11 razones para volver a Filipinas

Publicado en: Sin categoría | 12

 

11 razones para volver a Filipinas

 
Cuando volvemos de viaje, si hay algo que decimos casi todos es la típica frase: “no hemos visto esto o aquello, pero así tenemos una excusa para volver”. Siempre que recordamos distintos momentos de nuestros viajes vuelve a nuestra memoria aquello que por tiempo o por que la situación en la que nos encontrábamos haya dado lugar a que no pudiésemos verlo o visitarlo, y cuando se lo cuentas a alguien vuelva a aparecer ese famosa frase: “Así tienes una excusa para volver”.
 

A nosotros esta situación se nos ha dado en cada viaje, por ejemplo:
Ya de vuelta de Nueva York (las dos veces que hemos estado), nos surge la frase “no hemos estado en la estatua de la libertad pero así tenemos una razón para volver”, o de vuelta de Tailandia, “por problemas de logística nos hemos perdido el mercado flotante pero así tenemos una excusa para volver”. Estas situaciones son muy habituales y la verdad es que ¿quién no ha vuelto de un viaje pensando que se la ha quedado algo en el tintero?

 

Pues bien, en contra de todo lo que os estoy contando hay situaciones en las que eso te ocurre ya antes de ir. Eso es lo que nos está pasando con Filipinas, cuanto más leemos más ganas tenemos de hacer un segundo viaje, porque a nosotros con los 21 días que estaremos allí no nos dará tiempo a ver la inmensa mayoría de las cosas que queremos ver, así que si hay algo que tenemos claro es que queremos volver.

 

Hoy os cuento esos motivos, esas razones que hacen que antes de ir sepamos que queremos volver, ya que serán sitios, lugares, que nos perderemos por falta de tiempo o por querer priorizar, por distintas razones, otros lugares antes que estos:

 

11 razones para volver a Filipinas:

 

1. Los arrozales de Banaue y Batad.

 

A unas 7 u 8 horas en coche al Norte de Filipinas, en la isla de Luzón, se encuentran lo que ha sido denominado como la octava maravilla del mundo: Los arrozales de Banaue, que han sido declarados patrimonio Mundial por la Unesco. En esta zona el clima es más lluvioso y más fresco y allí donde se creía que nada se podría cultivar, en los empinados campos de las montañas de Banaue se cultiva el arroz a gran escala. La imagen que nos dejan estas extensiones de terreno, repletas de bancadas de arrozales, cultivándose desde hace más de 2000 años contra toda lógica, hace que la imagen que tengamos ante nosotros sea inigualable.

 

Los arrozales de Banaue y Batad

 

Llegar a Banaue desde Manila, la mayoría de los viajeros escogen ir en autobús nocturno. La compañía Ohayami Trans, hace este trayecto con dos horarios: A las 21:00 o a las 22:00 (esta última en temporada alta), y tras unas 9 horas te dejará en tu destino. El precio es de unos 450 pesos.

 

Si cuando llegas no hay plaza, otra opción es ir a Lawage, por unos 400 pesos, también en bus nocturno. De ahí, en trasporte público, por unos 50 (en jeepneys), te llevará a Banaue.

 

2. Boracay. 

 

A cualquiera que lea mi blog habitualmente sabrá lo que me gustan las playas y también se le hará raro que, gustándome como me gustan las playas paradisíacas hayamos decidido prescindir de la visita a Boracay, las que están consideradas como las playas más bonitas de Filipinas pero también las más bonitas de Asia. Prescindimos de ellas por que de la misma manera que me encantan las playas de arena blanca, agua azul turquesa,…. detesto las playas llenas de gente y eso en Boracay tendrás de más. No por ello me da pena no ir, y por eso considero que, aunque para un primer viaje a Filipinas las considere prescindibles porque no quiero que haya nada que me defraude de este país, pienso que en un futuro tendré que ir. Así que razón de más para volver al país.

 

Boracay

 

Boracay es una isla de no más de 10 kilómetros cuadrados, y apenas se levanta del nivel del mar. Su espectacular playa “White Beach” la convierte en una de las más visitadas de Filipinas y del mundo.

 

Para llegar a Boracay, y puesto que no tiene aeropuerto, no nos quedará más remedio que volar a la vecina Caticlan o a Kalibo y de ahí acceder en ferry, siempre desde el puerto de Caticlan.

 

3. MalaPascua

 

La isla de Mala Pascua es un pequeñita isla situada en la zona más septentrional de la isla de Cebú, en las Visayas centrales de Filipinas. Es otra de esas islas que me quedo con ganas de conocer. Una isla de no más de 2.5 km de largo y uno de ancho, llena de  palmeras, playas de arena blanca, un paraíso para el buceo y un lugar de lo más idílico. Un lugar para relajarse sin la aglomeración del turismo de masas.

