Día 3. Los Ángeles, Downtown, playas, Rodeo Drive…

Publicado en: Sin categoría | 4
Sábado, 19 de Mayo de 2012
A las 6 de la mañana mis ojos se abren y se quedan como platos, mirando al techo de la habitación. No podía dormir. Después de la noche anterior creía que no me iba a poder levantar, pero llevaba solo 4 horas durmiendo y que nada, que mi cuerpo se resistía a no dormirse. Así consigo aguantar hasta las 8 menos algo que ya me levanto, me ducho…. y salgo a la calle. Vamos a desayunar. Esta vez conseguimos mesa pero tuvimos que esperar un poco. Otro copioso desayuno que nos metimos para el cuerpo. 
A las 9 estabamos en ruta. Nos vamos al Downtown. A la parte financiera de Los Ángeles. No me ha gustado nada. A cada paso iba diciendo: Bueno, esto son edificios altos, como los de Nueva York, pero no, no se parece en nada, no tiene el mismo encanto, no, definitivamente no me gusta.

Aparcamos el coche en un parquing por 5$ y lo teníamos hasta las 12:10.
Lo primero que hicimos fue subir al Angel Flight. Esto si que me gustó. Se trata del funicular (o tren como le llaman ellos) más corto del mundo. Vamos que casi ni te enteras. El precio, muy módico, 50 centavos. La verdad es que choca bastante con el entorno, tanto rascacielos y ahí, en el medio, este tren tan singular.

Este funicular, une las calles Hill St con Olive St. Una vez arriba emprendemos el paseo por Grand Ave hasta la Biblioteca Pública (que poco tiene que ver con la de Nueva York y a la que tampoco le encontré mucho encanto, y mira que a mi las bibliotecas me apasionan). 

Detalle en la pared de la calle

En frente de la Biblioteca

Bueno, salimos de la biblioteca y nos dirigimos hacia el Walt Disney Concert Hall. Por el camino estuvimos un rato entretenidos mirando lo que aparentemente era la grabación de un anuncio, hasta que nos cansamos y entonces si que seguimos el camino.

El Walt Disney Concert Hall es un edificio llamativo en si y con un aspecto muy modernista. Justo enfrente está el Dorothy Chandler Paviliom.

No nos entretuvimos mucho y continuamos camino hacia la Iglesia de Nuestra Señora de Los Ángeles. Esta si que es bonita, y aquí si que nos entretuvimos bastante sobre todo jugando como los  niños. Buscamos algún sitio donde tomar algo pero como no encontramos seguimos el camino hacia el City Hall.

Nuestra Señora de Los Angeles

City Hall

Ahora si, vimos un bar, el “Cherry and Pick Cafe” y entramos. Tenía una decoración también muy cinquentera. Pedimos dos red bull (alguien los necesitaba, jeje), 2 pasteles y una limonada, todo por 17$. Las tartas estaban riquísimas, sobre todo la de arándanos. 

Ahora tocaba adentrarnos un poco en el mundo del dinero. Nos vamos a Rodeo Drive. Aquí aparcamos en la calle, en una de esas zonas azules que metes la moneda y te dan un tiempo de permanencia. Ojo y no te pases porque la multa puede ser considerable. No echamos mucho porque no pensábamos estar mucho tiempo. Dimos un paseo por Rodeo Drive (muy pequeño). De aquí me llamaron la atención que las señales de las calles estaban echos con cristales de swarowski. Ale!! Derroche!!. Pasamos por delante del hotel que sale en Pretty Woman y regresamos al coche. Era hora de ver playas.

Nos vamos a Malibú. La verdad es que creímos que nos iba a llevar menos tiempo pero entre la caravana que había, atascos por todos lados, pues nos llevó más de la cuenta. Que denso se estaba haciendo conducir por Los Ángeles. Cuando no te encontrabas una calle en obras, otra estaba cerrada porque estaban grabando algo, si no había atascos por todos lados y en todas direcciones. Fue lo que más me sorprendió de todo, que parecía que las distancias iban a ser más cortas de lo que al final fueron. Precisamente por eso y porque nos lo tomamos todo con un poco de tranquilidad al final no vimos todo lo que pretendíamos ver. Pero bueno, para eso se está de vacaciones, para no agobiarse intentando verlo todo.
Pero por fin llegamos a Malibú. Lo primero de todo y antes de nada decidir donde vamos a comer. Echamos un primer vistazo a la zona y …. decidimos comer en un Jack in the Box. Fue la hamburguesa más rica que probé en todo el viaje. Altamente recomendable y pagamos 26$ por los 4.

Dimos un paseo por la playa, por el malecón y hacia las 4 de la tarde nos vamos hacia Santa Mónica. Hicimos dos paradas con sus módicos 8$ de parquing cada vez (uff, la pasta que nos estábamos dejando en aparcamientos).
Largo, muy largo paseo por Santa Mónica. Que bonita es esta zona. Con sus palmeras, con la montaña rusa al fondo. Y menudo ambiente que había. Un montón de gente cada uno a lo suyo, unos paseaban, otros andaban en bici, otros hacían deporte, otros iban en patines…. en fin, de todo, y todo con la música de fondo. 

