Arashiyama y el Norte de Kioto: Kinkakuji

Publicado en: Asia, Japón | 0

Empezaba nuestro tercer día completo en Kioto y esta vez lo íbamos a invertir en visitar Arashiyama, más conocido por su bosque de Bambú, y el Norte de Kioto. En el Norte de Kioto tocaba ver uno de los templos más importantes y conocidos de Kioto, el conocido como templo dorado por tener sus paredes recubiertas por láminas de oro. Estoy hablando del Kinkakuji.

ARASHIYAMA Y EL NORTE DE KIOTO PORTADA

Pero además de todo esto, el día iba a dar para mucho más. Parecía mentira, pero empezaba nuestro tercer día en Japón y nos sorprendíamos por la cantidad de cosas que habíamos visto, y lo que aún nos quedaba por ver. Además el día de hoy terminaría de una manera muy especial para nosotros, ya que íbamos a conocer a una pareja con la que llevamos hablado mucho pero que hasta la fecha no habíamos podido coincidir. Y lo íbamos a hacer ni más ni menos que en Japón.

 

Arashiyama y su bosque de bambú.

 

Todavía el día antes no tenía muy claro como ir a Arashiyama. Las opciones eran muchas y estando en Nijo lo más rápido hubiese sido ir en tren. Todavía no teníamos activa la JR Pass, así que cómo cada día compraríamos una tarjeta de bus, tomé la decisión de ir a Arashiyama así, en bus. De esta manera ahorrabamos un poquito y la diferencia en tiempo tampoco era mucha.

Hoy seguiríamos lo que en el plano anterior está de color morado.

Tras desayunar en el hotel con lo que habíamos comprado el día anterior en el supermercado (café y bollería), salimos dispuestos a recorrer ese sitio que tantas veces había visto en fotos y que tanto me llamaba la atención. Visitar el bosque de Arashiyama era uno de los puntos indiscutibles de visita en la ciudad.

Nos fuimos hacia la parada del bus y en nada pasó el que nos llevó en poco más de 20 minutos hasta la parada del tren de Arashiyama.

Desde ahí, en un pequeño paseo en el que ya notamos la presencia de mucho bambú, pero también de gente. Eran las 7 de la mañana y aún así, había gente, no excesiva, pero la suficiente para que fuese complicado sacar fotos.

 

arashiyama y el norte de kioto japon (3)

arashiyama y el norte de kioto japon (5)

Y llegamos al Bosque de bambú de Arashiyama, y más que un bosque completo, es un sendero, una calle pequeña entre arboles de bambú. Y yo esperaba otra cosa la verdad. Había visto fotos y nada de lo que yo había se parecía a aquello. Por las fotos que había visto yo pensaba que el Bosque de bambú de Arashiyama era un parque entero. Es decir, un bosque son sus caminos, por donde pasear, con sus subidas y sus bajadas, con sus callejuelas entre los bambú. Pero no, es un sendero de ¿unos 200 metros? no se si llegará siquiera a esto.

Cuando llegué al final del sendero pensé: “En algo nos hemos equivocado, esto es el bosque de bambú“. Y no nos quedamos con las dudas. Preguntamos. Y sí, todo parecía indicar que era aquello. Yo le insistí a Rubén que había más, que yo había visto fotos y que no eran aquí. Le enseñé las fotos. Efectivamente, aquello no era allí. Preguntamos a un señor que estaba de mantenimiento, pero nos indicó que estábamos en el sitio correcto. ¿Y sabeis qué? Que no me quedé con la duda. Seguimos buscando. Y finalmente, con la ayuda de unas chicas Japones, que me buscaron en japonés, el sitio exacto. Dimos con ello.

Un paseo por Arashiyama.

