Hostal Posada del Parque, Park Hostel en Arequipa

Publicado en: Perú | 22

 

 

Creo que es necesario que cuando las cosas no pasan como deberían en un hotel, hostal, restaurante o lo que sea, llamado Hostal Posada del Parque o Park Hostel, deba contarse tal y como sucedió porque a mi me gusta enterarme de lo bueno y de lo malo de los sitios y así teniendo comentarios de todo tipo uno ya puede decidir si ir o no con todas las de la ley.

La historia con este hostal comienza a nuestra llegada. Esto es lo que escribí en la entrada anterior Arequipa, la ciudad blanca:

“Cuando llegamos al hotel me quedé de una piedra porque nos dicen que no hay ninguna reserva hecha a mi nombre. Vamos que aquí ya empiezo a sulfurarme un poco porque además agradables tampoco es que fueran, porque lo más normal sería que te dijeran que no hay reserva a tu nombre pero que no importa y todo esto con mucha amabilidad, pero no un simple “Pues no hay ninguna reserva con ese nombre” y quedarse como una estatua mirándote. Todo esto para nada porque al final tenían habitaciones de sobra con lo que no entiendo esta actitud de dejadez. Esto no dejaría ser más que una anécdota que puede que incluso no contaría con tantas palabras si no fuera por lo que pasó a la hora de hacer el check out.”

 

Os pongo un poco en antecedentes:

 

Había mantenido unas largas conversaciones por correo electrónico con un tal “Cesar Vesil” el cual parecía ser el gerente del hostal Posada del Parque. Con él tuve que intercambiar muchos correos porque ya os digo de mano que todo lo que reservéis vía correo electrónico intentad que os dejen bien claro todas las condiciones por escrito. Como había leído muchas sugerencias de este tipo siempre intenté que me pusieran el precio y el tipo de habitación y alojamiento bien claro, cosa que a veces costaba mucho como en este caso. El precio del hotel era de 75 s/. la habitación doble matrimonial y por hacer la reserva con más de 15 días de antelación el precio se reducía en un 15%.Cuando llegamos al hotel y nos comentaron que no había reserva, lo primero que hice fue sacar el taco de correos que había mantenido con el tal  “Cesar”, y la verdad es que no parecieron sorprenderse. Nos dieron la habitación y ahí quedó todo pero cuando fui a pagar me piden 75 s/. Aquí ya empiezo a desesperarme porque parecía que todo se ponía en contra y que la gente no hacía su trabajo. Volví a sacar el taco de correos y le indiqué el precio exacto: 75 s/. más un 15% de descuento. Me pone muy mala cara, me mira mal, saca la calculadora, calcula y me dice que son 65 soles. A esto yo ya estaba cansada de tener que luchar por todo y le digo que de eso nada, que son 63.75 s/. y que le daré los 64 s/. Ya no estaba dispuesta ni a regalarle un sol.

Cuando llegamos al acuerdo le saco la tarjeta y me dice que no tienen para pagos con Visa. Aquí ya aluciné, creo que mi cara parecía un poema, no entendía nada. Al lado del chico además de un gran cartel de Tripadvisor figuraba una cartilla del tamaño de mi cara de “Visa”. Me dice que es cierto, pero que en ese momento no le funciona. Yo ya no me creo nada así que le digo que saque el datáfono que lo quiero comprobar. Vuelve a decirme que sí que funciona pero que hasta las 9 de la mañana no lo puede utilizar y le digo que por favor lo compruebe. A todo esto mi mal humor ya llega a límites muy muy altos y le hablo con tono alto.

El tema termina en el momento que me dice que me  pasa la tarjeta y me cobra un 10% más. Cansada de tanta discusión le digo que creo que se está equivocando con toda esta situación, que pierde más que gana y que estas actitudes perjudican más que nada y que piense que ya que tanto exhibe el cartel de Tripadvisor que le pienso dejar una buena crítica (como así hice). Le digo que son muy poco serios, que primero, no tienen la reserva anotada cuando la hice hace dos meses y confirmé hace dos días y como me contesta que ese no es su problema que es el de su jefe… Aquí me canso y sigo con voz alta diciendo que no es su problema, es problema de su hostal, que es el que le paga y por lo tanto el que debe cuidar para que siga teniendo clientes y por lo tanto él siga teniendo trabajo; continuo explicándole el segundo problema cuando no quieren hacer el 15% de descuento y que ya esto del pago con la Visa es el colmo de los colmos.

