Viena, el Prater, un largo paseo y una cena en Grinzing

Publicado en: Austria | 31

 

    Domingo, 16 de Diciembre de 2012
Madrugamos mucho con la intención de aprovechar toda la luz del día posible y todo el tiempo sin lluvia que el tiempo nos brindara. Además debíamos aprovechar el pase 24 horas para trasporte público así que antes de las 9 teníamos que coger el metro.
Creo que ya lo he dicho pero por si las moscas lo repito, el desayuno del hostal Wombat es muy bueno teniendo en cuenta donde estamos. Así que después de meternos un buen desayuno cogimos el metro dirección: LambstraBe (parada del metro). Nuestra intención para esta mañana era ver el Hundertwasserhaus que se encuentra en la calle Kegelgasse 34-38.
 Hundertwasserhaus viena invierno
Hundertwasserhaus viena navidad

 

Se trata de un complejo residencial municipal construido como viviendas sociales en el año 77. Es un construcción muy poco convencional, construido a base de curvas, irregularidades, colorido, vegetación… Pese a ser construido con fines sociales, el edificio tuvo muchos problemas y genera muchos gastos, con lo que es poco práctico para ese fin, ya que los cristales deben limpiarse desde fuera con plataforma, las raíces de los árboles generan multitud de problemas y las tejas acabaron reblandeciéndose.

 

Si vais a Viena, esta debe ser un visita obligada.

 

Justo enfrente podemos disfrutar de un pequeño y coqueto centro comercial construido en el mismo estilo. Aquí hice una de mis originales compras de este viaje.
 centro comercial Hundertwasserhaus viena navidad
Tras este momento artístico nos dirigimos dando un paseo hacia la zona del Prater. Durante el paseo nos pareció estar viviendo uno de esos momentos de película de miedo. Parecíamos estar en una escena fantasmagórica con la niebla a nuestros pies, las nubes oscuras del cielo, los árboles sin una sola hoja… un carro de caballos que se nos cruza en el camino y muy poquitas personas. Nos encantó el momento.

prater navidad niebla

prater navidad niebla viena

Y siguiendo con las pelis de miedo, llegamos al Prater, el parque de atracciones más antiguo del mundo, y esto queda claro desde que entramos ya que tiene un aspecto añejo, antiguo y considerando que no había prácticamente nadie, que seguíamos con la niebla… el aspecto seguía siendo de película de terror. Esperábamos ver salir, en cualquier momento, al asesino del hacha.
prater montaña rusa navidad viena
calles del prater viena invierno
detalles prater viena invierno
Llegamos a nuestro principal destino de hoy, la Noria. Es una de las principales atracciones de Viena. Fue construida en el año 1897 y tuvo que sobrevivir a las dos guerras mundiales. Fue durante la segunda guerra mundial cuando la noria fue prácticamente derruida por los bombardeos y aunque fue reconstruida en tiempo record solo se consiguieron recuperar 15 de las 30 cabinas originales (las que no se pudieron colgar hoy en día se encuentran en forma de museo en la parte baja de la noria, en el acceso).

noria prater viena

vistas viena noria prater

Pudimos ver como determinadas cabinas estaban preparadas para las cenas o comidas, según se mire, y si vuestro bolsillo lo permite podéis disfrutar de una romántica cena girando y girando.

vistas de viena desde la noria prater

viena navidad prater

noria prater viena 2

El paseo por Viena continuó a lo largo del Danubio, eso sí el frío y la brisa se hacia notar pero al menos y por el momento no llovía.
Empezamos a hacer lo que más nos gusta, callejear sin mucho rumbo y nos detenemos delante de una pastelería llamada AIDA, donde degustamos un segundo desayuno (no, si lo raro es que no hayamos vuelvo con 3 kg de más).
 pastel viena aida
Muy cerca de aquí se encuentra la Casa de Mozart, en la que el gran compositor vivió entre los años 1784 al 1787, 3 años a los que Viena le ha sacado una gran partida. No visitamos el museo o edificio o … llamadlo como queráis  Ya sabéis que no somos mucho de este tipo de museos pero este desde luego es bastante criticado por lo poco que dicen que tiene que ver, en el que además parece ser que se conserva muy poco del original.
La casa de Mozart se encuentra al ladito de la catedral así que de nuevo nos encontrábamos frente a este monumental edificio, esta vez sin lluvia. Nos acercamos a la entrada y vimos que, no solo se podía entrar, sino que dentro se esta llevando a cabo un concierto de coral, así que estuvimos un rato, con los pelos de punta, escuchando… sin más.
 catedral de viena exterior
catedral de viena interior
catedral de viena detalles

