Menu
Día 4
Diario Egipto en 8 días

Un recorrido por los exteriores de Luxor

Tanto hay que ver en los alrededores de Luxor que daría para un único viaje. El Valle de los Reyes, con las tumbas de los faraones, los Colosos de Memnon, el templo de la reina Hatshepsut y el propio templo de Luxor, son los lugares que visitaríamos en nuestro tercer día completo en Egipto.

Camino hacia el Valle de los Reyes.

Aquella mañana se antojaba maravillosa. Tras un copioso desayuno en el barco nos subimos a un barco, debíamos cruzar el Nilo. Empezamos el viaje por aquel paraje tan hostil. Parecía increíble que allí pudiese vivir alguien. Un desierto pedregoso, sin apenas vida, se mostraba ante nuestros ojos.

cruzando-el-Nilo-Valle-de-los-Reyes-Egipto-1

Tras bajar del pintoresco barco nos subimos a la furgoneta. Éramos pocos y no era necesario un autobús – ya os había contado que uno de los motivos de escoger esta agencia receptiva era que los viajes no eran en grandes grupos y pese a haber llegado más de 30 nos distribuyeron en dos, cada uno con su guía y sus transportes.

cruzando-el-Nilo-Valle-de-los-Reyes-Egipto-2

Durante el camino, iba mirando por la ventana y sorprendiéndome con todo. ¿Cómo podía vivir la gente en un lugar así? Era una hora tan temprana y ya el sol abrasaba. Nos dirigíamos al otro lado del río Nilo. En Egipto, los templos se encuentran a un lado y los lugares de entierro se encuentran al otro. Nos dirigíamos al Valle de los Reyes, lugar en el que se enterraron los grandes faraones del imperio egipcio. Así que debíamos dirigirnos al lado izquierdo del Nilo.

En aquel camino, divisé, en lo alto de una colina una casa que no pegaba nada. Más grande, más lujosa, más de estilo occidental y pensé en algo que había leído: «Quízá se trate de la casa de Howard Carter», del que había leído que había construido una casa aquí, en pleno Valle de los Reyes.

No tengo ni idea de si se trataba de su casa o no, eso es lo de menos, lo cierto es que aquello me hizo recordar toda la historia que había tras aquel Valle de los Reyes (y el de las Reinas por el que estábamos pasando en aquel momento) y todo lo que aconteció tras el descubrimiento de la tumba de Tutankamon en 1922.

El Valle de los Reyes.

Nos dieron el ticket de entrada que cuesta 200 libras egipcias, aunque nosotros ya lo llevábamos incluido en el precio del circuito. Este ticket te permite la entrada a 3 de las tumbas. Estas tumbas las cambian cada día, es decir, no se puede escoger a cual entrar, son los propios responsables los que deciden cada día a que tumba permitirán la entrada. Todo esto por un tema de conservación.

Hay varias tumbas que se pagan a parte. Estas tumbas son las de Tutankamon, la de Seti I y la de Ramses V y VI. Si además quieres sacar fotos con cámara fotográfica tienes que pagar 300 libras más (pero no te permite sacar fotos dentro de las tumbas de Seti I y Tutankamon). Desde el 1 de Agosto de 2019, además, se permite sacar fotos con el móvil sin tener que pagar nada, pero no con la cámara, para lo que necesitas adquirir el ticket.

valle-de-los-reyes-1

Nos subimos en un trenecito que hace los pocos metros que separan la entrada de la zona de tumbas que íbamos a visitar. Era muy temprano y ya el sol era abrasador, así que meterse dentro de las tumbas era lo que más apetecía en ese momento, por lo que nuestro guía dejó nos dio las primeras explicaciones frente a la maqueta del Valle de los Reyes y dejó el resto para después de salir de la primera de ellas. En este caso la primera de las tumbas que visitamos fue la de Ramses IV.

En esta parte no veréis muchas fotos. Creo que es fundamental que os dejéis sorprender como lo hice yo. Yo fui casi virgen en el Valle de los Reyes. No había visto prácticamente ninguna foto del interior de las tumbas, y creo que es lo que mejor se puede hacer porque lo que vi al entrar me dejó totalmente alucinada. Impactada diría. No se porqué no me imaginaba que dentro de las tumbas hubiese tanto color, tanta nitidez y que se conservase todo con los colores tan vivos. Además, tuvimos la suerte de visitar las tumbas solos y yo iba a la cabeza de nuestro grupo lo que me daba una visión totalmente limpia.

valle-de-los-reyes-2

Además de esta tumba vimos la de Ramses IX y la de Merenptah, cada una más impactante y más vistosa que la anterior.