A las 6:30 salimos para el Observatorio Griffith, al que casi no llegamos porque el Navegador se hizo un lío, pero al fin allí estábamos, a medio anochecer. Y aquí si que había gente. Estaba hasta arriba. Tuvimos que aparcar ni se sabe donde. Ya de vuelta, camino a abajo. Y solo pensábamos que a la vuelta, de noche cerrada ¿como íbamos a hacer para encontrar el coche?. Estuvimos poco tiempo desde que anocheció porque el frío era insoportable. Mi hermano y mi cuñada ya se habían ido al coche hacía bastante, así que emprendimos la vuelta. Trabajo nos costó distinguir el coche en el camino y eso que mucha gente ya se había ido.
Sobre las vistas anocheciendo desde el Observatorio: pues a mi ni fú, ni fa. Vamos que tampoco me parcieron gran cosa. Más que nada porque La iluminación de Los Ángeles no es tan impresionante como el de otras ciudades y la verdad que ni se distinguen muchas cosas ni hay demasiado que ver. 

Este día teníamos pensado cenar en el Bubba Gump de Malibú, pero con el frío que habíamos pasado, pensar en atravesar de nuevo la ciudad para volver a la playa (que seguro, seguro que tampoco se estaba bien con la brisa que pegaba) que al final decidimos repetir. Tan buena había sido la experiencia del día anterior en el Canters Deli , que repetimos. Esta vez pagamos menos, claro, no hubo tanto cóctel: 59$.

Pasaba ya de las doce de la noche cuando nos fuimos a dormir. Mañana empezaba la ruta, mañana empezaba lo mejor y lo mejor todavía estaba por llegar.

Nos despedíamos de Los Ángeles, y nos despedíamos dejando cosas en el tintero sobre todo dos cosas:  el Westwood Memorial Park y la ola de Newport pero tal como estaban las calles en Los Ángeles no nos dio tiempo a más. ¿Quedará para la próxima?

___________________________________________
  • COSTA OESTE DE EEUU 2012
         Despedida: Nos vamos a la Costa Oeste. 
         A la vuelta; Gran Costa Oeste
         Mi guia costa Oeste. Para descargar.
         Día 1: Los Vuelos. Lo mejor está por llegar.
         Día 2: Los Ángeles, Hoollywood, el cartel, El pueblo, la NBA.
         Día 3: Los Ángeles. Downtown, Malibu, Santa Mónica, Observatorio Griffith
         Día 4: En ruta: De los Ángeles a Williams.
         Día 5: Sobrevolando el Gran Cañón.
         Día 6: Del Gran Cañón a Monumet Valley.
         Día 7: Antelope Canyon, Horseshoe Bend
         Día 8: Bryce Canyon y Zión.
         Día 9: Las Vegas (I)
         Día 10: Las Vegas (II)
         Día 11: De Las Vegas a Mammonth Lake: Death Valley
         Día 12: Tioga Pass: Yosemite
         Día 13: Yosemite y Mariposa Grove
         Día 14: San Francisco: Sausalito, Tiburón, Point Reyes
         Día 15: San Francisco (I)
         Día 16: San Francisco (II)
         Día 17: San Francisco (III)
         Día 18 y 19: El regreso a casa.
         Ruta de Los Famosos  – Los Ángeles. Para descargar
         Recuerdos del Far West. (Dos meses después)
mopane game safaris oferta de viaje gratis delta del okavang iati seguros callejeando por el mundo

4 Comentarios

  1. Miriam
    | Responder

    Qué recuerdos… nosotros fuimos a Santa Monica por la noche y pasamos un frío!!!! Hay que ver qué diferencias de temperaturas hace en esta ciudad… todo el día asados de calor y por la noche tiritando…
    A mí también me impresionó mucho las distancias en Los Angeles. Nuestro hotel estaba en Inglewood, un barrio muy cerca de Santa Monica y tardamos casi una hora en llegar!!!!

    • Maria Garcia
      | Responder

      Yo de verdad que creí que me iba a dar tiempo a ver muchas más cosas pero es que nos eternizábamos en el coche. Entre las obras, los desvíos por que estaban grabando, los atascos y las propias distancias en si…
      Muchas gracias por seguirme, Miriam, y por comentar, que mucha gente no lo hace y esta es la mejor forma de enriquecer un blog.

      Gracias de nuevo.

  2. MARDANI
    | Responder

    AAAAAYYYYYYY Maria que recuerdos me trae jeje. Tengo el sindrome post-vacacional)-;
    La verdad que lo de los atascos son la leche. Nosotros nos pegamos 2 horas para hacer 2 km y sin exagerar porque habian cortado la carretera y estaban desviando 4 carriles hacia otro lado…menudo suplicio jeje.

    Por cierto menudas fotazos tienes

    marta

    • Maria Garcia
      | Responder

      Si, la verdad es que el tema del transporte en los Angeles me sorprendió mucho. Yo creí que me iba a dar tiempo a ver muchas más cosas de las que me dió. Es mas este día teníamos en el planning ir a Newport pero claro, ya no nos dio el tiempo para más porque solo para llegar a Malibú no se cuanto tiempo estuvimos. Si lo llego a saber ahora hubiera quitado o por lo menos invertido menos tiempo en el Downtown porque la verdad que no me gustó mucho.

      Me alegra que te gusten mis fotos

      María.

Dejar un comentario