Malinas en un día (desde Bruselas)

Publicado en: Bélgica, Europa | 0

Cuando partimos en dirección a Bruselas aquel 26 de Mayo de 2019, (un viaje sorpresa Wowtrip), tuve claro que debía visitar Malinas.

Habíamos pasado ya hace unos años, 7 días en Bélgica, y en aquella ocasión tuvimos que postponer la visita a Malinas por un problema de salud. Rubén se puso malo aquella noche y al salir del hotel tal tarde decidimos visitar solo Lovaina y no visitar Malinas. Ahora regresábamos a la capital belga para pasar 3 días en Bruselas, y así, sobre la marcha, tomamos la decisión de invertir el primer día en visitar Malinas.

un día en malinas desde bruselas (40)

un día en malinas desde bruselas (42)

Viaje a Bruselas con Wowtrip. La sorpresa en el aeropuerto.

Este es un viaje sorpresa Wowtrip de 3 días. Esto quiere decir que aunque podíamos haber sabido el destino del mismo 48 horas antes de la salida, lo cierto es que decidimos esperar al último momento. Los datos de los que disponíamos aquella mañana era que nuestro vuelo salía de la terminal 1 del aeropuerto Adolfo Suarez – Barajas, y la hora de salida, las 7:25 de la mañana.

Estábamos alojados en el hotel Abba Madrid, que os recomendamos totalmente. Ya hemos usado este hotel en varias ocasiones y siempre nos ha ido de maravilla. Este hotel se encuentra ubicado muy cerca del Intercambiador de la Avenida de América, y desde allí salen los buses, en este caso el autobús 200, en dirección al aeropuerto (con parada en la T1 – que nos venía de maravilla). Además es la opción más barata para llegar al aeropuerto. Nos costó el billete 1.50 euros (precio  2019)

Una vez en el aeropuerto, abrimos la aplicación de Wowtrip y descubrimos finalmente que nuestro destino era BRUSELAS. Aunque en un principio nos hubiese hecho ilusión no repetir destino, he de decir, que en el momento en el que vi Bruselas escrito en la pantalla de mi móvil, se me dibujó una sonrisa en la boca y ya, en ese mismo momento, tuve claro como distribuiría mi tiempo.

 

Organizando el viaje de 3 días en Bruselas sobre la marcha.

Bélgica es un país que me encanta, y por el que es muy fácil moverse, así que como llevo años organizando viajes a este destino, ya tenía claro, que en nuestra tercera visita al país, y a la ciudad, lo organizaría de la siguiente manera:

Día 1: Llegada del vuelo a las 9:45. Traslado en tren a la estación Norte de Bruselas. Check in en el hotel. Tren a Malinas. Resto del día en la ciudad.

En un principio había pensado además visitar el campo concentración de Breendonk, pero finalmente, al llegar más tarde de lo que pensábamos decidimos dejarlo para otra ocasión y centrarnos en visitar y disfrutar de Malinas.

Día 2: Visita a Gante y Brujas en el día.

Día 3: Bruselas y regreso a casa.

 

Comenzaba, por tanto nuestro viaje Wowtrip y nuestro primer día en Bruselas.

 

Otra información útil para viajar a Bruselas.

Si queréis más información sobre como organizamos este viaje podéis leer: 3 días en Bruselas (con Wowtrip). Y si tenéis más de 3 días quizá os sea útil nuestro diario de viaje: 7 días en Bélgica. Además no os olvidéis que tenemos un post muy completo para organizar los viajes en tren por el país: Transporte en Bélgica

 

Del aeropuerto al hotel.

Volamos con la compañía Lufthansa en un vuelo cómodo y rápido. Yo para variar lo hice entero durmiendo. Al bajarnos del avión y como no habíamos facturado maleta, nos fuimos directamente a la estación del tren. Había valorado hacer el trayecto en bus pero teniendo en cuenta que en llegar desde el aeropuerto de Bruselas al centro de la ciudad se tarda bastante, no quería perder mucho tiempo y la forma más rápida de llegar, aunque sea la más cara, es en tren.

