Madurodam, La Haya y Leiden.

Publicado en: Holanda | 9

 

    El Museo de Madurodam, un lugar de encuentro con la niñez y un sitio para disfrutar (si vais con niños aún más y si no, a disfrutar como niños), un paseo corto por La Haya y viendo diluviar en Leiden para acabar llegando a nuestro apartamento en Amsterdam y llevarme una desilusión (que después no fue tanta). Madurodam, La Haya y Leiden, esto fue lo que dio de sí este Viernes 13.

 

madurodam holanda

Viernes, 13 de Septiembre.
Nos levantamos temprano, para variar y como ya habíamos visto la noche anterior Delft decidimos continuar camino. Más que nada, este día lo teníamos marcado en el planning porque no creíamos que nos fuera a dar tiempo a todo. En el planning original venía: Ver Delft, La Haya, Madurodam y Leiden. Aunque La Haya ya la habíamos descartado no sabíamos si aún así nos daría tiempo a todo, pero al haber llegado a Delft antes de tiempo nos permitió poder salir antes y así pasar por todos los puntos del planning original.
Salimos a buscar un sitio donde desayunar y por fortuna encontramos una cadena en la que por tres euros por persona nos dieron: un café, un cruasan, un sandwich y zumo de naranja. Lo más barato que habíamos visto hasta ahora.

 

desayuno delft holanda

 

Trayecto Delft – La Haya (Den Haag, como así se llama) cuesta 2.20 y lo que llama la atención es que valga menos un trayecto en tren que un billete de autobús urbano (3 €).

 

3€ por persona fue lo que pagamos por llegar a Marudoram en un autobús, el 69, ya que los tranvías por obras en la calzada no llegaban hasta aquí (si no lo hacen el 8 y el 9).

 

Taquillas en la Haya para las maletas: 7.35€+ 4.60€ = 11.95€

 

En Madurodam encontramos un parque temático no solo dedicado a los más pequeños, sino que disfrutarás como el que más paseando por entre todos estos monumentos en miniatura. Fue un gran acierto hacer una primera visita a Madurodam antes de empezar nuestro recorrido por Holanda, ya que aquí pudimos ver, en un tamaño 25 veces menos al de la realidad todo lo que nos esperaba en nuestro periplo Holandes.

 

madurodam holanda 2

madurodam holanda 3

madurodam holanda 4

La entrada al recinto cuesta 20 euros, que son donados a diferentes obras en beneficio de la juventud. Esto se debe a que los terrenos y el inicio de Madurodam fue financiado por los padres de George Maduro, que murió en un campo de concentración Nazi.

 

Aunque al llegar el recinto parece pequeño, y os puedo asegurar que a mi al principio me pareció excesivamente pequeño, debéis reservar unas dos horas para visitarlo. Merece la pena pararse en cada punto, visualizar los pequeños y cuidados detalles de cada maqueta y sorprenderte con la realidad con la que están hechos.

 

Con el precio de la entrada os darán un plano para seguir la ruta y no perderte nada. Además te darán una tarjeta que has de devolver al salir, que con solo acercarla a los puestos de información te la darán en español..

 

Tras pasar unas horas muy agradables, disfrutando como niños entre las maquetas, pusimos rumbo a La Haya.

 

La Haya no nos llamó especialmente la atención. También es cierto que si bien durante nuestra visita a Madurodam el tiempo se portó, tras salir de aquí empezó a llover. Posiblemente la Haya tenga mucho más que ofrecer de lo que nosotros vimos. Por otro lado el no tener intención inicial de pasar por ella hacía que lo tuviéramos menos organizado.

 

parlamento holandes la haya
Sala de los Caballeros, Parlamento Holandés

 

Básicamente, lo que hicimos fue dar una vuelta en torno al Parlamento Holandés. Además del Parlamento y la visita a su plaza interior donde encontramos la Sala de los Caballeros, lo más destacable y conocido de los edificios de esta ciudad es el Palacio Internacional de la Paz que no llegamos a ver. La lluvia nos hizo tener que meternos en un McDonalds, aprovechar la wifi gratis, comprobar que gratis hay poco en estos países y que incluso ir al servicio te sale por 0.50€, y esperar a que escampara un poco.
la haya holanda

Visualizamos el León Holandés sobre una fachada, la del Gevangenpoort, la puerta de la prisión, que originalmente era la puerta de entrada del Castillo de los condes de Holanda y que posteriormente, en el S. XV, paso a ser prisión.

 

calles de lahaya holanda

leon holandes Gevangenpoort la haya holanda

 

Cuando vimos que había remitido un poco la lluvia salimos disparados en dirección a la parada del tren. He de deciros que aquí volvió a salir la desesperación y me apetecía más meterme en la cama y dormir que seguir paseando bajo la lluvia. Menos mal que estas cosas se meditan  y no se toman decisiones sin pensar porque me hubiera arrepentido mucho. Leiden, nos gustó, y nos gustó mucho.

