Menu
Día 2
Diario Gran Canaria en 7 días

Qué hacer en el interior de Gran Canaria en un día

Decidir cómo organizar nuestro primer día completo en en el interior de Gran Canaria resultó bastante complejo. Es una isla en la que hay tanto que ver y hacer que resulta difícil decantarte por una cosa u otra. Teniendo claro que no queríamos hacer rutas de montaña y no queríamos hacer actividades tipo barranquismo. Así que nos decantamos por ver pueblos, disfrutar de paseos y ver el Roque Nublo desde más cerca.

cruz-de-tejeda-3

Finalmente nuestro día quedó organizado de la siguiente manera: Visitar Artenara. Pasar por Tejeda (sobre todo por comprar dulces típicos de la zona). Ver de cerca el Roque Nublo (que aunque nuestra intención era parar en un mirador, finalmente hicimos la ruta completa). Y para terminar, y de camino hasta Maspalonas, parar en algún mirador a contemplar las vistas.

Cruz de Tejeda

Aquella mañana nos despertamos en un paraje idílico. Habíamos pasado la noche en Cruz de Tejeda, en el Parador, un lugar con un encanto único. Con unas vistas increíbles del interior montañoso de Gran Canaria.

Teníamos el desayuno incluido. Aunque es tipo bufete, dadas las restricciones actuales de higiene y seguridad por el covid 19, había cosas que te servías tu mismo, tomando las debidas precauciones de distancia de seguridad y con unas pinzas de madera de uso personal, y había otras muchas que debías solicitar al camarero. Como todo aquello que se hace en el momento, tipo huevos o tortillas.

El desayuno, en la línea con otros paradores en los que hemos estado, fabuloso y de 10. Muy variado, con productos típicos de la zona y con alimentos de mucha calidad.

Tras el desayuno dimos un último paseo por el hotel, para despedirnos de las fantásticas vistas y de los miradores. Nos acercamos a la «Cruz de Tejeda», hicimos el check out en el hotel, y pusimos rumbo a nuestro siguiente destino: Artenara.

cruz-de-tejeda-1

En condiciones normales, en la calle frente al Parador y justo al lado de la «Cruz de Tejeda» se coloca un mercadillo de artesanos. Podéis aprovechar también para hacer algunas compras. Nosotros lo vimos siempre cerrado.

Mi mapa de Gran Canaria

Para que podáis seguir nuestro recorrido de hoy, os dejo Mi Mapa de Gran Canaria. Aunque hay muchos puntos más de interés de los que aparecen, creo que son los más representativos si viajas a Gran Canaria 1 semana.

Camino a Artenara

La carretera de que va de Cruz de Tejeda a Artenara es panorámica. A pasar por ella resultará casi imposible que no hagas varias paradas en alguno de sus miradores. Nosotros lo hicimos dos veces: paramos en uno al ir hacia Artenara. Y al la vuelta, en otro, ya que comprendimos que era más cómodo hacer la parada a la vuelta.

de-tejeda-a-artenara-2

La carretera tiene bastantes curvas, es una carretera de montaña, y los miradores se encuentran siempre a la izquierda según bajas. Así que para evitar problemas, preferimos dejar el otro mirador para la vuelta.

Las vistas, en cualquier caso y desde cualquiera de ellos son increíbles. Aquí os dejo algunas muestras.

Si no fuese por el incendio que en 2019 arrasó buena parte de esta zona, estoy segura de que se vería incluso más increíble de lo que se ve ahora. En una tierra como esta, donde abundan los almendros (muchos de ellos hoy en día arrasados) pudimos comprobar como había mucha almendra quemada por los suelos. Una pena la verdad. Pero la naturaleza siempre se abre paso y estoy segura de que muy pronto se recuperará. Por el bien del planeta, por el bien de la isla y por el bien de los agricultores, cuidemos de nuestras tierras.

