Día 2: Nacedero de Urederra y más…

Publicado en: Navarra, Sin categoría | 0
Domingo, 26 de Agosto de 2012
    Hoy no teníamos que madrugar puesto que teníamos la sesión de SPA para las 10:30 de la mañana, así que lo tomamos con tranquilidad. Tras un suculento desayuno, nos vamos a la habitación, nos cambiamos y nos sometemos a nuestra última sesión. Y claro, después de tanta relajación yo solo pensaba en como iba a hacer para emprender una ruta con la tensión por los suelos. Bueno, solo me quedaba pensar que hasta Baquedano, pueblo en el que teníamos que iniciar la ruta, nos quedaba una hora de trayecto en coche.
Y hacia allí nos dirigimos. Tras una hora en coche y una muy bonita carretera rodeada de montañas llegamos al pequeño pueblo de Baquedano. Nada más entrar hay un aparcamiento que por 2 euros puedes dejar el coche el día entero.
Baquedano
Nos armamos de valor, ya que el sol estaba cayendo de plano y hacia un calor y un bochorno que no se soportaba. Menos mal que la ruta que aquí comenzamos discurría en su totalidad bajo sombra.
Damos comienzo a la ruta del Nacedero del río Urederra.

 

El nacedero del río Urederra pertenece al Parque Natural de Urbasa-Andia. Para acceder a él tenemos que partir del pueblo de Baquedano (Améscoa Baja).
En el primer tramo del trayecto cruzamos el pueblo de Baquedano, típico pueblo de esta zona. A partir de aquí y tras un camino muy bien acondicionado y ascendente, empieza la bajada hacia el Río Urederra. En punto del trayecto el camino se bifurca en dos. Cogemos el de la izquierda que es el que nos lleva directamente al río. Y las primeras imágenes ya nos dejan con la boca abierta. Y más a Rubén que no sabía a donde iba. Nos encontramos con este precioso río azul turquesa.

 

Y estas imágenes se van repitiendo a lo largo de todo el camino: cascadas, rocas blancas, agua cristalina y el fantástico río turquesa.

 

 

La verdad es que el sitio es único y cuanto más avanzas más te va sorprendiendo y más turquesa se hace el río.

 

 

 

 

No pongo más fotos porque cuanto más las miro más me gustan, y por gustar me gustan todas.
El último tramo de la ruta es quizá el más duro, ya que hay que subir por un camino menos acondicionado. Sin lugar a dudas es el menos llamativo.

En el final de ruta es donde nos paramos y tras meter los pies en el agua que estaba helada, nos asentamos y   nos pusimos a comer en este idílico entorno.

Emprendemos el regreso sin pararnos ya que todavía queríamos hacer alguna cosa más antes de volver al hotel.
Hacemos nuestra primera parada en el pueblo de Estella. Había leído mucho sobre este pueblo, con una buena cantidad de monumentos y no se si es porque llevaba una idea pre formada que al final me defraudó un poco. Creo que iba buscando otra cosa, que me imaginaba que Estella era un pueblo como los que veríamos después y no fue así. También puede ser que estaba cansada, muy cansada, que necesitaba tomar algo fresquito y que no encontrábamos nada abierto hasta que no llegamos a la plaza. El problema que le encontré a Estella y que yo no iba buscando es que creí que era el típico pueblo de la zona, con un casco antiguo de casas de piedra marrón y no fue así. Estella es una ciudad, con edificios más o menos altos y con todos los monumentos desperdigados. Además por ser Domingo no encontramos nada abierto, así que … seguimos el camino.

 

Por las fotos veréis que no es tanto como yo pensaba ni con la idea con la que salí de Estella. Así que cuanto más miro las fotos pienso que esa idea se formó por un cúmulo de malas circunstancias.

 

Nos dirigimos hacia nuestro próximo destino: Puente la Reina. Un pueblo medieval que es sin ninguna duda el pueblo con más sentido compostelano de Navarra. Por sus calles pueden verse constantemente peregrinos. Ese lugar si era lo que yo estaba buscando.
Empezamos nuestro recorrido por el puente, quizá la más destacable de Puente la Reina. Pero un  paseo por la Calle Mayor nos deja unas bonitas estampas de este encantador pueblo.

 

El sol empezaba a caer así que nos despedimos de Puente la Reina y como todavía quedaba tiempo nos dirigimos hacia Artajona. Otro bonito pueblo con un casco antiguo en piedra marrón, como a mi me gustan y coronado una fortificación medieval. El que hubiera un pequeño mercadillo medieval, que la gente estuviera disfrazada hacía que te trasportaras a la época medieval, con castillos, nobles y reinas.

 

 

 

Y con este atardecer nos despedimos de este día que había dado mucho de sí.

 

Solo nos quedaba otra contundente cena e irnos a descansar que al día siguiente, pese a que era el regreso a casa todavía teníamos una mañana para poder disfrutar de los pueblos de Navarra.
 NAVARRA 2012
Antecedentes
          La llegada: Hotel Castillo de Gorraiz Golf y Spa.
Día 1: Bardenas Reales y Olite
 Día 2. Nacedero del Urederra y más…
Día 3. Pueblos de Navarra: San Martín de Unx, Ujué, Lerga.
viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.