De vuelta a Bangkok, paseo por Chinatown

Publicado en: Asia, Talandia | 5

Puntualmente y a las 6 de la mañana nuestro chófer nos esperaba en la puerta del hotel para llevarnos, sin pausa pero sin prisa, al aeropuerto de Krabi. Regresábamos con pena a Bangkok, y lo hacíamos con pena porque este sería nuestro último día en Tailandia. Así que intentaríamos aprovecharlo al máximo, y tendríamos hasta las 12 de la noche para hacerlo, bueno, hasta un poco antes que teníamos que ir al aeropuerto, hacer el check in, facturar… vamos todo esos trámites que hay que llevar a cabo en un aeropuerto y donde se invierten varias horas.

airasia krabi bangkok

 

Media hora después ya estábamos en el aeropuerto y ubicarnos no fue fácil, porque si bien está todo bastante señalizado, con lo que no contábamos es con que nuestra puerta no estuviera donde debía estar. Menos mal que el aeropuerto es pequeño porque si no…

 

Después de desayunar con lo poco que pudimos comprar ya que a esas horas estaba todo cerrado, descansamos un rato hasta que llegó nuestra hora de embarcar.

 

avion air asia krabi bangkok

 

Llegamos al aeropuerto de Don Muang, el aeropuerto al que vuela Air Asia casi exclusivamente y desde ahí nos vamos a la cola para coger un taxi hacia el MBK, donde queríamos dejar las maletas en la consigna.

 

Después de aguantar la cola, por fin llega nuestro turno. Le decimos al chico que atiende que somos cuatro con nuestros equipajes y nos dice que no hay problema. Avisa a uno de los taxis que tiene un coche estilo mono volumen y nuestra sorpresa fue cuando nos dijo que nos llevaba por 700 baths. ¿Cómo? Pero si en la entrada pone claramente que se cobrará lo que marque el taxímetro más 50 bahts para el taxista. Si hay unas condiciones se supone que todos tenemos que adaptarnos a las condiciones pero a ellos les da igual. Se lo decimos a una especie de guarda que nos indica que lo hablemos con la persona que gestiona los taxis, cuya respuesta fue que ciertamente nos tenía que poner el taxímetro. Pero ¿y si no nos lo quiere poner?. Tras darnos cuenta de que lo único que estábamos consiguiendo era un buen cabreo decidimos dejarlo así y nos fuimos a la cola del autobús, que siempre es una buena solución a estos casos. Al final, llegamos muy rápido, sin incidencias y sin cabreo a la parada del autobús de Chatuchak, donde cogeríamos el BTS. Creemos que, después de todo nuestra elección fue un

tickets de bus
tickets de bus

 

Para más información sobre el trasporte: Aeropuerto – Bangkok. 

 

Coste: 15 baths del autobús hasta la parada Mochit del BTS. Y unos 20 baths del BTS hasta el MBK.

 

Por fin llegamos al MBK y nos fuimos directos a la novena planta donde ya teníamos localizado, al lado de los ascensores, la consigna para las maletas. Es gratuita pero no dudéis en dejar una propina, os lo agradecerán.

 

Y de aquí… Llegamos a Bangkok obsesionados con los Donuts que habíamos comido aquel día mientras paseábamos por el MBK, así que no dudamos en buscar el local e imaginaros como encontrar algo en semejante mole de centro comercial. Menos mal que tengo bastante buena memoria y ubicación, así que tras unas vueltas por fin llegamos a lo que fue nuestra perdición. Volvimos a desayunar y estuvimos un rato observando como hacían los donuts.

 

desayuno mister donut bangkok

Aquí ya empezamos a darnos cuenta que Tino no estaba bien, porque en lugar de zampar dos o tres donuts le dio por decir que quería un té. “¿Un té? Este no se encuentra bien”. Y no, no se encontraba bien.

 

Aún así, dijo que no tenia problema en continuar con el planning que teníamos pensado para nuestro último día en Tailandia: Visitar Chinatown y subir a la torre Baiyoke 2. Pero algo se torció por el camino y como fue muy habitual en este viaje nuestro planning se vino abajo. Cosa que tampoco lamentamos porque seguro, que volveremos.

 

Un paseo por Chinatown.

 

 

Cogimos el BTS  y después el metro. Era la primera vez que cogíamos el metro en Bangkok y su funcionamiento es igual que el del BTS, solo que va bajo tierra en lugar de ir por el aire.

 

entrada al metro de bangkok

 

fichas metro de bangkok

 

Nos bajamos en la parada de Hua Lamphong,en pleno China Town. Nada más bajarnos y con el impacto del sofocante calor, Tino vuelve a decir que no se encuentra bien, que le duele mucho la barriga, que se encuentra mareado. Como podemos llegamos a Wat Traimit, una de las visitas que queríamos hacer en China Town  y que, sobre todo a Paula, le hacía mucha ilusión conocer. La pobre se quedó a las puertas ya que Tino dijo que él todas esas escaleras y con esa calor no podía subir. Y no era para menos, si hasta nosotros, con todas nuestras facultades nos costó coger aliento. Hacía muchísima calor, el aire era muy espeso y casi ni se respiraba. Al quitaros los zapatos para acceder al templo nos quemamos la planta de los pies. No puede más que correr hasta la entrada. Aquello era insoportable. Me pongo la chaqueta ya que no se puede acceder en camiseta de tirantes y aquello todavía me hizo sufrir más.