Taquillas en Leiden: Nos costó encontrar alguna libre, porque de las pequeñas había pero de las grandes estaban todas ocupadas. Bajamos a tomar un café (3€) mientras esperábamos a ver si quedaba alguna libre. Al final conseguimos meter la maleta grande en unas taquillas que parecían un poco mayores y lo conseguimos. Precio: 9.20€.En Leiden llovía, y llovía mucho, tanto que casi no tenemos fotos. Imposible sacar la cámara.Leiden es conocida por tener la Universidad más antigua de Holanda, por ser la cuna de Rembrant, cuenta con el casco antiguo más antiguo de Holanda después de Amsterdam (de ahí que se le conozca como la pequeña Amsterdam) y por tener el edificio con la fachada barroca más larga del Pais, su ayuntamiento.

Nada más salir de la estación central nos encontramos con el Molino de Valk que actualmente alberga un museo relacionado con la molienda del maíz, uso original que tenía cuando se construyó en 1785.

molinos leiden holanda

 

Pasamos por los patios del museo de Etonología, o VokenKunde Museum, donde vimos cosas tan llamativas como estas:

 

VokenKunde Museum leiden holanda

 

Este museo trata de recoger cosas curiosas realizadas por el hombre, artículos, artefactos, objetos que ilustran el desarrollo de muchas culturas. Objetos de Corea, Japón, China, America Latina… Puede resultar curioso de visitar si dispones de tiempo.

 

barcas en leiden holanda

 

En nuestro paseo vimos un segundo molino, en este caso se trata del molino de Put:

molino de Put leiden holanda

 

Y tras unos paseos contemplando la hermosa arquitectura de las casas de Leiden llegamos al Ayuntamiento, que posee la fachada renacentista más larga de los Países Bajos. Cuando pasamos por él se estaba produciendo un boda, bueno, el final de la misma y el ambiente era más que pintoresco. Fuimos encontrando a los novios por todo nuestro paseo por Leiden. Al final parecía que les estábamos siguiendo.

 

ayuntamiento de leiden holanda

 

Fijaros en lo bonitos que son los canales de Leiden. Posiblemente, en verano o sin lluvia, luzcan mucho más y pararse en alguna de estas terrazas tiene que ser muy relajante, porque aún con el tiempo que hacía el paseo fue de lo más agradable.

La foto que mostramos a continuación está sacada desde el puente Korenbeursbrug, un puente de piedra situado muy cerca del Ayuntamiento, y que en 1825 se cubrió para proteger a los puestos de mercaderes supongo que de la lluvia, como en este momento. Aquí, volvimos a encontrar a los dos novios sacando fotos.

vistas desde el puente Korenbeursbrug leiden holanda

 

Accedimos a De Burcht, una pequeña fortaleza construida sobre un terraplén artificial posiblemente con labores defensivas. Lo más destacable (a parte del botellón que estaba realizando un grupo de chicos) son las vistas que se tienen desde aquí de Leiden y de la Iglesia Pieterskerk. Esa imponente mole de piedra que resalta en cualquier imagen de Leiden.

 

Iglesia Pieterskerk leiden holanda

 

Lo mejor de Leiden, desde mi punto de vista, es pasear por sus canales, disfrutar de su arquitectura y si el tiempo lo permite tomar una buena cerveza en una de esas terrazas, algo que nosotros no pudimos hacer.

En este punto ya llovía bastante. No paraba de llover y decidimos volver hasta la estación de tren. Era temprano así que antes de partir hacia Amsterdam pasamos por un Starbucks para descansar un rato y librarnos de la espesa lluvia.

Cogimos el tren y en poco tiempo nos bajábamos en la estación Central de Amsterdam. El sol asomaba fugazmente por entre las nubes. Tras ubicarnos y contactar con el dueño del apartamento, subimos a un tranvía  que en menos de 10 minutos nos dejaba en nuestra parada, justo al lado de la Experiencia Heineken y muy cerca del Museo Van Gogh. Allí nos estaba esperando nuestro casero, que tras un paseo y una buena charla nos subió al apartamento. El apartamento estaba situado en un edificio clásico de Amsterdam y realmente alojarse así está muy bien para saber, no solo como viven ellos sino para saber como es un edificio de estos por dentro.
apartamento en amsterdam holanda

No os voy a engañar, me quedé impactada (y en este caso no agradablemente). Según abre la puerta y empezamos a subir (fijaros en la fotografía anterior), mil cosas se me empiezan a pasar por la cabeza. Unas escaleras tan estrechas que no coge el pie. Tienes que subir medio ladeado. Miro hacia arriba y pienso: “¿Cómo voy a subir estas escaleras, con la maleta, sin matarme?” Pues poco a poco. Cuando llegué a arriba un punto a su favor fue el mural con el SkyLine de Nueva York. Bueno, empezábamos bien pero… la casa en general estaba bien, excepto el baño que se caía a trozos, pero oí la palabra “ratón” y eso lo cambio todo. Según él, en Amsterdam, es muy habitual que existan ratones. Por ello nos había colocado un ahuyentador, pero eso no me generaba mucha confianza. Todo esto fue un trauma al principio, pero pasada la primera noche todo se relajó y la verdad es que estuvimos de maravilla (hasta que tuvimos que volver a bajar las maletas el último día, pero eso es otra historia).