La historia del descubrimiento de la tumba de Tutankamon.

Desde el lugar que nuestro guía había escogido, bajo la sombra, para darnos una extensa explicación del Valle de los Reyes, teníamos una privilegiada vista de la zona de las tumbas y desde allí se comprendía muy bien porqué la tumba de Tutankamon permaneció oculta tantos años.

valle-de-los-reyes

En la imagen anterior veis la posición que se encuentra la tumba de Tutankamon. Cuando se escavaron las tumbas de sus alrededores, todos los escombros quedaron tapando la zona de entrada de la tumba de Tutankamon, y es por ello que fue la única que no saquearon y que llegó intacta o prácticamente intacta hasta nuestros días.

Se intuía desde hacía muchos años que existía una tumba todavía no descubierta en el entorno del Valle de los Reyes, de un faraón poco conocido y de los que no pasaron a la historia por sus logros. Su nombre: Tutankamon. Se conocía esto porque se habían encontrado algunos objetos con el nombre de este faraón y aunque se suponía que la tumba estaría saqueada, como el resto, todos luchaban por encontrarla.

valle-de-los-reyes-3

Durante años un lord Inglés llamado Carnarvon, un multimillonario por herencia familiar que no sabía muy bien que hacer con su dinero, junto con Howard Carter buscaron la tumba sin encontrarla. Lord Carnarvon vagó por el mundo durante años hasta que un accidente de coche (fue la tercera persona en Inglaterra en tener carnet de conducir) le dejó con muy mala salud y por prescripción médica debía pasar meses alejado de la humedad de las campiñas inglesas. ¿Qué mejor lugar para hacer un retiro anual que Egipto? Allí se quedó enamorado de todo lo que vio y junto con un joven arqueólogo llamado Howard Carter se dedicaron en cuerpo y alma a escabar el Valle de los Reyes.

Por aquel entonces, corría el año 1917, se daba por sentado que en el Valle de los Reyes no había ya nada por descubrir. Un lugar desértico y lleno de agujeros, tumbas saqueadas, y por donde habían pasado multitud de egiptólogos en busca de algo más que aportar. Pero se daba por sentado que allí poco más había que lo que ya se había descubierto.

valle-de-los-reyes-4

Realmente a mi me parece increíble porque sigo pensando que bajo todas aquellas toneladas de piedra seca ¿Quien sabe lo que habrá todavía?.

Durante los primeros años de excavación (al lado de la tumba de Rameses VI) descubrieron unas cabañas para obreros y dejaron de escavar en la zona. Años más tarde, volvieron a este lugar de inicio, tiraron las chozas y comenzaron a escavar de nuevo. Fue en este momento cuando aparecieron ante sus ojos lo que parecía ser la entrada a una tumba.

Dos días después ya habían alcanzado el escalón número 12 de bajada y quedó claro que aquello era la entrada a la tumba del faraón Tutankamon. A esta altura ya se podía ver el sello del faraón por todos lados. Al llegar al escalón 16 encuentran la primera puerta y allí de nuevo el sello del Farón. No tuvieron muchas esperanzas de encontrar nada dentro ya que parecía que alguien más había estado allí antes.

Y tras días de desescombro por fin llegaron a la gran cámara donde encontraron algo que cambió el rumbo de su historia y que dio un empuje más para comprender que la civilización egipcia había sido algo más que extraordinario. Si este, un faraón menor tenía tal cantidad de objetos de oro macizo y joyas en su tumba ¿qué podría encontrarse en las tumbas de faraones como la de Rameses II? Es algo que nunca sabremos.

Allí, bajo cientos de metros de piedra caliza se encontraba el mayor tesoro jamás descubierto por un arqueólogo. Algo más de seiscientas piezas la mayoría de ellas de oro. Pero esta solo era la antecámara, aún faltaba llegar a la cámara funeraria del faraón.

valle-de-los-reyes-6
Entrada a la tumba de Tutankamon

Lo raro es, que si allí era evidente que había estado alguien más antes que ellos ¿porqué no se habían llevado nada? ¿Qué buscaban que no se llevaron todos estos objetos de oro?