 

wat traimit bangkok

entrada a wat traimit bangkok

 

buda de oro wat traimit bangkok

 

Accedemos a la última planta donde se encuentra el gran buda de oro. Esta estatua fue realizada en Ayutthaya, antigua capital del imperio y cuando se produce la invasión Birmana, para protegerlo fue recubierto de estuco. Así permaneció durante siglos, se trasladó a Bangkok y se ubicó en un templo menor. Al fin y al cabo no tenía ningún valor. Pero fue cuando en su traslado en el año 1955 a otro templo, la grúa que lo elevó y por error lo dejó caer, rompiendo el estuco exterior y dejando al descubierto la estatua de oro macizo de 5.5 toneladas, valorada hoy en día en 110 millones de euros. Hoy en día es uno de los Budas más venerados del país.

Wat Traimit bangkok

 

Así que hoy, Paula, por primera vez verá lo que no pudo ver aquel día.

 

Después de esta corta visita nos fuimos a buscarles, pero no habían encontrado ningún bar donde tomar algo así que continuamos el trayecto con la esperanza de encontrar algún sitio donde Tino se pudiera sentar. Pero en la zona no había nada, así que poquito a poco llegamos a la puerta de China Town. Sacamos dos fotos, sin más y decidimos abortar toda visita. No podíamos continuar con el paseo, Tino no podía caminar más, no se encontraba con fuerzas, le dolía la barriga y necesitaba ir al baño. Así, como no encontrábamos ningún bar, nos fuimos en dirección a la parada del metro, donde nos había parecido ver más movimiento y algún que otro bar. Y no nos equivocamos. Allí encontramos uno, entramos, tomamos unos tés y unos zumos mientras mi hermano descansaba un poco sobre la mesa.

 

puerta china bangkok

 

Decidimos dar la vuelta y volver al MBK, donde además de tenerlo todo a mano, teníamos baños, tiendas, bares y restaurantes y así pasamos el resto del día.

 

Decir que el restaurante del MBK es bastante peor que el del Siam Center donde habíamos comido el primer día. Yo, para matar el gusanillo, comí una buena porción de mango, que aquí, en Tailandia, me aficioné a comerlo siempre y con todo.

 

mango tailandia

 

¿Sabéis el peligro que tiene pasar tantas horas en un centro comercial en Tailandia, con precios de Tailandia y con disposición a gastar? Pues eso, allí dejamos buena parte de todo lo que no habíamos gastado en el resto del viaje.

 

A las 8 de la tarde más o menos, recogimos las maletas y nos fuimos al aeropuerto donde puntualmente a las 12 de la noche salimos dirección Madrid, sin ninguna incidencia y durmiendo gran parte del viaje.

 

Y así, fue como este viaje llegó a su fin.

 

Gastos del día:

 

Taxi de Ao Nang al aeropuerto: 150 baths (3.41 euros)
Trayecto al centro de Bangkok: 35 baths (0.79 euros)
Trasporte en Bangkok: unos 120 baths (2.70 euros)
Donuts y café: 70 baths (1.59 euros)
Comida: 60 baths (1.36 euros)
Cena en Burger King en el aeropuerto: 270 baths (6.14 euros)

 

Total del día: 16.09 euros

 

 

Si quieres que te presupuestemos un Viaje por Tailandia, por libre o con touroperador, y que te ayudemos a prepararlo, o simplemente cotizar los hoteles que hayas mirado, no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

info@viajescallejeandoporelmundo.com.
Estaremos encantados de ser participes de que tu sueño se haga realidad.
Viajes Callejeando por el Mundo
.

Si quieres leer el diario completo de viaje: Viaje a Tailandia en 21 días.

viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

5 Comentarios

  1. Chinatown no me gustó especialmente, la verdad, no invertimos mucho tiempo ahí …
    Respecto a los taxis, … como publiqué en mi penúltimo Post, … encima los hay que te lo ponen y está trucado … vamos que lo de moverse por Bangkok es una auténtica aventura.

    Un saludo.

    • Maria Garcia
      | Responder

      Yo tenía ganas de darme un paseo por el barrio, pero ya ves en qué se quedó todo, en nada. Totalmente de acuerdo contigo en cuanto a lo de moverse por Bangkok, una aventura en toda regla.

      Un saludo.

  2. Ana
    | Responder

    que maravilla de viaje, preciosas fotos

    http://www.lessismoreblog.com

  3. Verónica Deambulando
    | Responder

    Qué pena lo de tu hermano! A mi también me ha pasado en algún viaje. De todas formas, ha sido un gran viaje!

Dejar un comentario