Había oscurecido y empezado a llover así que buscamos una pizzería que estuviera a mano y nos fuimos a cenar. Y cenamos en compañía de este lindo gatito, que en un principio se limitó a sentarse al lado mirando como llovía por la ventana pero que fue cogiendo confianza hasta que se me tumbó en el regazo.

 

cena amsterdam holanda

 

Con esto dimos por concluido nuestro día. Ahora nos quedaban largos días sin mover las maletas de su sitio. Días para conocer una pequeña parte de HOLANDA.

 

Como hacerlo más fácil.

Estas visitas las puedes hacer como excursión de un día desde Amsterdam y con guía de habla hispana. Así podrás hacerlo todo más fácil, visitando además, Rotterdam y Delft en el mismo día.

 

Gastos del día:

Desayuno: 6€
Trayecto Delft – La Haya: 2.20 x 2 = 4.40 euros
Taquillas en La Haya: 11.95 €
Trayecto La Haya – Madurodam: 6×2 = 12 euros
Trayecto La Haya – Leiden: 3.20×2 = 6.40 euros
Comida: unos 12 euros
Café en Leiden: 3 euros
Taquillas en Leiden: 9.20 €
Frapuchinos en Leiden: unos 9 euros
Trayecto Leiden – Amsterdam: 8.40€x2 = 16.80 euros
Tranvía en Amsterdam: 2.70 €x2 = 5.40 euros
Cena: Unos 30 euros.

 

Puedes leer otros artículos relacionados en otros blogs #postamigo:

Madurodam, el Lilliput de los Países Bajos, de Las Nuevas andanzas de Robin Jú.
Los Paises Bajos, mucho más que Amsterdam, de Viaja en mi Mochila.

 

O leer nuestro diario completo de viaje; Holanda en 7 días y Bélgica en 7 días.

mopane game safaris oferta de viaje gratis delta del okavang iati seguros callejeando por el mundo

9 Comentarios

  1. Aran BL
    | Responder

    Qué bonito todo! Me encantan los molinos, y los canales de Leiden una pasada, sin duda. Fuera de España es muy común eso de pagar por pasar al baño sí, es un rollo pero bueno. Cuando hay ganas… Jejeje.
    Ah! Y lo de Madurodam… Qué pasada! 😀 Me encantan las maquetas de ciudades, me siento como si estuviera sobrevolando el sitio en helicóptero jejeje.

    Un abrazo!

    • Maria Garcia
      | Responder

      A mi también me encantan las maquetas, y esta era impresionante y muy bien hecha.

      Un saludo.

  2. Anónimo
    | Responder

    La verdad que la Haya igual no os llamo tanto por no ver el Palacio de la Paz, no permiten esntrar pero es realmente bonito por fuera (lo mas bonito junto con las plazas cuando hace bueno), junto con el monumento de las piedra que puso cada nacion al inscribirse. Muy bueno el Blog para enterarse de Holanda y Belgica, me esta sirviendo mucho! Gracias!

    • Maria Garcia
      | Responder

      Posiblemente tengas razón, la verdad es que la visita a la ciudad con tanta lluvia desluce mucho y nos impidio hacer muchas cosas. Me alegra que te guste el blog y te doy las gracias por dejar el comentario. Un saludo.

  3. Mercedes
    | Responder

    Muy buen texto. Me ha parecido magnífico el relato y las imágenes.
    Que nadie se olvide de pasar por Leiden! Es una maravilla muy poco conocida! Un poco más de información aquí: http://www.walkingo.com/route.php?city=505

    • Maria Garcia
      | Responder

      Muchísimas gracias Mercedes, me alegra que te guste.

      Un saludo.

  4. Salvador
    | Responder

    Buen resumen de tu estancia
    Nosotros iremos a Leiden y Amsterdam en Octubre por lo que visitaremos mucho de lo relatado aqui
    Lo que si me preguntaba era el nombre de la cadena que dices que el desayuno cuesta 3€. Me interesa mucho
    Lo dicho, buen relato y buenas fotos
    Salu2.

    • Maria Garcia
      | Responder

      Hola Salvador, pues ni idea porque ya hace bastante del viaje pero te aseguro que no tendrás problema en encontrarlas, son de color fucsia y estaban por todos lados.
      Saludos y buen viaje.

      • Salvador
        | Responder

        Muchas gracias
        Ya partimos mañana para Holanda. Primera parada en Leiden y el domingo nos mudamos a Amsterdam.

Dejar un comentario