En aquel momento ya había salido a la luz el fabuloso descubriendo así que para abrir la cámara que conducía al sarcófago del faraón acudieron algo más de 20 personas, entre autoridades y colaboradores. Aquel día se produjo uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del S. XX y que fue portada de los periódicos de medio mundo. Tras aquel muro se encontraba un enorme sarcófago de oro macizo (que tendremos la oportunidad de contemplar el museo egipcio dentro de unos días) Por el momento conformémonos con pensar en todo lo que pasó aquel día y que aquel descubrimiento fue de suma importancia, no solo para la arqueología, sino para el mundo en general.

El templo de Hatshepsut.

Si hay una historia de los grandes faraones que me encantan, esa es la historia de la reina Hatshepsut. Si tenéis oportunidad leed sobre ella porque francamente hizo lo que era impensable hacer en una época dominada por los hombres. Quiso ser reina, se impuso y lo consiguió. En la época en la que gobernó, entorno al 1500 a.C, no se estaba permitido gobernar a las mujeres, pero ella dio un golpe de estado a la muerte de su esposo y hermanastro (Tutmosis II).

A parte de estas historias, Hatshepsut se merece pasar a la historia no por esto (que también tiene su mérito) sino por haber conseguido, durante su reinado, un periodo de esplendor y de riqueza, acrecentado por sus expediciones al desconocido todavía a día de hoy, país de Punt. Quizá debido a las riquezas que se traían de este lejano país, su ubicación fue mantenida tan en secreto que todavía a día de hoy no se sabe en que lugar se podría encontrar.

templo-de-Hatshepsut-1

Solo en este templo en el que nos encontramos se pueden ver representaciones exactas de lo que era el país de Punt. En las pinturas se pueden ver representaciones de los monarcas de Punt recibiendo a los egipcios, haciendo trueque de vino, cerveza y otros productos por metales preciosos.

Pese a todos sus logros hubo quien tras su muerte (de la que nada se sabe) quisieron borrar los restos de la que fue, sin duda una de las primeras mujeres en vencer a su destino y llegar al poder. Tutmosis III, su sobrino y heredero al trono se encargo de borrar su nombre de todas sus obras, intentando así enmudecer y hacer olvidar el legado de una gran mujer y una gran faraona.

templo-de-Hatshepsut-2

El templo de Hatshepsut está situado muy cerca del Valle de los Reyes, podría decirse que al otro lado de la gran montaña rocosa. Se trata de un templo funerario y es por ello que está en esta zona del Nilo. Creo que la mejor imagen del templo es visto desde la distancia, ya que su interior es menos llamativo de lo esperado. Es cierto que tendremos la oportunidad de ver en el museo Egipcio alguna de las partes que fueron sacadas de aquí para preservar sobre todo, su llamativo colorido.

templo-de-Hatshepsut-6

Los Colosos de Memnon.

Quizá lo menos llamativo de todo lo que vimos este día. Desluce bastante frente a lo que vimos en el interior de las tumbas del Valle de los Reyes y frente al imponente complejo del templo de Hatshepsut. Pero no nos engañemos, los colosos de Memnon hay que verlos como lo que son, unas grandes moles construidas en el medio de la nada con mucha historia que contar.

Colosos-de-Memnon

Las dos estatuas fueron construidas en la entrada de lo que era el templo funerario de Amenofis III. Del templo ya no queda nada, sin embargo estas dos moles, aunque muy deterioradas, siguen en pie después de más de 3000 años.

Se dice, que estos colosos, emitían un sonido al amanecer que les hacía ser una de las tantas estatuas parlantes de Egipto. Hay muchas evidencias de que esto era así, no se sabe si por las dilataciones de las piedras con el cambio de temperatura del amanecer o porqué, pero el caso es que se sabe que así era. Y lo fue hasta que en época de los romanos se decidió restaurarlas. Desde entonces las estatuas han enmudecido.

El templo de Luxor.

Era nuestro último templo del día de hoy y de nuestro paso por la antigua ciudad de Tebas (Luxor) antes de coger el avión rumbo a El Cairo. Entramos en el templo a las 12 de la mañana, cuando el sol era abrasador y se estaba francamente mal si no te ponías a la sombra. Puede que fuese por eso que encontramos un templo prácticamente vacío.

templo-de-luxor-egipto-1

El templo fue empezado a construir en época de Amenofis III y terminado por Ramses II.

templo-de-luxor-egipto-3

Nada más llegar el templo ya impone, por ese enorme muro de piedra construido en la época de Ramses II. Como de esa misma época es el único obelisco que se conserva de los dos que había (el otro se encuentra en la plaza de la Concordia de París).