 

MalaPascua

 

Para llegar a Mala Pascua primero tendremos que llegar a Cebú, a su aeropuerto, que además es internacional. A Cebú se puede llegar en vuelo directo, no solo desde distintos puntos de Filipinas sino que también podemos llegar desde otros muchos países del sudeste asiático.
Una vez en el aeropuerto tomamos un taxi o triciclo hasta la estación de autobuses del norte, desde donde parte el autobús dirección al puerto de Maya, con la compañía Ceres Bus Liner. Tarda entre 4 horas y media y 5 horas. El precio es de unos 160 pesos. Desde el puerto de Maya, un barco tradicional (banca) que por 80 pesos cubre el trayecto desde Maya a Mala Pascua. Operan desde las 6 de la mañana a las 6 de la tarde en temporada alta, y en temporada baja solo hasta las 4 de la tarde. Si la marea está baja, las bancas no pueden acceder al embarcadero y debemos coger otra barca por 20 pesos.

 

4. Parque Nacional de las 100 islas.

 

Este es uno de esos lugares con los que viendo las fotos ya te quedas con la boca abierta, al menos desde el aire el lugar es espectacular. En sus poco más de 18 kilómetros cuadrados, el Parque Nacional está compuesto por 124 islas en marea baja y 123 en marea alta.

 

Para llegar al Parque Nacional de las 100 islas, tendremos que tomar un bus desde Manila a Alaminos, la ciudad más cercana al Parque. Tiempo estimado de viaje: 4 horas.

 

5. Saud Beach.

 

Aunque solo nombraré esta playa, cercana a ella existen otras dos, Panzian y Blue Lagoon. No se como ni porqué llegué a esta playa, de la que apenas hay información en castellano, pero nada más ver sus fotos me quedé impresionada. Hay quien dice que es una de las playas más bonitas del mundo (pero claro, no conocidas, y eso para mi, ya va con muchos puntos a favor) y de ahí que la llamen la Boracay del Norte.

 

Saud Beach

 

Para llegar a este paraíso de arena blanca, aguas turquesas y palmeras… o vamos directamente en bus desde Manila en… mil horas seguramente, o cogemos un vuelo al aeropuerto de Laoag y desde allí un autobús durante dos horas.

 

6. Hinatuan Enchanted River.

 

Un río de aguas cristalinas y tan turquesas como las de las mismas playas. El río fluye por la isla de Mindanao hasta su desembocadura en Siargao del Sur, y en su trayecto va dejando imágenes como esta:

 

Hinatuan Enchanted River

 

7. Camiguin.

 

Camiguin es otro de los tesoros que esconde Filipinas. Además de sus playas de arena blanquecina, en Camiguin encontraremos volcanes, cascadas y aguas termales. Aunque no es un destino típico de turismo de playa, lo que podemos encontrar en Camiguín es una isla distinta, con frondosa vegetación, poco poblada y, por el momento, con poco turismo extranjero.

 

Camiguin

 

Para llegar a Camiguin, la forma más habitual de hacerlo es desde el puerto de Jagna en Bohol, desde donde parte tanto barcos lentos (ro-ro) como rápidos (de la compañía Ocean Jet). Los lentos lo hacen en unas cuatro horas y los rápidos en hora y media. Eso sí el precio del rápido (600 pesos) es casi el doble que el lento (350 pesos).

 

9. White Island. Es una isla no poblada y muy muy pequeña, más bien se podría considerar un banco de arena, situada en la costa frente a Camiguin. Solo se puede acceder a ella en barca y no hay posibilidad de dormir en ella. White Island nos muestra esa típica imagen de postal con la que todos imaginamos el paraíso.

 

White Island

 

8. Apo Island.

 

Apo Island es un paraiso  para los buceadores, para hacer snorkel, para ver los fondos marinos… en resumidas cuentas un precioso cuadro marino.Al igual que la isla anterior, Apo Island no tiene alojamientos así que la mejor forma de acceder es desde Dumaguete, en Negros Oriental, alquilando una barca. Aunque lo que si tiene Apo Island es un pueblecito de pescadores pero lo mejor, sin duda, está bajo el agua.
 

Apo Island

 

9. Twin Lakes, en el parque Natural de Balinsasayao.
 

Dos lagos situados al Norte de Dumaguete, rodeados de densa selva son sin duda otro de los tesoros escondidos de Negros Oriental. Se llega por carretera, a 15 km de Dumaguete cogeremos otra carretera que a 13 km más nos llevará al primer Lago, en realidad, cráteres volcánicos que se han rellenado de agua.

