Adaggio Access Brussels Europe

Publicado en: Bélgica | 5

 

     Viernes, 6 de Septiembre de 2013

 

   Tengo este día grabado en mi mente porque casi perdemos el avión por mi culpa. Nunca habíamos llegado tan al límite a un vuelo y es que lo nuestro tiene delito. Es cierto que siempre ajustamos muchísimo con las vacaciones y por aprovechar al máximo acabamos ajustando demasiado.

 

El vuelo salía a las 17:00, pero de Santander. Así que nos quedaba un trayecto hasta allí y por si fuera poco yo ese día trabajaba pero tenía intención de salir antes de trabajar para poder llegar a tiempo. El colmo de los colmos fue cuando me pusieron una reunión a las 11 de la mañana. Reunión que no podía perder, ni podía cambiar de fecha ni de día. Además era una reunión importante y vital. Al final estas reuniones nunca sabes cuando terminarán y aunque en principio no debería llevarnos mucho tiempo el caso es que acabamos hablando de las noticias mundiales y el reloj corriendo.

 

Conseguí salir de la reunión pasadas las 12:35 y me puse muy tensa. Desde el lugar de reunión nos quedaban dos horas y media hasta Santander pero lo habíamos previsto y no tendría que entrar en Oviedo a recoger a Rubén, este me esperaba en un punto intermedio. Así conseguimos tener el coche aparcado a las 15:00 de la tarde y como llovía a cantaros decidimos no recorrer el kilómetro que nos separaba del aeropuerto y coger un taxi. El taxi más caro de la historia ya que por este kilómetro pagamos 12 euros. 12 EUROS!!! por cruzar un puente. En fin, que una vez que facturamos la única maleta que llevábamos, respiramos, respiramos profundamente. Al fin estábamos en el aeropuerto. Como aún nos quedaba un poco de tiempo comimos algo. Yo no había tomado nada desde las 7:30 de la mañana así que me entró de maravilla el pincho de jamón y el café con leche. Pagamos unos 10 euros por este suculento manjar.

 

Cuando decidimos ir hacia la cola para pasar los controles llevamos otra sorpresa. Salían 4 vuelos a la vez así que imaginar la cola. Salía por la puerta del aeropuerto. Armados de valor, con un calor insufrible y poquito a poco nos acercamos al control. Lo pasamos sin problema y de nuevo hacia la cola para embarcar.

 

Salimos con bastante retraso, asi que pasamos bastante tiempo en la cola. Tanto sufrimiento para llegar y al final pasamos más tiempo en las colas que el tiempo que nos llevó llegar hasta aquí.

 

En ese momento, en el momento en el que me vi sentada en el avión me entró el bajón. Había pasado los últimos 15 días con muchísimo estrés, durmiendo muy poquitas horas y ahora llegaba el momento de relajación y me vine abajo. Me quedé dormida antes de despegar y me pasé el vuelo entero durmiendo.

 

A las 7:30 de la tarde aterrizábamos en el aeropuerto de Charleroy, aeropuerto que queda a una hora de Bruselas.

 

Para llegar a Bruselas habíamos escogido la opción del autobús. No hace mucho que empezó a operar una nueva compañía Brussels City Shuttle (www.flibco.com) donde si compras el billete con bastante antelación te puede costar desde 5 euros. Si lo compras poco antes del viaje te saldrá como mucho en 14 euros el trayecto y si lo compras en las taquillas te saldrá 3 euros más caros (17 euros). Nosotros lo compramos un mes antes de salir y pagamos por el billete 10 euros por persona.

 

shuttle bruselas aeropuerto

 

La verdad es que Bruselas destaca por lo bien indicado que suele estar todo así que no tuvimos problema para llegar a la parada del autobús. Como veis en la foto anterior está todo indicado con flechas y hasta con cintas de color azul turquesa.

 

Tardamos una hora en llegar a la Gare du Midi de Bruselas y ojo, porque el autobús te deja en la parte de atrás de la estación y para acceder al metro hay que ir hasta la parte de delante. Aquí encontramos nuestro primer mural de Comics tan típicos de Bruselas:

 

 mural comic estación sur bruselas

 

Una pequeña parada para sacar la foto con el móvil, (parecemos los reporteros más dicharacheros) y continuamos nuestro periplo hasta el metro. Una vez allí decidimos coger dos billetes individuales (2 euros cada uno). Hoy se que nos hubiera salido mejor coger un bono de 10 (13 euros) ya que aunque pensábamos que no lo íbamos a usar, al final si que le hubiéramos sacado partido.

 

En 5 minutos llegamos a nuestra parada y tras ubicarnos nos dirigimos a nuestro hotel: El Adaggio Access Brussels Europe, un hotel de reciente remodelación que además es apart-hotel, lo que quiere decir que tienes una pequeña cocina para poder desayunar.