En los relieves de este muro se pueden observar representaciones de la famosa batalla de Qadesh de la que os hablé en el artículo sobre Abu Simbel, en la que Ramses II luchó contra la hititas.

templo-de-luxor-egipto-5

No cabe duda de que el tempo es impresionante lo mires por donde lo mires, pero lo que más llama la atención sin lugar a dudas y por lo distinto con respecto a otros, es que en su interior encontramos una mezquita y una iglesia.

La mezquita del templo de Luxor.

Esta mezquita no es de construcción reciente. Tiene más de 1000 años y es por ello que cuando el templo se descubrió (estuvo muchos años tapado) se decidió mantener como tal, dado que es un monumento más que forma parte del complejo.

templo-de-luxor-egipto-2

La iglesia cristina del templo de Luxor.

Al final del complejo de Luxor encontramos los restos de unos frescos en muy mal estado. Es el lugar donde se construyó la iglesia Cristiana de Luxor.

La Avenida de las esfinges.

Ya os lo contaba cuando os hablé del templo de Karnak, que la avenida de las esfinges comienza allí y termina en el templo de Luxor. Aquí podemos ver como esta avenida termina tras recorrer los 3 kilómetros que separan los dos templos.

El resto del día y vuelo a El Cairo.

Era nuestro último día de crucero, pero tuvieron la amabilidad de que pese a que teníamos que hacer el check in, nos dieron una habitación de cortesía para poder utilizar las instalaciones del barco (piscina, bares….) hasta la hora de salida del vuelo. Así que con una habitación disponible y tras una copiosa comida de despedida, nos fuimos a la piscina del hotel a esperar que fuese la hora para trasladarnos al aeropuerto.

Alojamiento en El Cairo.

Llegamos de noche a El Cairo y cómo todo está incluido en el viaje, nos pasaron a recoger y nos llevaron al que sería nuestro hotel para estas 4 noches que nos quedaban en El Cairo: The Osais Pyramids. Un hotel sencillo pero correcto. Ideal para pasar 4 noches en la que además poco tiempo estarás en el hotel.

El hotel dispone de una piscina (a la que le dimos un buen uso una tarde que decidimos no hacer nada y pasarla disfrutando de nuestras vacaciones en la piscina, al sol); un par de restaurantes, aunque nosotros hicimos uso fundamentalmente de la comida rápida que se servía en la piscina; una sala de fiestas que ni sabemos como era; el bar de la piscina que fue el que más usamos; y un taxista en la puerta que puede llevarte a donde quieras.

Fue un alojamiento perfecto, por relación calidad/precio para pasar esas noches en El Cairo.

Mucha gente me pregunta si no sería mejor alojarse en el Centro de el Cairo y no en la zona de pirámides. Cierto es que nosotros llevábamos muchos planes para hacer cada noche en esta zona, ir a restaurantes chulos desde donde se veían las Pirámides y nos parecía un lugar ideal para alojarse. Pero finalmente no hicimos prácticamente nada de eso.

La verdad es que yo no le veo diferencia a alojarse en El Cairo a alojarse aquí. Estuvimos bien, cómodos y sobre todo en una zona muy tranquila. Si nos hubiésemos alojado en centro de El Cairo también estaría bien, pero nosotros no hemos echado en falta hacerlo. Cogimos un taxi la mañana que estuvimos solos por el Cairo, porque la otra mañana nos vinieron a recoger para ir a Saqqara así que no nos importó no estar alojados en otra zona.

Si quieres reservar un viaje así, con agencia, con precio desde 600 euros por persona,  ponte en contacto con nosotros: haremos que tu viaje sea lo que estás buscando.Más info en:
Cómo preparar un viaje a Egipto
info@viajescallejeandoporelmundo.com

descuento Mopane Game Safaris

Viaja con nosotros

Si quieres que te ayudemos a organizar un viaje igual a este o parecido, por libre o con agencia receptiva, o que simplemente te coticemos los hoteles que hayas elegido, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, haremos de tu sueño una realidad.

Callejeando por el Mundo es un blog de viajes propiedad de Viajes Callejeando por el Mundo, agencia con licencia AV-240-AS.

Escribe un comentario

He leído y acepto la Política de privacidad Detalle legal

Este sitio está protegido por el reCaptcha de Google y se aplica su Política de Privacidad y sus Términos de Servicio.