De Arequipa al Cañón del Colca.

Publicado en: Perú | 10

Lunes, 6 de Mayo de 2013

Llegamos a las 7:30 a la terminal de autobuses de Arequipa. Llegamos más tarde de lo que pretendíamos y todo por el pequeño incidente en el hotel (que podéis leer aquí). Así que con todo esto cuando llegamos ya no quedaban plazas en el autobús de las 8:30 y menuda faena porque tuvimos que esperar hasta el de las 11:00. Así que nos quedaban 3 horas y media de agobio interminable.

 

Taxí: 6 s/.
Billete de autobús: 13 s/.

 

Compramos unos panecillos ya que no habíamos desayunado (5 por 1s/.) y dos botellas de una bebida isotónica, que me iba a hacer falta ya que la diarrea seguía ahí (2 s/. cada uno). Esperaba que mi estómago y mi intestino mejoraran porque lo que es el estómago me daba unos dolores que parecía que me iban a partir en dos, pero el intestino aguantaba sin pedir ir al baño. Para entrar en los baños de la terminal hay que pagar 0.5 s/. pero con el boleto de autobús no se paga nada.
 estacion de bus arequipa peru
Así que nos sentamos y … a esperar.

 

Pasadas 3 interminables horas procedimos a embarcar (antes compramos unas botellas de agua y unos manís dulces, algo parecido al menos en sabor a los cereales de la rana de Kellogs y otros 5 panecillos todo por 5 s/.). Se embarca media hora antes de salir y antes hay que pagar una tasa de salida de la terminal que vale 1 s/. (toma ya!! Será por tasas). Ésta se paga en un kiosko de color amarillo que hay en el medio de la estación.

maices dulces comida peru

Emprendemos el viaje en un  autobús que parecía en mejor estado de lo que estaba, con una rueda no que aún hoy no sabemos muy bien que le pasaba.
autobus de arequipa a chivay peru
Un francés les ha ido a avisar y ellos se limitaron a mirar y a hinchar la rueda. Daba mal rollito, a ver si nos vamos a quedar en el camino. Solo pensaba en cruzar los dedos y rezar, y para esto último ayudaba el que justo delante de mi tenía una imagen de la Virgen que me tapaba toda posible visibilidad delantera (yo iba en el asiento justo detrás del conductor). Lo simpático del tema es que si yo veía una Virgen, Rubén desde su posición veía a un Jesús. Cuando Rubén me lo dice yo miro mejor y es que es una de esas imágenes como en tres dimensiones que cuando te mueves cambia de posición. Le miro y le digo “creo que me voy a marear”.

camino de arequipa a colca peru

camino de arequipa a colca volcan

Hago todo el camino dormitando y comiendo los maíces inflados. Compruebo que la altura no me sienta bien. Tengo una gran presión en la cabeza que me impide mantener los ojos abiertos. Eso junto el calor hace que me quede dormida constantemente.

 

En la primera parada se suben varias personas y a las dos últimas les dicen que no hay más sitio y que se tienen que bajar pero no lo hacen, ignoran al conductor y se niegan a bajar. Como no lo hacen el bus continua el camino con ellos como polizontes. Por lo que pudimos escuchar el problema son los controles policiales, pero llegado ese momento lo tenían todo controlado, debían agacharse o tumbarse en el suelo de forma que pasaran desapercibidos desde el exterior. Todo un auténtico espectáculo y el espectáculo continua llegando a Chivay cuando empiezan a subirse más y más personas.

autobus de arequipa a colca peru
Aquello parece una lata de sardinas y además un horno. No hay quien pare, no hay aire acondicionado y cada vez me encuentro peor. Empieza a haber olores de todo tipo pero no paro de comer maíz, hasta que Rubén me mira y me dice: “¿quieres parar de comer eso que todavía vas a vomitar?” y solo en ese momento fui consciente de que llevaba todo el viaje , bueno el tiempo que estaba despierta, comiendo y que me había bajado toda la bolsa.

 

El entorno va cambiando y pasamos del desierto, al altiplano y cada vez vamos viendo más verde.

over booking autobus arequipa peru
Llegamos a Chivay a las 3 de la tarde y tenía tantas ganas de bajarme y largarme de ahí que se me olvidó reservar la excursión para la “Cruz del Condor” del día siguiente. También es verdad que creía que el hotel nos la podía ofrecer y no fue así. Tampoco miramos el trasporte para Puno para el día siguiente. Vamos un desastre de organización.

 

El hotel estaba situado en Yanque, a unos cuantos kilómetros de Chivay y a él fuimos en un taxi, que nos llamó la atención porque no sabía ni por donde ir al hotel y tuvimos que preguntar varias veces.

 

Taxi: 12 s/.