Lo que yo estaba buscando, por lo que yo había venido a Arashiyama, no era por el bosque de bambú. Parece ser que las fotos que yo había visto no eran de este lugar, sino de un templo: “El Adashino Nembutsuji Temple”. Así que ni dudé un segundo. El templo quedaba a unos 20 minutos caminando de donde nos encontrábamos y emprendimos el camino. Os puedo asegurar que esto, más que una pérdida de tiempo como algunos estaréis pensando, fue un gran descubrimiento. Y no porqué al final no pudiésemos visitar el Adashino Nembutsuji Temple (que está cerrado hasta el 2019, en principio), sino porque esto nos permitió conocer un poco más de Arashiyama. Un pueblo que a estas horas de la mañana encontramos sin gente.

arashiyama y el norte de kioto japon (7)

Prácticamente nadie se mueve del camino principal del bosque de Arashiyama. Prácticamente nadie sale de aquel sendero. Y a nosotros, el que yo me empeñase en visitar un sitio que finalmente no pude ver, en contra de disgustarme (que un poco también) supuso encontrar otros sitios con encanto, y nada visitados, de Arashiyama.

En pueblo en sí me pareció de cuento. Después pudimos ver que la mayor parte de la gente se concentra en los alrededores de la estación del tren y de Arashiyama Bamboo Forest. Sin embargo, para mi, lo mejor de Arashiyama está más allá de la estación de tren.

arashiyama y el norte de kioto japon (8)

En nuestro deambular por Arashiyama, descubrimos además otro sitio que nos gustó mucho. Es pequeño, que nadie piense que va a ver un gran bosque de bambú, pero no había nadie en el parque, lo que nos permitió disfrutar solos de este entorno.

 

Saga Park, el otro bosque de bambú.

 

arashiyama y el norte de kioto japon (10)

arashiyama y el norte de kioto japon (11)

arashiyama y el norte de kioto japon (14)

Aquí estuvimos un rato sacando fotos, hasta que decidimos regresar el “Bosque de Bambú de Arashiyama” y despedirnos. Era hora de continuar con la ruta. Ahora si que había gente. Era un hervidero y no solo el Bosque de Bambú, la calle que da a la estación de tren estaba llena de gente, de autobuses, de minibuses, de coches… Parecía un día de fiesta.

arashiyama y el norte de kioto japon (17)

Tenryu-ji Temple, en Hanami.

Si ya sabíamos que la visita a este templo es un imprescindible en Arashiyama, en Hanami lo es aún más. Si dispones de poco tiempo en Arashiyama y tu única intención para visitar esta zona del Oeste de Kioto es simplemente ver el bosque de Bambú, te recomendamos que no te pierdas este templo. Sobre todo si vas en Hanami.

arashiyama y el norte de kioto japon (18)

arashiyama y el norte de kioto japon (19)

arashiyama y el norte de kioto japon (20)

Se trata de uno de los principales templos zen Rinzai. Fue construido en el siglo XIV, aunque los edificios principales son de 1900. Su principal atractivo son los jardines zen, que en Hanami se ponen a rebosar de flores. Como os digo… Imprescindible.

arashiyama y el norte de kioto japon (21)

arashiyama y el norte de kioto japon (23)

El Kimono Forest de Arashiyama.

Nos acercamos a un puesto para tomar un helado. La verdad es que empezaba a cascar el sol de lo lindo y hacía mucha calor hoy en Kioto. Creo que fue el día más sofocante de todo el viaje.

arashiyama y el norte de kioto japon (26)

Antes de coger el bus hasta nuestro siguiente destino, nos fuimos hasta la estación de tren para visitar el Kimono Forest, una representación, a modo de bosque de bambú, con telas vistosos de los kimonos japoneses.

El túnel de cerezos.

Para llegar de Arashiyama a nuestro siguiente punto: el túnel de cerezos, teníamos dos opciones, en bus o en tren.

Inicialmente también tenía pensado hacerlo en tren, pero finalmente me decanté por el bus. Hacerlo en tren además de tener un coste, que alto no es pero ya que tenemos la tarjeta del bus, al menos, amortizarla. Pero hacerlo en tren suponía demás un cambio de tren en la estación de Katabiranotsuji Station. Es decir, finalmente nos decantamos por coger un bus que nos dejó relativamente cerca del túnel de cerezos.