Sacamos el billete en una de las máquinas y lo pagamos con la Bnext. En cualquier lugar fuera de España, nosotros pagamos todo con esta tarjeta, porque te evitas las comisiones de los bancos y además porque ya tuvimos una mala experiencia pagando con nuestra tarjeta normal, de un robo de datos y posterior desfalco de 6000 euros. Así que yo siempre uso una tarjeta prepago fuera de España. En este caso esta tarjeta es gratuita. Ya os lo conté en: Bnext, para viajar sin comisiones.

Si tu también quieres una Bnext, aprovecha y descarga la aplicación desde este enlace y consigue 10 euros al activar la tarjeta con 25 euros.

Bnext, 10 euros de regalo

 

El viaje nos costó 8.9 euros (ya incluida la Diablo Fee) – Más info en Transporte en Bélgica.

En autobús nos hubiese costado 3 euros, pero ya os digo que a veces es mejor pagar más y llegar antes a los destinos.

El traslado hasta la estación Norte de Bruselas nos llevó 30 minutos.

Toda esta información te llegará a tu aplicación de Wowtrip cuando se desbloquea el destino. Una guía de viaje en pdf con toda la información que necesitas para viajar. 

 

Hotel NH Brussels Bloom.

El hotel que Wowtrip había seleccionado para nosotros era el NH Brussels Bloom, que aunque en principio no nos resultó conocido al llegar nos dimos cuenta que en este hotel habíamos estado ya alojados en nuestra segunda visita a la ciudad. Nos encantó ver que el hotel había sido adquirido por la cadena NH pero que aún guardaba ese algo distintivo que lo caracteriza: cada habitación está diseñada, y pintada, por una persona distinta.

Los hoteles Wowtrip siempre tienen algo en común: son hoteles de 3 o 4 estrellas, bien ubicados y que al menos tengan una valoración en Tripadvisor de 3.5 puntos. En este caso lo cumplía con creces.

hotel nh bloom bruselas en 3 días wowtrip 2
Nuestra habitación esta vez
Nuestra Habitación años antes

Hicimos el check in muy rápido, dejamos las maletas y salimos directos de nuevo a la estación Norte de Bruselas. Sacamos de nuevo el billete con la Bnext y pusimos rumbo a Malinas.

 

De Bruselas a Malinas.

Volvimos a hacer uso del tren, algo que nos encanta de Bélgica, ya que combina todas las ciudades de forma rápida y efectiva, por precios razonables. En este caso al ser domingo hicimos uso de un Weekend Tiket (más info en Transporte en Bélgica) y por 5.80 euros ida y vuelta, viajamos a Malinas (Mechelen).

transporte en belgica como moverse (1)

Eran las 11:38 cuando cogíamos el tren y se tardan unos 25 minutos. Aunque durante la espera en el aeropuerto ya había estudiado la forma de llegar al campo de concentración de Breendonk, decidimos que era mejor no hacerlo. Llegaríamos a Malinas a las 12 del medio día y nos parecía ya un poco tarde para hacerlo todo. Mejor no ir apurados y disfrutar del tiempo sin agobios por la ciudad.

(no obstante, al final del post, os contaré como hacer la excursión al campo de concentración de Breendonk, por si tenéis más horas y os apetece visitarlo).

 

Malinas en un día. Que ver.

Llegamos al medio día a la estación del tren de Malinas (Mechelen). Y directamente nos fuimos al centro, a la Grote Markt, ya que estábamos ansiosos por llegar al centro de la ciudad y empezar a ver esos edificios tan característicos de Bélgica.

Malinas tiene un centro histórico pequeño, por lo que podría decirse que se puede ver en medio día. Es un destino ideal, además, para combinar con otra visita, como íbamos a hacer en nuestro primer viaje a Bélgica, combinándola con Lovaina. Nuestra intención era callejear, perdernos y disfrutar del ambiente de Malinas.

 

La Grote Markt y el Stadhuis de Malinas

No será la primera vez que pasemos por la Grote Markt de Malinas, y es que aquí está el centro de la ciudad. Esta es la plaza más bonita y donde podremos sentarnos a comer, a tomar algo o simplemente a contemplar el ir y venir de la gente en un entorno de lo más belga.