 

El hotel escogido en este caso fue el Eco Inn Valle del Colca, una maravilla de sitio al borde del cañón. Nada más llegar nos dieron ganas de quedarnos varios días y es la mayor pena que me traigo de Perú, porque no solo nos pareció poco el tiempo que pasamos aquí, sino que hubiera disfrutado mucho más si nos hubiéramos quedado varios días, días de paseos a pie, paseos a caballo, de aclimatación a la altura y … de encontrarme mejor. Aquello era una maravilla, y con mayúsculas.

 

habitación eco inn valle del colca peru 2

baño eco inn valle del colca peru

parte de arriba eco inn valle del colca peru

ventanal eco inn valle del colca peru

habitación eco inn valle del colca peru

El hotel fue de los más caros de Perú, pero desde luego merece la pena cada uno de los euros que se pagan por él. Este hotel fue reservado a través de los 50$ que nos tocaron en el sorteo realizado por Viajarperu.com y Atrapalo.pe, por lo que no nos salió mal de precio. El precio normal es de 53$, pero los vale y más.

 

Puedes leer opiniones de otros viajeros y buscar precios a través de Tripadvisor: Eco Inn Yanque

 

Desde nuestra habitación se veía el Sabancaya en erupción. Una imagen para el recuerdo.

 

Volcan Sabancaya en erupcion peru
valle del colca peru sabancaya
Como no habíamos hecho ninguna reserva para el día siguiente decidimos volver a Chivay y de paso llevar toallas y a la vuelta ir hasta una de las Termas que hay en Yanque. Pedimos para ello unas toallas extra en el hotel y muy amablemente nos las dieron.
Me encontraba muy mareada y aunque la intención era ir hasta las termas tuvimos que dejarlo.

 

No podía con la presión en la cabeza y cada vez tenía el estómago más revuelto.
Taxi a Chivay: 10 s/.Nos dirigimos hacia la Plaza de Armas y por el camino íbamos preguntando en varias agencias el precio para ir a la “cruz del Condor”. El mejor precio que encontramos fue de 45 s/. por persona.

 

Al llegar a 4M Express, la empresa que hace el trayecto Chivay – Puno, haciendo paradas para aclimatarte (más bien desaclimatarte) a la altura volvemos a tener otro pequeño problema. Yo tenía anotado que el precio era de 90 s/. y nos lo ponían a 40 $, que son 104 s/. Pasé de discutir porque al fin y al cabo él ya me dejó claro que ese era el precio y punto, y al intentar pagar con la tarjeta, de nuevo un 10% de comisión. Si sumamos la diferencia de precio más el 10% pues era una suma considerable, así que no nos quedó otra que ir a sacar dinero del cajero, pero con el despiste que llevaba y la presión en la cabeza que me impedía pensar me había dejado la tarjeta en el hotel y solo tenía la Visa, y tampoco llevábamos soles bastantes, así que otro sablazo al sacar (que al final fue menos de lo que yo pensaba en ese momento). Para más incordio si cabe los cajeros no dan más de 400 s/. de cada vez.

 

Bueno, pues ya por fin con los billetes de autobús a Puno en la mano y con la excursión reservada para ver el vuelo del Cóndor, regresamos al hotel abortando toda posibilidad de ir a las Termas. Solo quería que el estómago volviera a su sitio y dejara de incordiar.

 

Taxi de vuelta: 15s/. (fijaros en la diferencia de precios, primero 12 s/., después 10 s/. y ahora 15 s/.)

 

 cabañas del eco inn valle del colca peru

 

Cuando llegamos a Yanque estaba atardeciendo y si de día era bonito en ese momento era mágico y ya no os digo nada cuando nos quedamos en la penumbra de la noche, se veían todas las estrellas del cielo, tan brillantes que parecía que se podían tocar. Fue un momento para no olvidar, maravilloso en todos sus aspectos. Lamentaba encontrarme tan mal y no poder disfrutar con todos los sentidos de ese momento.

 

Como no habíamos comido decidimos cenar y meternos en la cama lo antes posible. Y en la cena… menudas vistas. Yo solo pude comer una crema de champiñones y un mate de coca que estaba todo en la taza del váter antes de acabar de cenar. Y en ese momento me relajé, parecía que mi cuerpo volvía a estar en su sitio.

 

Rubén cenó otra sopa de champiñones y un filete de Alpaca (pobre Alpaca). En el momento en que estaba por la mitad del filete yo regresaba del baño, de haber echado hasta la primera papilla, pero como me encontraba bien todavía tenía estómago para probar la Alpaca. Y es que como no me voy a poner mala en los viajes si como sin control y cosas que no hago en mi casa las hago de viaje. Como las salchichas en Praga y como todo lo que comí en Perú, que estando mala, revuelta y a punto de vomitar seguía comiendo sin control.
Cena: 72 soles.

 

En fin, después del espectáculo que di nos fuimos a dormir ya que al día siguiente había que madrugar (tampoco el cuerpo estaba para muchos trotes).

 

Pusimos el despertador para las 5:15 de la mañana y no tardé ni un minuto en quedarme dormida.