Os estaréis preguntado qué como haríamos para saber qué bus teníamos que coger. Pues muy fácil. Usamos siempre google maps. Le poníamos a donde queríamos ir, que queríamos hacerlo en transporte público y te dice, no solo que bus tienes que coger y donde, sino, donde te va a dejar y a qué hora pasa el siguiente. Muy útil. Claro que para esto hay que tener conexión a internet.

Mientras íbamos en el bus creíamos que toda aquella gente, muchos turistas, se dirigían al mismo punto que nosotros. Creo que es un sitios único para ver cuando estamos en la época de floración del cerezo y suponía que todo el mundo se dirigía a este sitio. Lo cierto es que solo nos bajamos nosotros y solo nosotros nos dirigimos al  punto en cuestión. Este punto está situado entre dos paradas de tren: la parada Narutaki y Utano.

arashiyama y el norte de kioto japon (27)

arashiyama y el norte de kioto japon (28)

arashiyama y el norte de kioto japon (29)

Encontrar el punto exacto fue muy fácil y cierto, no había prácticamente nadie. Aún así, se ve que es un sitio donde suele acudir gente y por precaución, porque supongo que mucha gente se pone delante del tren para sacar la foto, es por lo que hay una persona de seguridad, diciéndote donde has de ponerte y donde no. El tren pasa cada 12-13 minutos, pero en ambas direcciones, es decir, cada 12-13 minutos verás pasar a dos trenes, así que después de ver pasar los primeros dos trenes, esperamos otros 12 minutos y vimos pasar otros dos. Un lugar la verdad que muy llamativo, sobre todo, porque este día, era uno de los días de máxima floración de los cerezos en Kioto.

Zona Norte de Kioto: Ninna-ji, Rioan-ji y Kinkaku-ji.

Ahora nos planteamos como ir hacia el norte de Kioto, a la zona del Kinkaku-ji, y pese a lo que habíamos pensado de ir en tren para atravesar el túnel de cerezos, empezamos a caminar y en nada estábamos frente al Ninna-ji.

arashiyama y el norte de kioto japon (30)

Aunque todavía era temprano entramos en uno de los restaurantes que hay frente al portalón del Ninna-ji, y allí comimos unos udon. No fueron una maravilla, pero bueno, nos quitaron el hambre. Con esto conseguimos reponer fuerzas, quitarnos el sofoco del intenso calor que hacía hoy en Kioto y empezamos con energías renovadas la visita a la zona norte de Kioto.

arashiyama y el norte de kioto japon (57)

arashiyama y el norte de kioto japon (58)

Ninna-ji, y su puerta principal Niomon.

El templo Ninna-ji es uno de los muchos templos de Kioto que son patrimonio de la Humanidad. Este templo se edificó en el año 888, sin embargo ninguna de las construcciones orginales se conservan ya que la ciudad de Kioto, a lo  largo de la historia, sufrió varios incendios que asolaron la ciudad. Las edificaciones más antiguas de este templo datan del periodo Edo, durante el siglo XVII.

arashiyama y el norte de kioto japon (31)

arashiyama y el norte de kioto japon (32)

arashiyama y el norte de kioto japon (33)

Durante muchos años fue utilizado como palacio imperial, y es por ello por lo que se le conoce como Palacio Imperial Omuro.

arashiyama y el norte de kioto japon (34)

arashiyama y el norte de kioto japon (35)

arashiyama y el norte de kioto japon (36)

Los jardines secos de este templo son impresionantes. Y, a los que vayáis en Hanami, tenéis que saber que los cerezos de este templo son de floración tardía, por lo que si en Kioto ya está pasando el Sakura, seguro que aquí aún se mantiene.

arashiyama y el norte de kioto japon (37)

arashiyama y el norte de kioto japon (39)

Como veis este templo es muy fotogénico, y desde mi punto de vista el más bonito de los tres del Norte de Kioto. Eso sí, el ir en Hanami seguro que lo favoreció.