 

Llegamos un poco tarde y el concierto estaba concluyendo, aún así fue una bonita experiencia. La catedral es muy bonita por dentro, con unas coloraciones que le hacen al menos peculiar.
Una vez fuera decidimos seguir paseando por Viena sin mucho rumbo, porque no hay nada mejor que dejarse llevar, deleitarnos con los majestuosos edificios, los contrastes entre ellos, y … sin duda, con la mejor decoración navideña que hemos encontrado en este viaje.

calles de viena navidad

viena decoracion navideña

reloj viena

Muy cerca de la catedral se encuentra la Iglesia de San Pedro, que está inspirada en la Basílica de San Pedro de Roma. La Iglesia actual data del S. XVIII, pero se tiene constancia de que en este mismo lugar ya existía una iglesia hace más de 1600 años y esta fue la ubicación elegida para ubicar la primera iglesia católica de Viena. El acceso es gratuito y es una de las iglesias más importantes de Viena, así que no hay ninguna razón para no acercarse a verla.

calles de viena en navidad

calles de viena en navidad 2

detalles de viena

Muy cerca de la Iglesia de San Pedro encontramos dos mercadillos navideños: Am Hof y Freyung en el que aprovechamos para degustar algunas de las suculentas comidas vienesas. Todo exquisito y yo detrás de una nueva salchicha (si es que no aprendo).

mercadillo navidad Am Hof y Freyung viena

mercadillo navidad Am Hof y Freyung viena 2

calles de viena en navidad 3

Estas son las bonitas galerías comerciales que podemos encontrar a lo largo de Viena, muy bonitas, originales y dignas de ver. Aquí también aproveché para hacer alguna compra.
Desde aquí podíamos ver las dos torres gemelas de 99 metros de altura de la Iglesia de Votiva, una de las iglesias neogóticas más importantes del mundo y con una especial belleza. Fue uno de los edificios que más me gustaron de la visita de hoy.

Iglesia Votiva Viena interior

Iglesia Votiva Viena Exterior

En el año 1853, un hombre armado con un estilete intentó asesinar al emperador Francisco José y se decidió levantar un templo en el lugar del atentado para lo que se llevaron a cabo numerosas colectas. En el año 1879 la Iglesia de Votiva fue inaugurada.
Muy cerca de aquí llegamos una vez más a Rathauspark, donde encontramos el ayuntamiento, el mercadillo navideño, y el parlamento.
El Ayuntamiento es quizá uno de los más bonitos de Europa. Se pueden realizar visitas guiadas gratuitas en inglés y en alemán, y gratuita es también la audio guía que te dan.

mercadillo ayuntamiento de viena navidad

torre ayuntamiento de viena navidad

Ayuntamiento de Viena

Como veis estaba oscureciendo, es más estábamos en la hora azul así que no quedaba mucho tiempo de luz. Empezamos a caminar para volver a ver … la Viena iluminada. No hay una ciudad (de todas en las que he estado hasta ahora en Navidad) mejor iluminadas que Viena.
Estas son algunas de las imágenes que nos dejaron este paseo nocturno.

decoracion navideña viena

decoracion navideña viena 2

calles de viena nocturna

calles de viena nocturna navidad

Teníamos que ir concluyendo nuestra visita ya que esta noche queríamos ir a Grinzing, una zona de tabernas típicas vienesas, a cenar. Así que decidimos coger otro pase 24 horas, así nos acercábamos al hostal a cambiarnos, dejar el paraguas que nos había acompañado todo el día para nada, y podíamos usar el pase para ir a Grinzing, volver y para todo el día siguiente por Viena.
Grinzing se encuentra en la perfieria norte de Viena y es muy conocida por sus “heuriger”, típicas tabernas donde sirven un vino joven producido en viñedos vieneses, comida casera y, en nuestro caso, acompañado todo por música en directo y algún espontaneo que se aventuraba a cantar.
torre Grinzing viena
tabernas de Grinzing Viena
calles de Grinzing Viena Navidad
Este es el restaurante que más me llamó la atención para cenar, pero casualmente Rubén ya había cenado en él en su viaje anterior así que… será por restaurantes… así que buscamos otro en el que cenamos de maravilla.