Qué ver en Artenara

Llegamos a la población de Artenara, situada en el interior de Gran Canaria y a 1270 metros sobre el nivel del mar. Y ¿Por qué decidimos visitar Artenara? Pues no solo porque aquí se conmemora la estancia de Unamuno en la Isla, sino porque en Artenara podemos ver muestras arqueológicas de cómo vivían los antiguos pobladores de las islas, en cuevas. No queríamos perdernos esta parte de la historia de Gran Canaria.

artenara-gan-canaria-1

Tras aparcar el coche en la misma carretera de acceso nos dirigimos a la plaza de Artenara. Hay varios aparcamientos y no encontramos problema, ya que tampoco encontramos turismo ni mucha gente por las calles. Estábamos en Septiembre de 2020.

Artenara – Iglesia de San Matías

Tras dejar atrás la Iglesia de San Matías, actual parroquia de Artenara, nos dirigimos a uno de los primeros miradores. En Artenara hay varios miradores, pero nosotros escogimos dos: el Mirador de la Esquina de camino al Mirador de Unamuno.

artenara-gan-canaria-3

Durante el año 1910 el escritor y filósofo Miguel de Unamuno, vivió en la isla. Para conmemorar esta estancia, Gran Canaria le erigió una escultura en uno de los mejores miradores de Artenara. Las vistas desde aquí son increíbles y Unamuno permanece, inmóvil, contemplando la belleza de Gran Canaria. Motivo por las que se quedó un tiempo en la isla y por las que dedicó muchas y muy buenas palabras.

artenara-gan-canaria-6
artenara-gran-canaria-1

Nuestra siguiente parada era el Museo etnográfico Casas Cuevas pero nos quedamos con las ganas. En estos momentos se encontraba cerrado por restricciones del Covid-19 y solo atendían mediante cita previa.

La población de esta zona de Gran Canaria, durante los siglos VI d.C utilizaba estos agujeros excavados en la roca como vivienda. Posteriormente, a partir del S. XVI, los colonizadores que se dedicaban a la agricultura y el pastoreo de ganado, las comienzan a reutilizar. Hoy en día podemos visitar una de estas casas en este museo Casas Cuevas.

Como no lo podíamos visitar continuamos el camino hacia la Ermita de la Virgen de La Cuevita. Se trata de uno de los principales puntos de interés turístico de Artenara, ya que se encuentra excavada en la roca. No te pierdas leer la historia de esta Virgen que viene de tierras americanas. Tampoco te vayas sin fijarte en las firmas de reconocidos ciclistas, ya que esta virgen entre otras cosas es Patrona del Ciclismo de Gran Canaria.

Tras esta última visita y antes de abandonar Artenara con destino Tejeda, visitamos con el coche el mirador de la Atalaya. Desde aquí se contemplan además, excavadas en la roca, antiguas casas trogloditas. Si estás interesados en este tema, muy cerca de Artenara se encuentra el El Complejo Arqueológico de Acusa. Allí podéis conocer de cerca, cómo era la vida en aquella época a través del Poblado Troglodita de Acusa Seca.

artenara-gan-canaria-8

Como os decía al principio, Gran Canaria tiene tanto que ver que es imposible decidir qué ver y qué no ver. Pero al final hay que hacerlo y nosotros decidimos dejar la visita para otra ocasión. Aún quedaba mucho camino por recorrer en el día de hoy.

Un paseo por Tejeda. Comprando dulces.

Tejeda es un buen lugar para hacer una parada en el camino, comprar artesanías y dulces típicos de la zona. Nosotros así lo hicimos. En el camino hacia el Roque Nublo hicimos esta parada. Aprovechamos para refrescarnos un poco con una cerveza bien fría, con un helado artesano y de paso hicimos algunas compras.

Como ya habíamos dicho, el interior de Gran Canaria, es tierra rica en almendras y en Tejeda le dan mucha importancia. Lo usan como uno de los ingredientes típicos de su gastronomía. El bienmesabe, los mazapanes y polvorones, son algunos de los postres con los que te puedes hacer en Tejeda. Nosotros nos fuimos del pueblo bien cargados.

Aprovechamos para dar un paseo sin rumbo, disfrutando del aire limpio y puro, sin casi ruido y en una mañana muy tranquila en Tejeda.