 

Puntuación: UN CERO

 

Le pagué en efectivo, cogí la maleta y me fui sin más, le dejé con la misma cara de indiferencia que antes. Si hay algo que me molesta profundamente es la falta de profesionalidad en el trabajo, pero que se iba a esperar de una persona que te recibe descalzo, con el pelo revuelto y cara de dormir.

En fin, que el hostal no le recomiendo para nada y que no es la única experiencia mala que hemos tenido en Perú, pero desde luego se merecen que no vaya nadie. Estas situaciones no deberían permitirse, sobre todo por intentar mentir constantemente e intentar engañarte como sea.

Y pese a este mal rollo la sensación que nos dejó Arequipa fue buena, pese a que me esperaba una ciudad mucho más ordenada y mucho más bonita en general, porque lo que tiene Arequipa son puntos de la ciudad bonitos pero no le he visto una belleza en su conjunto.

 

Podéis leer los comentarios de otros viajeros en Tripadvisor: Posada del Parque o Park Hostel

Otras entradas del diario:
  • PERU 2013
Mi guía Perú 2013 (para descargar)
– Mala experiencia en Posada del Parque, Park Hostel Arequipa.Día 0 y 1: Lima
Día 2: Reserva Natural de Paracas.
Día 3: Isla Ballestas y Huacachina.
Día 4: Sobrevolando las lineas de Nazca y más.
Día 5: Arequipa, la ciudad blanca.
Día 6: De Arequipa al Cañón del Colca.
Día 7: Valle del Colca, Mirador del Condor
Día 8: Los Uros y Amantaní (Lago Titicaca)
Día 9: Taquile (Lago Titicaca) y Sillustani.
Día 10: La Ciudad de Cuzco.
Día 11: Tambomachay, Puca Pucara, Qenqo, Sacsayhuaman.
Día 12: Camino a Aguas Calientes pasando por Pisac.
Día 13: La magia de un lugar llamado Machu Picchu
Día 14: Salieras de Maras, Moray y Chinchero.
Día 15: Puerto Maldonado, Reserva Tambopata.
Día 16: Lago Sandoval, Reserva Tambopata.
Día 17: De la selva amazónica a Lima.
Día 18: La dura vuelta a casa. Aventura en el aeropuerto.
viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

22 Comentarios

  1. Marigem saldelapuro
    | Responder

    A mí estas cosas me desquician. Yo he vivido algo parecido en Francia hace tiempo y de verdad haces muy bien en contarlo porque seguro que hay otras personas serias y responsables que necesitan el trabajo y no tienen esta suerte y este por lo que me cuentas es para echrle de comer aparte. Bueno guapa, un besín y te sigo leyendo que estoy enganchada, es un viaje precioso.

    • Maria Garcia
      | Responder

      La verdad es que da pena ver estas actitudes, más que nada porque pueden hacer que una opinión que podrías tener de un hotel cambien radicalmente por la actitud de sus empleados.

      Besitos.

  2. M.C.
    | Responder

    Menudo morro!! La verdad es que como tú dices, así pierden más! El boca a boca… o en nuestros días el blog a blog puede hacerles mucho daño!

    • Maria Garcia
      | Responder

      Yo creo que si porque muchas buenas críticas posiblemente no traigan clientes pero una mala crítica hace perder muchos clientes potenciales. Y más hoy en día.

  3. no entiendo como personas que trabajan de cara al publico puedan portarse asì, en fin es una lastima porque corres el riesgo de arruinarte unas vacaciones pero peor para ellos porque entre tripadvisor/blogs y boca a boca van a perder!
    gracias por compartir tu experiencia
    un saludo

    • Maria Garcia
      | Responder

      Yo tampoco lo entiendo,la verdad, y deberán darse cuenta que con estas cosas pierden más que ganan.
      Un saludo

  4. Robin Ju
    | Responder

    Pues así van a durar muy poco…bien resuelto y gracias por contarlo

    • Maria Garcia
      | Responder

      Gracias a ti por pasarte. Espero que al menos esto sirva para que futuros viajeros a Perú sepan que se pueden encontrar en este sitio.

      un saludo.

  5. Lorena Prado
    | Responder

    oh, muy triste que hayas tenido que pasar por una situación tan INNECESARIA. todos podemos tener un mal día, pero evidentemente esta persona no era la indicada para atender al público.