 

Adaggio Access Brussels Europe 2

Adaggio Access Brussels Europe

 

Como crítica al hotel diré que en todos aquellos casos en los que te alojes menos de 4 noches te limpiarán la habitación diariamente, como si estuvieras en un hotel al uso. Pero en aquellos casos en los que estés 4 noches o más no te lo limpiarán así que toca mantener un cierto orden y limpieza durante las 4 noches que pasamos allí.  (Si quieres que te limpien la habitación cuesta el módico precio de 18 euros por noche).

 

Ya había comentado que la búsqueda del hotel en Bruselas había sido un poco tediosa y es que si bien las noches en fin de semana tenían precios moderados, la noche del lunes y sobre todo la del martes duplicaba el precio del fin de semana. Así que acabamos encontrando este apart-hotel que resultó ser una maravilla para lo que nosotros necesitamos.

 

Se encuentra ubicado en la zona del Parlamento, a 15 minutos andando de la Grote Mark, la plaza central de Bruselas y el centro más turístico de la ciudad. Lo malo es que en fin de semana por la zona está todo muerto y no encuentras ni una cafetería para desayunar.

 

El precio: 250 euros por 4 noches.

 

La ventaja: Además del precio tienes la posibilidad de cocinar en la minicocina totalmente equipada, incluso con microhondas y poder así ahorrar un poco.

 

Después de dejar las maletas en la habitación salimos a cenar al Les Brassins, un restaurante que nos habían recomendado y que sin lugar a dudas cubrió con creces todas nuestras expectativas. Cierto es que si no nos hubieran hablado de él jamás hubiéramos llegado. Una calle estrecha, sin casi luz, además en obra… en fin, que si no lo sabes desde luego no pasas por allí. Estaba poniendo mala cara cuando llegamos a la puerta y al mirar hacia adentro vimos que estaba lleno hasta la bandera así que supusimos que la recomendación era buena y de fiar.

 

 Les Brassins bruselas cena

 

Cenamos un steack tartar, conejo en salsa de frambuesa, una cerveza de frambuesa para Rubén que no le gusta la cerveza y una Fruit Defendu para mi que estaba riquísima. Empezaba a catar las cervezas belgas y desde luego me estaban encantando. De postre probamos el mousse de chocolate para compartir. Precio: 42 euros.

 

A las 23:30 estábamos en la cama, yo totalmente exahusta. Mi cuerpo no aguantaba más.

 

  • 12 DÍAS POR BÉLGICA Y HOLANDA
12 días por Bélgica y Holanda: Itinerario
Bélgica y Holanda: Presupuesto
Transporte en Bélgica. Muévete en Tren.
Que ver en Amsterdam. Pensado para dos días en la ciudad.

Bélgica:
Día 1: Llegada y alojamiento en el Adaggio Access Brussells Europe
Día 2: Un largo paseo por Bruselas.
Día 3: Lovaina y el Atomium en Bruselas.
Día 4: Dinant y Namur
Día 5: Brujas.
Día 6: Gante.
Día 7: Amberes

Holanda:
Día 7: Rotterdam y Delft.
Día 8: Marudoram, La Haya y Leiden.
Día 9: Amsterdam I
Día 10: Waterland.
Día 11: Zaanse Schans, Alkmaar y Haarlem
Día 12: Utrecht y Gouda.
Día 13: Amsterdam II

viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

5 Comentarios

  1. Aran BL
    | Responder

    Uff, qué angustia eso de ir tan pillada de tiempo. Yo que soy de llegar 3 horas antes a los aeropuertos jejeje. El hotelillo tiene buena pinta, aunque es un poco caro que si te quedas más noches te cobren 18€ por la limpieza.

    Un saludo!

    • Maria Garcia
      | Responder

      La verdad es que siempre solemos ir más holgados de tiempo pero esta vez no contaba con una reunión de urgencia y a esas horas. En fin… que el viaje empezó con emoción, jeje.

  2. Verónica Deambulando
    | Responder

    A mi me estresa muchísimo lo de llegar con tiempo al aeropuerto. Luismi siempre me dice que soy una agonías, pero prefiero aburrirme durante un tiempo en el aeropuerto que ir nerviosa por si pinchamos, hay atascos….El apartamento parece que está muy bien y me parece un precio bastante razonable para una ciudad como Bruselas.

    • Maria Garcia
      | Responder

      Bueno, Vero, la verdad es que a mi también me gusta llegar con tiempo pero… esta vez fuimos un poco a contracorriente y ya ves que llegamos con tiempo suficiente como para incluso comer algo pero como me gusta llegar antes pues… iba un poco estresada por el camino.

  3. Laura
    | Responder

    Acabo de descubrir este maravilloso blog. Viajo el sábado a Bélgica, coincidimos en los días, un año después. Haremos cuartel en Gante y Bruselas. Estuve dudando si coger el mismo hotel que tú pero al final en Bruselas nos alojaremos en el Leopod hotel, que está en la misma zona,me pareció buena zona. Seguro que tu diario me sirve un montón para mis andanzas en territorio Belga, que detallado todo. Muchas gracias por compartirlo, es de gran ayuda. Enhorabuena por el blog!

Dejar un comentario