Siquijor, un recorrido en triciclo

Publicado en: Asia, Filipinas, Sin categoría | 0

 

Martes, 31 de Marzo de 2015

 

cascada superior cabugahay falls siquijor

 

Nuestro segundo y último día en Siquijor lo queríamos invertir en circunvalar la isla. Queríamos ver aquellos tesoros que esconde más allá de las playas, que habíamos visto el día anterior (Siquijor y sus playas) y ver un poco más del interior, todo ello sin una moto de alquiler, algo que en estos viajes suele ser fundamental. Nosotros lo haríamos en triciclo.

 

Recorriendo Siquijor en triciclo.

Tras desayunar en la habitación (un chocolate frío y unos bollos de la panadería) salimos a buscar medio de trasporte para recorrer la isla. Si bien el que no montemos es moto es un inconveniente notable en estos países, no es fundamental, ya que hay otras maneras de hacerlo, solo hay que negociar. Salimos a la carretera y esperamos a que pasase un triciclo. Estuvimos negociando con él hasta que llegamos a un acuerdo: 700 pesos (15 euros), por todo el día con nosotros, hacer todas las visitas y al final terminar circunvalando, totalmente la isla.

 

triciclo carreteras siquijor

vista siquijor desde el triciclo

 

 

Balete Tree

Nuestras visitas empezaron en el Balete Tree, un árbol centenario que impresiona desde su base. Te quedas tan perplejo con las raíces que ya tu cabeza no da para seguir subiendo. Yo no soy muy consciente del tamaño en altura del árbol, lo que sí os puedo asegurar es que gordo es un rato. Es el árbol más antiguo de Siquijor (se le calculan unos 400 años de edad) y sobre él se han generado una serie de leyendas y mitos.

 

balete tree siquijor filipinas

 

balete tree siquijor piscina

En la base del árbol hay una especie de estanque donde nadan peces comedores de pies, pero cualquiera se aventura a meter un pie en ese agua, la verdad es que no apetecía gran cosa.  No se cobra entrada pero si una tasa: unos 5 pesos por persona.

 

Lazi, los restos de un convento y la iglesia de San Isidro.

Nuestro viaje, siguiendo la carretera perimetral de Siquijor, nos llevó hasta la población de Lazi.  En Lazi, además de comprobar el carácter amable de la gente de Siquijor y su tranquila vida, viéndoles ir y venir por las calles, con las mujeres cuidando de los niños al borde de la carretera; fuimos a visitar un antiguo convento y una iglesia, la iglesia de San Isidro.

 

mujer en siquijor filipinas

 

El convento estaba medio derruido pero caminando por sus anchos pasillos daba la sensación de haber sido un edificio muy importante en la época ¿colonial? Quizá el edificio haya pertenecido a la iglesia en la época de la colonización hispana. El caso es que el edificio tenía el aspecto de haber sido bonito, grande y de una época de riqueza. Hoy en día, de esto, no queda más que las sensaciones de lo que pudo haber sido.

 

antiguo convento siquijor filipinas

 

interior del convento siqujor filipins

 

ventana interior convento siquijor

 

 

En cuanto a la iglesia, si es cierto que está mejor conservada que el convento, lo que si se percibe es que en otro tiempo fue una gran iglesia, donde se nota la riqueza de tiempos mejores aunque también hay que decir que no se nota la opulencia de la iglesia.  Llama la atención el colorido interno, en azul y amarillo que destaca sobre todo en el techo y en el frontal.

 

interior iglesia de San Isidro

 

torre iglesia san isidro siquijor filipinas

 

Cambugahay Falls, Siquijor

 

Continuamos el camino hacia las Cambugahay Falls. Se encuentran situadas a 2 km al norte de Lazi, y para visitarlas debemos desviarnos de la carretera perimetral de Siquijor. Aquí fue donde tuvimos la impresión de que en este país todo el agua es azul turquesa, hasta el agua de los ríos lo es. Impresionaba el color tan vivo de las aguas, y es que si las Kawasan Falls nos habían gustado mucho estas eran igual de bonitas y con menos afluencia de gente.

cabugahay falls siquijor filipinas

 

cabugahay falls siquijor

Tras una impresionante bajada por unas empinadas escaleras, percibimos, entre la densa vegetación el color intenso del agua del río. Una vez abajo, no nos decepcionaron nada, y lo que parecía que iban a ser unas cascadas más se convirtieron en una lechada de color azul, con pequeñas cascadas a lo largo de su recorrido.

