de África.

Pero el momento león no quedaba aquí, todavía había muchos más que Masai Mara nos quería mostrar:

masai mara el rey leon (1)

masai mara el rey leon (2)

masai mara el rey leon (3)

 

Tras estos momentazos que habíamos vivido en Masai Mara, continuamos nuestro camino hasta el río Mara. Considerabamos que ya estábamos más que satisfechos con lo que nos había ofrecido el parque y decidimos cambiar de tercio. Nos íbamos hacia el agua, no sin antes hacer otras observaciones que nos dejó imágenes como estas.

 

cobo de agua Masai Mara kenia

grulla coronada gris masai mara kenia
grulla coronada gris

 

En el río Mara: Hipopótamos y cocodrilos.

 

Y por fin llegamos al río Mara y allí esperábamos ver el ansiado Hipopótamo, aunque lo primero que vimos fue un cocodrilo del Nilo.

Habitan los ríos y lagos africanos desde hace más de 150 años, así que podría considerarse una gran reliquia, ya que tienen más parentesco con los dinosaurios que con cualquier otro animal africano.

 

cocodrilo del nilo masai mara kenia

Pero lo que realmente veníamos buscando en el río eran a ellos, a los hipopótamos… que pese a que tienen una imagen muy amorosa son muy peligrosos, ya que cuando se ven amenazados, corren hacia el agua y aplastan todo lo que encuentran en el camino. Por eso siempre se dice que nunca te pongas entre un hipopótamo y el agua.

 

hipopotamos masai mara kenia

 

Pasan la mayor parte del tiempo en el agua, aunque salen al atardecer y al amanecer para comer.

 

Después de ver a los hipopótamos decidimos que era un buen momento de dirigirse hacia una acacia y hacer nuestro piknic en Masai Mara, pero el camino nos traía otra sorpresa. Caminando lentamente, entre la hierba de la sabana, estaba otro guepardo. Se dirigía la sombra de un pequeño árbol. Le seguimos y le fotografiamos, esperando que nos dejase alguna buena imagen, pero esto es lo máximo que conseguimos.

 

guepardo masai mara kenia (1)

guepardo masai mara kenia (3)

 

Y había llegado la hora de comer, así que desplegamos la manta, sacamos nuestras cajas con el picnic y disfrutamos de la comida. Era la primera vez, y sería la última, que poníamos un pie sobra la tierra de Masai Mara, así que no pude evitar la tentación de poner las manos sobre la tierra. También tuve que dar un paseo, si no lo daba me moría, pero a la vez pensaba en que allí, en la cercanía, donde todavía se podía divisar desde donde estaba, estaba el guepardo que habíamos visto antes. Es una sensación única, sentirte allí libre, sin protección, sabiendo la cantidad de peligros y animales que te acechan, pero no lo cambiaría por nada.

paseo a pie por masai mara kenia

picnic en masai mara kenia

 

Tras este momento de relax, no había tiempo que perder y volvimos al coche. Aun quedaba mucha tarde y un único objetivo: Ver un Leopardo. Al subirme al coche, David me pregunta qué es lo que me queda por ver. No lo dudé: Un leopardo. Así que cambiamos de tercio, nos fuimos a una zona arbolada y nos pusimos a buscarlo. He de reconocer que la búsqueda fue dura, muy dura, porque ir de pie en un coche, subiendo por terrenos de piedras, avanzando por donde podíamos se hizo muy duro. Acabamos el día reventado de tanto bamboleo pero muy muy satisfechos, porque finalmente allí estaba, el Leopardo. Todavía no puedo creer como hacen estos guías para divisarlo todo. Cuando me dijo: “Mira, María, un leopardo”, yo no me lo podía creer. ¿pero como hace para verlo? Así que saqué la cámara y como pude le hice las únicas fotos que me dejó antes de percatarse de nuestra presencia y salir corriendo hacia los arbustos.

 

leopardo masai mara kenia (1)

leopardo masai mara kenia (2)

 

Aquí, y no solo por esto, nos dimos cuenta de lo  importante que es tener un buen guía: primero uno que este comunicado con emisora, porque así no te perderás nada, y segundo porque aquí nos encontramos con una familia que estaba haciendo la visita al parque por libre y nos comentaban que solo habían visto elefantes en el día de hoy. Después de todo lo que habíamos visto nosotros no me podía creer que esta gente solo viese elefantes.

 

Así, con la captura del leopardo, nos fuimos contentos de vuelta al hotel. Esta vez la ducha y la cena nos supo mejor que nunca. Abandonábamos Masai Mara y lo hacíamos con mucha pena, pero lo hicimos prometiendo volver.

 


Si quieres que te presupuestemos un safari por Kenia,no dudes en ponerte en contacto con nosotros: info@viajescallejeandoporelmundo.com.
Estaremos encantados de ser participes de que tu sueño africano se haga realidad.
Viajes Callejeando por el Mundo
 

 

 

Si quieres leer el diario completo: 19 días en Kenia y Tanzania.

Dejar un comentario