 
Twin Lakes, en el parque Natural de Balinsasayao
 
10. Kayangan Lake, Corón
 

Siguiendo con los lagos, el Tagayan Lake, en Coron, una isla situada al norte de Palawan, es considerado el lago más limpio y claro de Asia. Solo hace falta ver una foto para darte cuenta de la belleza del lugar. Otro motivo por el que volver a Filipinas.

 

Kayangan Lake, Corón

 
11. La isla de Coron y sus pecios marino.
 

En la misma isla de Corón, una de las principales atracciones y  motivos de visita de buceadores, es llegar a los barcos japoneses hundidos durante la segunda guerra mundial.  Si quieres visitar una zona de relieves karsticos, aguas azul turquesa, fondos marinos llenos de Coral, … pero quieres evitar la aglomeración de gente de Palawan y el Nido, este es tu sitio.

 

La isla de Coron y sus pecios marino

 

En Coron también se pueden hacer excursiones parecidas a las de El Nido, y también podemos contratar barqueros que nos lleven a hacer lo mismo, por poco más, pero a nuestro aire.

 

Para llegar podemos hacerlo en barco o en avión. El aeropuerto principal de las islas Calamianes, es el de Busuanga, al que llegan las principales aerolineas que operan en Filipinas. Hay vuelos regulares desde Puerto Princesa, Manila y Cebú. En barco las distancia se hacen muy largas y debido a ello normalmente los barcos sufren muchos retrasos. Ojo con ello porque a veces ni siquiera salen.NOTA!: Cuidado con las formas de llegar que aparecen en este artículo. Filipinas está en constante evolución y pude que cuando estés de viaje esto ya no se cumpla, de echo, ni siquiera estoy segura de que vayan a funcionar actualmente. Por eso, siempre, siempre, asegúrate en destino.

 
Estos son 11 de mis motivos, porque tener tengo muchos más, pero mejor dejarlo aquí, en 11. Quizá, solo quizá vuelva a escribir 11 motivos más.
 
¿os parecen suficientes? ¿viendo estos lugares no apetece coger el primer vuelo y … no regresar? Si esto es lo que no voy a ver ¿qué me deparará allí?
 
Próximamente… más.
 
 

viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

12 Comentarios

  1. Sin parar de viajar
    | Responder

    Ohhh vaya pasada de Islas!!! si es que con esas razones a cualquiera le entran ganas de volver, de ir, de quedarse allí jajaja.

    Disfrutarlo un montón y os pondréis morenos con tanta Isla!! 🙂

    ¡Un abrazo!

    • Maria Garcia
      | Responder

      Gracias chicos!! Espero que lo que me encuentre allí sea, al menos, igual de bueno!

  2. cuánta razón, 21 días se hacen cortísimos en Filipinas!!

  3. Lidia Palacio
    | Responder

    Ya sabes que a mí la playa…ni fú ni fá… Pero viendo estas fotos…madre! Me dan ganas de ir a por el bikini ya mismo! Jeje…

  4. M. Carmen Cruz
    | Responder

    Nunca me había planteado visitar Filipinas pero a juzgar por lo que cuentas, dan ganas de irse ya para allá! Estaré atenta a tus entradas a tu vuelta.

    • Maria Garcia
      | Responder

      Nosotros empezamos a plantearnoslo cuando estuvimos en Bali, allí conocimos a una chica Filipina que nos habló de su pais, y claro, nosotros que nos gusta poco viajar ya lo investigamos por aquel entonces. A ver que tal sale.

  5. Verónica Deambulando
    | Responder

    Creo que a todos nos pasa algo parecido. Cuando empezamos a leer sobre un destino siempre nos damos cuenta que el tiempo no va a ser suficiente. Gracias por descubrirnos un poquito de Filipinas, porque me parece que no es un destino demasiado conocido, por lo menos para mí.

    • Maria Garcia
      | Responder

      Aquí sobremanera, Vero, aquí los trasportes son brutales y moverte una pesadilla en tiempo, así que se hace todo inviable. En fin…

  6. Ghuh Gxfghi
    | Responder

    Dios mío , que ganas de que volváis y nos cuentes. Somos Patricia y Edurne, de Bilbao. Íbamos a ir a las costa oeste de EEUU y leyendo tu precioso blog nos vamos a Filipinas a finales de julio ,!!!!
    Disfrutad, disfrutad, disfrutad, y esperamos deseosas que nos lo cuente. Un saludo

    • Maria Garcia
      | Responder

      Hola Patricia y Edurne y bienvenidas a mi blog. Me alegra haberos motivado para hacer este viaje, muy pronto os traeré noticias frescas. Atentas. 🙂

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.