 

¿Quieres hacerlo más fácil?

 

Si no quieres liarte con buses, traslados y prefieres ir despreocupado, puedes reservar una excursión desde Arequipa en el que te lo darán todo hecho y además es perfecto porque no te incluyen el hotel en Chivay, así que podras escogerlo a tu gusto y con tu presupuesto.
Nosotros escogimos el Eco Inn Valle del Colca, sin embargo hay otros de los que tenemos muy buenas referencias, como el Tradicion Colca, o el Hotel el Refugio, o Killawasi Lodge.

 

La excursión sale muy económica y no tendrás que preoparte por nada. Puedes ver un ejemplo aquí: https://goo.gl/eB8aZd

 

 

Otras entradas del diario:

  • PERU 2013
Día 0 y 1: Lima
Día 2: Reserva Natural de Paracas.
Día 3: Isla Ballestas y Huacachina.
Día 4: Sobrevolando las lineas de Nazca y más.
Día 5: Arequipa, la ciudad blanca.
– Día 6: De Arequipa al Cañón del Colca.
Día 7: Valle del Colca, Mirador del Condor
Día 8: Los Uros y Amantaní (Lago Titicaca)
Día 9: Taquile (Lago Titicaca) y Sillustani.
Día 10: La Ciudad de Cuzco.
Día 11: Tambomachay, Puca Pucara, Qenqo, Sacsayhuaman.
Día 12: Camino a Aguas Calientes pasando por Pisac.
Día 13: La magia de un lugar llamado Machu Picchu
Día 14: Salieras de Maras, Moray y Chinchero.
Día 15: Puerto Maldonado, Reserva Tambopata.
Día 16: Lago Sandoval, Reserva Tambopata.
Día 17: De la selva amazónica a Lima.
Día 18: La dura vuelta a casa. Aventura en el aeropuerto.
viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

10 Comentarios

  1. El mundo a tus pies
    | Responder

    María, la verdad que vaya aventuras…

    Pero bueno, es lo que pasa a los que nos gusta viajar, el que se queda en casa no le pasan estas cosas.

    Saludos

    • Maria Garcia
      | Responder

      Y más Victor, que como ya dije cuando regresamos del viaje en este nos ha pasado de todo, creo que fue en el único viaje en el que traigo para contar un montón de desventuras. Llevé el viaje atragantado todo el tiempo y lo que va a venir…

      Un saludo.

  2. Marigem saldelapuro
    | Responder

    Pobrecita, con lo mal que se pasa con diarea y molestias de ese tipo, pero veo que ha merecido la pena, el viaje cada vez se pone más interesante. Un besito.

    • Maria Garcia
      | Responder

      Ha merecido muchísimo la pena y lo mejor es que la diarrea no me impedía parar, porque me daba de cuando en cuando y lo peor en el día de hoy fue el que al pasar de los 4000 metros y llegar a los 5000 mi cuerpo se colapsó. Pero bueno, una cosa más que contar, jeje.

      Besitos.

  3. Fran
    | Responder

    Gajes del oficio que se llama…. El alojamiento espectacular, igual que el entorno!!! A ver si algún día me lanzo a descubrir Perú ( ya me darás algunos consejos cuando llegue el momento….) Un abrazo

    • Maria Garcia
      | Responder

      Cuando quieras Fran, si te decides te ayudaré en todo lo que pueda.

      Un abrazo.

  4. M.C.
    | Responder

    Vaya lata estar mala estando de viaje!!
    Y veo que este hotel mucho mejor que el anterior, no?
    saludos

    • Maria Garcia
      | Responder

      Desde luego M.C. muchíiiiiisimo mejor que el anterior. Lo recomiendo muchísimo pero nos quedamos cortos en días, hubiera pasado una semana entera aquí.

      Un beso.

  5. ¡Hola María! ¡Impresionante! A pesar de ser más de 3.000 palabras lo he leído todo la viví y he bajado a la zona de comentarios directamente para Felicitarte. Una experiencia hermosa la que compartes con tus lectores de bloggers.
    Yo estoy siempre al pendiente de tus publicaciones, te comparto mi experiencia en la ciudad del Cusco no tuve la oportunidad de visitar a Arequipa pero disfrute unos días en la ciudad del Cusco visite a Machu Picchu y Montaña de los siete colores la pase increíblemente genial, pero durante el trayecto tuve un problema, huf el mal de altura, nunca pensé que un simple te de Coca hiciera que mi día volviera a su punto normal, casi el soroche hace que me quede en la mitad de mi ruta pero eso no sucedió después de esta pasada, huuuui mi día estuvo genial Espero muy pronto viajar la ciudad de Arequipa no me la perderé en viajar al Cañón de Colca.
    ¡Saludos María!

    • Maria Garcia
      | Responder

      Muchas gracias por tu comentario, Antony, y por haber leído el post. La montaña de los 7 colores es algo que hare si regreso a Peru.
      Saludos.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.