Ryoan-ji y su famoso jardín de rocas.

El jardín seco de rocas del Ryoan-ji es el más famoso de Japón y es que no es para menos. Las rocas se disponen en un mar de arena rastrillada de forma que solo desde un punto se pueden ver todas las rocas a la vez. Os lo adelanto, nosotros no conseguimos verlas. Y es que no es de extrañar, porque no conseguimos encontrar ángulo. Estaba lleno de gente. Quizá sea el más famoso pero a nosotros nos dejó bastante indiferentes. Quizá porque había mucha gente en el templo y hasta costaba caminar. Eso sí, conseguí hacerme con un hueco y sentarme un rato a contemplar el mar de rocas.

arashiyama y el norte de kioto japon (41)

arashiyama y el norte de kioto japon (42)

arashiyama y el norte de kioto japon (43)

Kinkaku-ji, el pabellón dorado.

Y caminando, como veníamos haciendo desde uno a otro templo de la zona norte de Kioto, llegamos al templo estrella del día, el Kinkaku-ji, o pabellón dorado. Se trata de uno de los templos más importantes de la ciudad y desde luego el más fotografiado.

Aquí tenía claro que iba a haber mucha gente y no me equivoqué. Era complicado hasta caminar por el interior del recinto, pero aún así considero que es de visita obligada.

arashiyama y el norte de kioto japon (46)

El templo construido en el año 1397, está recubierto de láminas de oro, es por  ello por lo que recibe el nombre de pabellón dorado. En sus orígenes se construyó como villa de descanso del shogun, aunque posteriormente pasó a ser un templo zen de la secta Rinzai (en 1408). Hoy en día no solo es patrimonio de la Humanidad también es monumento histórico de la antigua Kioto.

No se puede acceder, al igual que el Ginkakuji o pabellón de plata, a su interior, pero esto, igual que en otro caso, tiene algo bueno, y es que siempre le puedes sacar fotos en solitario.

La visita al Kinkaku-ji es circular. Vas siguiendo un sendero y así podrás admirar el pabellón dorado desde todos sus ángulos.

arashiyama y el norte de kioto japon (45)

Tocaba cambiar de zona y pese a que quedaba lo suficientemente cerca como para ir caminando, preferimos coger el bus. Y fue un error, porque iba tan lleno que tuvimos que esperar a que pasasen varios para conseguir entrar.

Kitano Tenman-gū Shrine, una joya escondida en la ciudad de Kioto.

No se si es porque veníamos de ver tres templos llenos de gente, pero fue llegar a aquí y enamorarnos del templo. La tranquilidad, sin turistas, sin nadie, el silencio. Por fin teníamos  un poco paz en este día lleno de gente. Y es que el templo Kitano Tenman-gū Shrine nos pareció precioso.

arashiyama y el norte de kioto japon (47)

arashiyama y el norte de kioto japon (48)

arashiyama y el norte de kioto japon (49)

Al santuario se accede por dos grandes toris de piedra. Un camino adornado por farolillos de piedra nos dirige hacia la entrada principal. En el camino ya vemos estatuas de bueyes y vacas, y es que el santuario se construyó en el 947, en honor al poeta Sugawara Michizane, exiliado y al que se le atribuyeron varios desastres acaecidos en la ciudad, fruto de su afán de venganza.  En 986 Sugawara Michizane se le consideró dios sintoísta de la educación. Hoy en día son numerosos los estudiantes que acuden a este templo, para recibir suerte al tocar las vacas y los bueyes que adornan el recinto.

arashiyama y el norte de kioto japon (50)

arashiyama y el norte de kioto japon (51)

arashiyama y el norte de kioto japon (52)

Abandonamos Kitano Tenman-gu Shrine, por la puerta lateral. De esta manera, entramos de lleno en el barrio Kamishichiken, otro de los barrios de geishas de Kioto, sin embargo aquí, no es tan fácil verlas como en Gion.