Ruta al Roque Nublo.

Nuestra intención no era hacer una ruta hacia el Roque Nublo. Era simplemente hacer una parada en el Mirador de la Degollada de La Goleta, sacar unas fotos del Roque Nublo y continuar la ruta hacia Maspalomas. Pero al final, nos bajamos del coche, sacamos unas fotos, y la tentación a seguir el sendero nos pudo.

roque-nublo-gran-canaria-1

Compramos unas botellas de agua y con algo que habíamos comprado de comida en Tejeda, empezamos a caminar por el sendero. No teníamos intención de hacerlo completo, pero bueno, las intenciones a veces cambian conforme el día va avanzando. A mitad de camino nos sentamos, comimos, bebimos. Y ya que nos parecía que íbamos muy bien de tiempo, decidimos continuar un poco más hasta que finalmente llegamos al Roque Nublo.

roque-nublo-gran-canaria-2

Dos cosas nos llamaron la atención de esta ruta: una negativa y otra positiva. La negativa es la cantidad de papel higiénico que se ve durante toda la ruta, por algunos sitios daba hasta asco. No entendemos muy bien este comportamiento incívico y, porque no decirlo, guarro, de la gente. Que en un lugar así, encontremos esto, no es lo que se espera.

roque-nublo-gran-canaria-3

La positiva es que no nos imaginábamos que la ruta fuese tan sencilla ni mucho menos que la vista desde arriba fuese tan espectacular. Tras estar un rato contemplando la majestuosidad de la isla, emprendimos el regreso hacia el coche.

Con esta visita dábamos por concluidas las visitas de hoy. Aunque aún nos quedaba una última parada de camino a Maspalomas, donde nos alojaríamos durante las siguientes 3 noches.

roque-nublo-gran-canaria-5

Mirador de la Degollada de La Yegua

Pero antes de llegar a nuestro hotel, que en unos días sería en Todo Incluido, hicimos una pequeña parada para abrir boca. Y así divisamos desde las alturas, lo que nos esperaba al final del camino: Maspalomas. Y esa parada la hicimos en el Mirador de la Degollada de la Yegua desde donde se obtenían estas impresionantes vistas.

Llegada a Maspalomas

Eran pasadas las 5 de la tarde cuando hicimos el check in en el que sería nuestro hotel, para las siguientes 3 noches. El Abora Catarina by Lopesan. Un hotel con muy buen precio, en Todo incluido, y con muy buena relación calidad precio. Era perfecto para lo que queríamos hacer los siguientes 3 días.

Podéis leer la reseña de este hotel y todos los que usamos en Gran Canaria en: Dónde alojarte en Gran Canaria.

Aprovechamos lo que quedaba de tarde para darnos un buen baño en la piscina, relajarnos en las tumbonas y hacer un buen uso del Todo Incluido. Unos mojitos bien fríos, perritos calientes, aros de cebolla y patatas frías nos acompañaron el resto de la tarde. Hasta que llegó la hora de la cena. A las 23:00 nos fuimos a acostar, ya que era la hora en la que cerraba todo. Había toque de queda.

Así dimos por concluido un perfecto día en Gran Canaria, el segundo que pasábamos en la isla. No podíamos estar más contentos por haber escogido esta isla para pasar nuestras segundas vacaciones del año. La isla nos estaba sorprendiendo mucho y nos estaba encantando. Pero aún quedaban muchos días por delante ¿Qué nos deparará? No te lo pierdas en las próximas entradas.

descuento Mopane Game Safaris

Viaja con nosotros

Si quieres que te ayudemos a organizar un viaje igual a este o parecido, por libre o con agencia receptiva, o que simplemente te coticemos los hoteles que hayas elegido, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, haremos de tu sueño una realidad.

Callejeando por el Mundo es un blog de viajes propiedad de Viajes Callejeando por el Mundo, agencia con licencia AV-240-AS.

Escribe un comentario

He leído y acepto la Política de privacidad Detalle legal

Este sitio está protegido por el reCaptcha de Google y se aplica su Política de Privacidad y sus Términos de Servicio.