 

Ya veis que el pueblo en sí tiene mucho encanto, incluso de noche, así que merece la pena dar un paseo, sobre todo si no hace mucho frío.
Escogimos una de las tabernas y cenamos. Y cenamos bien y barato para lo que es Viena.
 cena taberna Grinzing viena
cena taberna Grinzing viena 2
Así terminaba un largo y fantástico día en Viena y era hora de regresar al hostal, además empezaba a llover tímidamente y  mañana nos esperaba otro buen día de despedida a la ciudad así que teníamos que madrugar.

 

 

Si queréis leer otras entradas del diario: Praga, Viena, Budapest, Bratislava y Salzburgo en Navidad.

viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

31 Comentarios

  1. Paula R
    | Responder

    Muy buen reportaje, y las fotos son preciosas!!!
    Esperando el siguiente día… 🙂

    • Maria Garcia
      | Responder

      Pues espero tenerlo pronto que quiero acabar ya con el relato del viaje, nunca me había dilatado tanto en el tiempo y es que va a hacer 4 meses ya! que pasada y tengo que preparar Perú, que me quedan 26 dias y lo tengo ahí olvidado.

      Gracias por pasarte.

  2. Que Fotos mas Bonitas! y que envidia me das!
    Te sigo1 me encanto este post!
    http://petitefashiondreamer.blogs.elle.es/

    • Maria Garcia
      | Responder

      Gracias por seguirme!!! Espero que te quedes por aquí durante mucho tiempo.

  3. El mundo a tus pies
    | Responder

    María, Felicidades por el relato y como siempre me encantan las fotos, intento siempre fijarme al máximo para tomar ideas.

    Saludos.

    • Maria Garcia
      | Responder

      Uins, Victor, que alegría da leer un mensaje así. Muchísimas gracias por tu comentario, de verdad, me hace muchísima ilusión.

      Un saludo.

  4. mimundoenunamaleta
    | Responder

    Que fotos tan maravillosas !

  5. Qué día tan bonito! Me encantó el recorrido y las fotos del camininito con la arboleda es precioso!

    • Maria Garcia
      | Responder

      La verdad que el camino que hicimos hasta el Prater nos encantó, quizá más que si no hubiera esa niebla a pie de calle.

  6. tere
    | Responder

    preciso relato y preciosas fotos, ya sabes que me encantan las fotos que haceis
    besitos

  7. Oly Sánchez
    | Responder

    Hola, soy Oly de En Casa de Oly. Enhorabuena por el premio Liebster que te ha concedido Decora y Diviértete. Como ya formamos parte de la misma red, he podido conocer tu blog, al que acabo de seguir porque me ha gustado mucho.
    Espero que el mío te guste
    http://encasadeoly.blogspot.com.es/

    • Maria Garcia
      | Responder

      Siiii, me paso ahora por ahí, gracias por pasarte por mi pequeño rincón.

  8. Antonio Ruiz
    | Responder

    María, enhorabuena por el artículo, por lo bien estructurado que está y sobre todo, por la manera tan cercana que lo cuentas. A mí me gustan mucho los blogs basados en experiencias puramente personales y el tuyo es así.

    Excelentes fotos.

    Esperamos tus lectores el siguiente día y… los de Perú!!!

    Un abrazo.

    • Maria Garcia
      | Responder

      Gracias Antonio, intento que lo sea, que sea cercano y contar las cosas tal cual sucedieron. A mi no me gusta leer blogs con demasiada información histórica, por ejemplo, al menos cuando lo que busco son referencias para mi viaje, cosas que ver y demás, si quiero profundizar pues entonces ya sí que busco otras cosas. Intento que sea fácil de leer, lo intento cada vez más aunque también te digo que terminar este diario me está costando (creo que el haber estado enferma hace que tenga las ideas menos claras, y nunca había tardado tanto en publicar un diario de un viaje). En fin, intentaré hacerlo la semana que viene que en nada ya estoy en PErú y seguro que escribir ese diario me va a costar menos trabajo.