Kamishichiken, el menos conocido barrio de geishas.

Que tranquilo estaba el barrio a esta hora. Empezaba a atardecer en Kioto y el barrio se encontrada sumido en un silencio sepulcral. No había prácticamente nadie por las calles. No se veía movimiento de gente, ni en las tiendas ni en los restaurantes. Paseamos por todas y cada una de las calles del barrio no atreviéndonos a romper ese silencio que había.

arashiyama y el norte de kioto japon (54)

arashiyama y el norte de kioto japon (55)

arashiyama y el norte de kioto japon (56)

El encuentro con Vanessa y Roger de Viajeros Callejeros.

Estuvimos largo rato disfrutando de la tranquilidad del barrio, pero decidimos poner fin a nuestras visitas del día de hoy ya que teníamos algo importante que hacer. Hoy pondríamos cara a dos personas con las que llevamos un tiempo manteniendo contacto. Si no recuerdo mal desde aquel viaje a Perú en el año 2013. Se trata de Vanessa y Roger de Viajaros Callejeros. Teníamos una cita con ellos y como ellos tenían más tiempo que nosotros para disfrutar de la ciudad, habíamos quedado en que cuando nosotros terminásemos las visitas, les avisábamos y quedábamos en algún punto de Gion.

Cogimos el bus de vuelta al hotel. Queríamos aprovechar para dejar las mochilas y la cámara de fotos. Un rato después salimos dirección a Gion. Quedamos con ellos delante del Santuario Yanaka y tras la primera toma de contacto y los primeros saludos, buscamos un sitio donde disfrutar de su compañía y de un café.

arashiyama y el norte de kioto japon (59)

Muy cerca de allí vimos una especie de cafetería. Al menos tenía café y bollería, y el café fue de los más baratos que vimos de Kioto. Allí estuvimos largas horas de conversación. Sinceramente, salimos del local cuando nos avisaron de que iban a cerrar. Nuestra conversación siguió de pie, en la calle, hasta que ya dimos por concluida la visita y nos despedimos, sabiendo que algún día, volvemos a coincidir por el mundo. Fue un auténtico placer ponerle cara a con quien tantas conversaciones habíamos mantenido y con quien tantas cosas en común creemos tener (al menos en la forma de viajar).

Como ya era bastante tarde, antes de coger el bus de vuelta a la zona de Nijo buscamos un sitio donde cenar. No queríamos perder tiempo así que aprovechamos para comer en un McDonalds y rápidamente irnos al hotel. Los madrugones empezaban a causar estragos en nuestros cuerpos y necesitábamos más dormir que comer.

Así terminamos un día de lo más completo en Kioto, un día más, pero todavía quedaban muchas aventuras por vivir. Al día siguiente madrugaríamos, de nuevo, para conocer uno de los sitios que más ilusión nos hacía visitar: Fushimi Inari.

Gastos del día:

  • Tarjeta del bus: 600 yenes (4.77 euros)
  • Templo Arashiyama: 500 yenes (3.98 euros)
  • Comida: 1200 yenes (9.55 euros)
  • Templo Rianji: 500 yenes (3.98 euros)
  • Templo Kinkakuji: 600 yenes (4.77 euros)
  • Cafés y bollería: 325 yenes (2.58 euros)
  • Cena McDonalds: 650 yenes (5.17 euros).
  • Compras para el desyuno: 127 yenes (1.01 euros)

Total gastos del día por persona: 35.81 euros. 

 

 

Si quieres que te presupuestemos un Viaje por Japón, por libre o con touroperador, y que te ayudemos a prepararlo, o simplemente cotizar los hoteles que hayas mirado, no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

 

info@viajescallejeandoporelmundo.com.
Estaremos encantados de ser participes de que tu sueño se haga realidad.
Viajes Callejeando por el Mundo
.

 

Si quieres leer el diario completo de viaje: Viaje a Japón en 21 días

  iati seguros callejeando por el mundo

Dejar un comentario