    Un abrazo y la mejor onda, para que se pueda pasar este mal trago 😉

    • Maria Garcia
      | Responder

      Es cierto que todos podemos tener un mal día pero cuando trabajas cara al público debes intentar hacer todo lo posible porque tus clientes se sientan cómodos y a gusto. Es una pena, la verdad.
      Un saludo.

  6. Vaya tela… la verdad que esas malas experiencias también hay que compartirlas, ta sé de un lugar al que no vale la pena ni acercarse. Siento que te hicieran pasar ese mal rato pero seguro que será peor para ellos que lo que fue para ti.

    Un saludo,
    Sonia.

    • Maria Garcia
      | Responder

      Si, seguro que es peor para ellos porque al final todo esto se quedará en mi cabeza como una anécdota o experiencia más y quizá algún día ni siquiera me acuerde de este espécimen humano, pero una sola mala crítica puede hacer mucho daño. Supongo que esto llegarán a entenderlo algún día.

      Gracias por pasarte Sonia.

  7. Diario viaje Kiana
    | Responder

    Menudo personaje. Qué triste que no se den cuenta que la regla número 1 en un negocio es tratar bien al cliente, además creo que es la mejor estrategia de marketing. Por suerte nunca he vivido una experiencia similar, pero sin duda también lo contaría.

    Saludos!

    • Maria Garcia
      | Responder

      Exactamente, creo que por ahora no se han dado cuenta de eso, porque si esta misma situación hubiera ocurrido con otra actitud por parte de él, con mejor cara y más comprensión quizá tampoco estuviera contando todo esto o al menos no sería para tanto. Un buen trato es fundamental.

      Saludos.

  8. Diario viaje Kiana
    | Responder

    Menudo personaje. Qué triste que no se den cuenta que la regla número 1 en un negocio es tratar bien al cliente, además creo que es la mejor estrategia de marketing. Por suerte nunca he vivido una experiencia similar, pero sin duda también lo contaría.

    Saludos!

  9. Madaboutravel
    | Responder

    Menuda situación!!!! Y vaya morro el trabajador del hostal. Vamos, así les auguro un futuro brillante… Esa no es manera de tratar a un cliente, la verdad. Yo tuve una experiencia similar en un lugar de México y tampoco lo recomendaría para nada. Afortunadamente, no todo el mundo es igual y seguro que la próxima vez te toca un lugar mejor (por eso del karma…)

    Un abrazo,

    Patricia

    • Maria Garcia
      | Responder

      Pues si, espero que la próxima vez me vaya mejor, tambien es verdad que la próxima vez que vaya a Arequipa (si la hay) ni por un momento se me pasaría por la cabeza repetir. Creo que en este viaje el mal karma me acompañó, porque todo lo que no me suele pasar me pasó aquí, porque todavía queda mucho que contar.

      Un saludo.

  10. Javier y Deborah
    | Responder

    Que pena que hayas tenido esta mala experiencia con ellos.
    Nosotros pasamos una noche con ellos y nos fue genial, incluso tuvimos un terremoto de 4 grados.
    También nos organizaron la visita al valle del Colca, genial y muy económica. Lo recomendamos.

    Un abrazo desde Las Palmas.

    http://siemprejuntosporelmundo.blogspot.com.es

    • Maria Garcia
      | Responder

      Pues cuanto me alegro, no todas las experiencias son malas, claro está, por eso suelo decir que una mala experiencia hace mucho más daño que mil buenas experiencias dan beneficio. Me alegro de que te fuera bien con ellos y lo que yo pienso es que el mal concepto que tengo del hotel es por una persona que no sabe tratar al cliente. SI no fuera por esto quizá mi opinión fuera distinta.

      Un saludo.

  11. Marta A.
    | Responder

    Madre mía! ¿Y César no estaba por ahí? Hay gente muy puñetera por el mundo…
    Lo peor ya no es que te quiera tangar un par de soles, sino el subidón de mala leche con el que empiezas el día.
    Un abrazo María!

    • Maria Garcia
      | Responder

      Pues Cesar no se donde estaba y tampoco se me ocurrió preguntar, porque de mano Cesar ya no había hecho la reserva, jaja. Pero bueno, quizá algún día se den cuenta de que estas cosas no pueden pasar.

      Un saludo.

  12. Victor del Pozo
    | Responder

    Es lo de siempre, y en Perú es una sensación que me llevé de muchos alojamientos. Una pena, la verdad… Con lo agradable que es la gente en general, la que está de cara al turista/cliente creo que no da la talla.

Dejar un comentario