      De nuevo muchas gracias y gracias por leerme.

  9. VERÓNICA Corrales
    | Responder

    Que bonita estaba Viena! Me han encantado tus fotos! No me la esperaba tan especial con las luces navideñas! bueno y ahora rumbo a uno de los países mas sorprendentes del mundo…un abrazo!!!

    • Maria Garcia
      | Responder

      Siii, ahora rumbo a Perú. Tengo unas ganas enormes y como le he dicho a Antonio en el mensaje anterior, seguro que ese diario me cuesta mucho menos trabajo escribirlo.

      Gracias por pasarte.

  10. Solamente hemos estado una vez en Viena, y hace algún tiempo, aunque el recuerdo aun lo tenemos fresco, menos la parte de Grinzing, que está cubierta por una fina capa de niebla… 🙂
    Nos gustó mucho, sumamente ordenada -será el carácter austriaco-, muy buenos recuerdos nos traen las fotos.
    Saludos!

    • Maria Garcia
      | Responder

      Lo que os pasó a vosotros en Grinzing me pasó a mi en Bérgamo (Italia) que ver, ver, lo que se dice ver, no vimos mucho. Bueno aquí la niebla también nos hizo sus estragos pero terminaba levantando y al final quedaba el día, medio lluvioso pero en general bien.

      Gracias por pasarte.

      Un saludo.

    • Jajaja, me refería a una fina capa de niebla…. etílica… 😀

      Saludos!

  11. No conocemos Viena pero con este maravilloso reportaje y estas fotos nos has acercado un poquito a esta preciosa ciudad.

    Un saludo de Mis viajes y sensaciones.

    • Maria Garcia
      | Responder

      Muchísimas gracias por el comentario y por pasarte por mi pequeño rincón..
      Un saludo.

  12. Cool
    | Responder

    Estuve en Viena con 12 y con 16 años y de ella apenas tengo recuerdo de la Ópera, del Prater y de la Catedral. Viendo tus fotos he pensado que tengo que volver una tercera vez y revivir los recuerdos.
    Preciosas fotos María
    Besos

    • Maria Garcia
      | Responder

      La verdad es que volver a un sitio donde estuviste hace mucho es una maravilla. En nuestro caso Rubén estaba por segunda vez y la verdad es que fue de poca ayuda pero una vez allí si que fue recordando cosas. La verdad es que si que es especial.

      Un beso.

  13. koloreskarmen
    | Responder

    Que reportaje más increible, me ha dado pena los de los edificios sociales Hundertwasserhau.
    El paseo entre esos árboles realmente tiene un aspecto fantasmagórico, por cierto, me alegro que no saliera el asesino del hacha en el parque jajajaja, también te digo que soy muy poquito aventurera y la cena en la noria me la pierdo fijo, por eso me gusta tu blog, porque sin salir de casa me da la oportunidad de viajar.
    Muchas gracias guapa y un beso de kolores

    • Maria Garcia
      | Responder

      Yo tambien me alegro, koloreskarmen, sobre todo porque no estaba mucho para correr.

      Gracias por tu comentario, no sabes lo que me alegra ver comentarios así, en los que me decís que conmigo os da la oportunidad de viajar.

      Me alegrará verte de nuevo por aquí.

      Besitos de kolores, jeje.

  14. Alícia Bea
    | Responder

    Precioso relato, María. Tengo muchísimas ganas de conocer Viena y tras leerte más aún. Un saludo

    • Maria Garcia
      | Responder

      Pues ya sabes, Alicia, Viena está a un paso.

      Gracias por el comentario y por leerme.

  15. Silvana
    | Responder

    Me gusta mucho tu forma de contar tus viajes! Felicitaciones!
    El Este europeo está entre lo que quiero conocer en mi próximo viaje a esas tierras, así que me voy a guiar con tus crónicas.
    Saludos desde Argentina!

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.