 

No te cobran por entrar pero sí por aparcar la moto o el triciclo (20 pesos).

 

Aunque también teníamos muchas ganas de visitar las Lugnason Falls, prescindimos de hacerlo, ya que en lugar de tantas visitas preferíamos tomarnos el tiempo con más tranquilidad e intentar buscar alguna playa bonita dentro de la isla que no fuese Paliton.

 

Salagdoong Beach

 

Como todo el mundo nos recomendaba ir a Salagdoong Beach pensamos en que este fuese nuestro siguiente recorrido. Cobran una buena tasa de entrada, 50 pesos por nosotros y 20 pesos por el triciclo. Como nos parecía mucho para solo ir a sacar unas fotos, pedimos permiso para ver que era lo que había y en función de como fuese quedarnos un rato en la playa o no. Nos concedieron 5 minutos.

 

salagdoong beach  Maria Siquijor Filipinas

 

salagdoong beach siquijor filipinas

 

Al bajar vimos que tampoco era gran cosa pero con la calor que hacía y la mañana que llevábamos de visitas nos merecíamos pasar un rato en la playa y bañarnos y refrescarnos. Volvimos a pagar y bajamos a la playa.

 

Salagdoong Beach, ademas de la playa, tiene una zona de recreativos, más bien unos toboganes (algunos que estaban en rehabilitación) y unos trampolines con vistas al mar. Nos quedamos un buen rato (unas dos horas en la playa), pero pese a todo lo que nos habían contado de la zona a nosotros no nos pareció tan maravillosa, además de que estaba muy masificada.

 

paseando por siquijor en triciclo

 

Nos encontrábamos en el punto opuesto de la isla, y para terminar el día y la excursión continuamos el trayecto por la carretera perimetral de forma que así diésemos una vuelta completa. Nuestra intención era ir parando por el camino, mirando playas y sacando fotos, pero como nada de lo que vimos nos llamó especialmente la atención decidimos concluir las visitas y terminar el día de nuevo en Paliton, donde nos esperaba esa espectacular playa que tanto nos gustó.

playa zona norte Siquijor filipinas 2

playa zona norte Siquijor Filipinas

 

Tras pasar por la población de Larena y por Siquijor pueblo, regresamos de nuevo a nuestro hotel y en lugar de parar en él le pedimos que nos llevase hasta un hotel cercano, el Sunset View Hotel, donde nos quedaríamos a comer en su terraza.

 

Precio de la comida: 420 pesos.

 

comida san juan siquijor

 

Tras la comida nos fuimos dando un paseo hasta San Juan, queríamos hacer las últimas compras, queríamos también comprar el desayuno del día siguiente y dar un último paseo por el pueblo. Nos estábamos haciendo cómodos, sobre todo yo, que no me apetecía nada caminar hoy y me empeñé en volver al hotel en triciclo (8 pesos por persona)

Al regresar la tarde estaba cayendo así que nos fuimos a ver la puesta de sol desde nuestra playa, Paliton Beach, que para variar no nos defraudó.

 

puesta de sol con barca San Juan Siquijor

 

puesta de sol San Juan Siquijor Filipinas

 

La cena de hoy la hicimos en el hotel, 380 pesos, y nos fuimos pronto a dormir ya que queríamos madrugar para ir a Siquijor pueblo a comprar el billete de ferry para Tagbilaran. Nos volvíamos a mover y esta vez para llegar a Bohol y a la concurrida y turística Alona Beach.

 

cena siquijor 1

 

 

Gastos del día por persona:

Un día de triciclo: 350 pesos (7.5 euros)
Entrada al Balete Tree: 5 pesos (0.11 euros)
Aparcamiento del triciclo en las cascadas: 10 pesos (0.21 euros)
Entrada en Salagdoong Beach: 35 pesos (0.75 euros)
Comida en el Sunset View: 210 pesos (4.52 euros)
Triciclo de San Juan al hotel: 8 pesos (0.17 euros)
Cena en el hotel: 190 pesos (4.09 euros).
Otros (aguas, gel…): 60 pesos (1.29 euros)

Total gastos del día: 18.64 euros

 

Si quieres leer el diario completo: Hong Kong y Filipinas en 23 días.
  iati seguros callejeando por el mundo

Dejar un comentario