Hotel Castillo de Gorraiz Golf y Spa

Publicado en: Navarra, Sin categoría | 1
Viernes, 24 de Agosto de 2012
Bueno, pues como ya había comentado en la entrada anterior este era el regalo de cumpleaños que le había hecho a Rubén y para guardar un  poco la sorpresa hasta el final no le había dicho a donde era. Solo que debía preparar la maleta para el día 24 y que tenía que pedir en el trabajo el día 27. Todo esto ¿porque? pues porque él ya sabía por donde iban los tiros del regalo de cumpleaños y quería mantener un poco la incertidumbre hasta el final. Y hasta el final lo mantuve.
El día 24 salimos después de comer… Dirección: no se sabe. Simplemente le dije que siguiera las indicaciones del GPS. Lo único que supo entonces era que nos quedaban 4 horas y media de viaje. Aquí empieza a hacer cálculos, y al final decide dejarlo porque le va a resultar imposible. Pero los cálculos vuelven cuando quedaban 30 minutos para destino final. Pasábamos por la parte de arriba del Parque Natural de Urbasa y es cuando llega a la conclusión de que: o bien vamos a Pamplona, o alrededores o bien ese no es el destino final y una vez allí pongo otro destino en el navegador. Yo me río. No digo nada. El sigue con lo suyo hasta que se da cuenta de que mi risa compulsiva le indica algo. Y entre otras muchas cosas que me dice y que me quedo helada, me dice: “¿no iremos a Olite, verdad?”. Me quedo de piedra. Y él continua: “la foto de la tarjeta de cumpleaños era de Olite y estamos cerca de Olite”. Yo sigo igual, con los ojos como platos. No me lo podía creer y mucho menos cuando me dice: “recuerdas que yo ya estuve en Olite, no?”. ¿COMO? NO, NO RECUERDO NADA DE ESO!.  Uff, aquí empieza mi “momento agobio”. Al final me desespero y le digo: “No, no vamos a Pamplona, pero Olite no me lo pierdo, porque tu lo habrás visto ya, pero yo lo quiero ver!” Como se empezó a dar cuenta de que había dado en el clavo y que probablemente no me estaba sentando muy bien, aunque nos reíamos a carcajadas, me dice: “aunque el viaje fuera el mismo, aunque fuéramos a Pamplona y pasáramos por los mismos puntos, aunque fuéramos a Olite, aunque todo fuera similar, no sería igual porque este lo haría contigo y eso es lo único que importa”. Ohhhhhh….. Perdonado, por todo!!!
El panorama cambia conforme nos acercamos al destino
En fin. Que le dije que se equivocaba en todo, excepto en Olite, que pasaríamos por ahí.
Pasado el atragantón, seguimos ruta. Bordeamos Pamplona y se da cuenta de que Pamplona no es. Y cuando nos acercábamos a destino le digo: “¿Ves el Castillo de ahí arriba? Pues ahí vamos”.
Y por fin llegamos al Hotel Castillo de Gorraiz. Y esto si que fue una sorpresa, para él y para mi, que desde luego no me lo esperaba así. Me sorprendió gratamente.
Cuando preparé este viaje había pensado en algo que fuera especial. Pasé por muchos pueblos y cuando encontraba uno que me gustaba no encontraba un alojamiento que estuviera a la altura de los acontecimientos. En principio busqué algo en Olite pero el Parador no me parecía del gusto de Rubén, así que lo descarté y desesperada empecé a buscar por otros sitios. Hasta que un día y por casualidad me topé con este hotel. Un acierto al 100%. Además tenía SPA con lo que nos iba a venir de maravilla.
Esta misma semana que partíamos para Navarra, entré en la página web del hotel para buscar el teléfono y poder reservar para el SPA y me encuentro otra grata sorpresa ya que habían sacado una oferta solo para esta semana y por 60 euros más de lo que yo iba a pagar nos incluían el SPA y la cena de todos los días así que cambié la reserva. El viaje nos salió redondo, la verdad, porque solo por el SPA de un día hubiera pagado 50 euros.

 

 

La habitación no era excesivamente grande pero tenía una cama muy cómoda, una terraza y unas vistas ….
y con acceso casi directo al SPA.
Pinchar para ampliar
El hotel para mi es una maravilla y se merece sin duda las 5 estrellas que no tiene.
En cuanto al Spa: Es mucho más pequeño de los que yo he estado hasta ahora pero lo que hacen para evitar las aglomeraciones es no permitir la entrada de mucha gente a la vez, esto hace que en todo momento estés solo en las distintas partes del SPA. Una maravilla sin duda.
Del SPA no tengo fotos, solo del móvil.
Y como culmen la cena: Para cenar teníamos incluido en el precio de la oferta un menú compuesto por 5 entrantes a elegir, 4 segundos y 3 postres, con vino, pan y agua.
Este día cenamos, ensalada de temporada con salsa de yogur griego, parrillada de verduras contraste de balsámico y romesco, raviolis de foie, hongos y crema perigourdin, fajitas mejicanas rellenas de pollo con mostaza y alioli, cuajada de la Ulzama, nueces y miel y delicia de chocolate Gorraiz con helado de vainilla. Todo exquisito y tan abundante que cuando me pusieron delante la cuajada creí que era broma. No pude con todo.
En cuanto al resto del viaje: Pues Navarra me ha sorprendido gratamente. Jamás creí que en tan poco espacio pudiera haber un contraste de paisajes tan increíble. Y si lo queréis comprobar no dejéis de leer las próximas entradas.
 NAVARRA 2012
Antecedentes
          La llegada: Hotel Castillo de Gorraiz Golf y Spa.
Día 1: Bardenas Reales y Olite
Día 2. Nacedero del Urederra y más…
Día 3. Pueblos de Navarra: San Martín de Unx, Ujué, Lerga.
mopane game safaris oferta de viaje gratis delta del okavang iati seguros callejeando por el mundo

Un comentario

  1. quientusabes
    | Responder

    MUCHICHISIMAS GRACIAS!ya sabes que me ha ENCANTADO! todo ha sido perfecto y eso que no hemos parado! el sitio, el tiempo..el relax, la comida.. todo! pero lo mejor, el haber estado juntines ahí.

    Muchas gracias por todo el tiempo que has invertido en que pudieramos pasar estos dias!

    Ha sido un regalo precioso, cariño! mil millones de besos!!!

Dejar un comentario