Una plaza rodeada de edificios históricos, con el Stadhuis a un lado (el ayuntamiento medieval) y esos edificios típicos flamencos que tanto nos llaman la atención, al otro. Además, haciéndose visible desde cualquier punto de la ciudad (y no iba a ser menos desde la Grote Markt), la torre de la Catedral de San Romualdo, a donde ya sabíamos que íbamos a subir.

un día en malinas desde bruselas (2)

un día en malinas desde bruselas (3)

un día en malinas desde bruselas (4)
Ayuntamiento de Malinas

El llamativo ayuntamiento medieval de Malinas, el Stadhuis, fue declarado Patrimonio Mundial de la Unesco, y no nos extraña para nada. No dudéis en entrar y echar un vistazo.

 

Donde comer en Malinas.

Eran ya casi la 1 de la tarde, y después de haber desayunado mal y poco en el aeropuerto de Barajas, decidimos que era la hora de hacer una parada y comer. Hicimos uso de Foursquare y en unos minutos ya lo teníamos decidido. Comeríamos en el cercano restaurante Il Cardinale.

Comimos unas hamburguesas que estaban de muerte y yo aproveché para probar mi primera cerveza belga. En esta ocasión me decanté por una cerveza local, la Gouden Carolus.

 

Catedral de San Romualdo de Malinas.

No te puedes ir de Malinas sin haber pasado por su catedral. La Catedral de San Romualdo es de estilo gótico y destaca la gran torre de 97 metros, que podrás visualizar desde cualquier parte de la ciudad. Esta torre en un principio iba a ser más alta, de 167 metros, pero por falta de presupuesto no se llegó a terminar. Si hubiese llegado a esta altura se hubiese convertido en el edificio más alto de Bélgica.

La Catedral toma su nombre de Romualdo quien llevó la religión cristiana a Malinas.

un día en malinas desde bruselas (6)

un día en malinas desde bruselas (7) un día en malinas desde bruselas (11) un día en malinas desde bruselas (13) un día en malinas desde bruselas (17) un día en malinas desde bruselas (18)

Además de visitar la Catedral por dentro, lo que no te debes perder es subir a su torre. 538 escalones, que se hacen llevaderos ya que vamos pasando por distintas estancias donde podemos ver las campanas, lo carrillones, Pero lo que más sorprende, además de las vistas, es la imagen desde arriba del gran órgano de la iglesia.

El mirador de la torre no es más que una plataforma elevada, para mejorar la imagen, y desde allí podemos ver el Atomium de Bruselas. Damos fe de ello, aunque con la claridad del horizonte costaba sacarle una foto donde se distinguiese.

 

 

La pasarela sobre el río Dijle (Dijlepad)

El casco histórico de Malinas está atravesado por el río Dijle. En la antigüedad, Malinas, tenía la importancia de ser el puerto de entrada desde Brujas hasta el centro del país. Hoy en día, toda esa importancia ha quedado relegada en favor de Amberes. No es de extrañar, ya que probablemente los enormes barcos que llegan ahora a Amberes no lo podrían haber hecho a Malinas. En el margen del río Dijle, se ha creado una pasarela de madera llamada Dijelpad, que viene muy bien para pasear.

un día en malinas desde bruselas (1) un día en malinas desde bruselas (19)

Hoy en día se sigue utilizando como “puerto” pero esta vez para pequeños barcos de recreo.

 

Fachadas de Haverwerf.

Muy cerca de Djilepad se encuentran las fachadas de Havewerf. Datan del S. XVII, de cuando Malinas era un importante puerto comercial. Son las fachadas más singulares e importantes de la ciudad de Malinas.

La primera de las casas, la que se encuentra más a la derecha, junto al cruce de calles, se llama “Het Paradijske” (El pequeño paraíso). En su fachada se representan escenas de “el paraíso terrenal” y “el árbol del conocimiento del bien y del mal”.

un día en malinas desde bruselas (20)

La de madera de color verde, la del medio, se llama “De Duiveltjes” (Los diablillos), aunque en un principio se llamaba “De Verloren Zoon” (El hijo pródigo), por la escena representada en la puerta. Los diablillos, hace referencia las representaciones en las columnas entre las ventanas.

La de la izquierda está la llamada Casa San José, en referencia a la representación de este santo con el Niño Jesús.

Son muy llamativas y merece la pena acercarse al lado del río y disfrutar de las vistas.

un día en malinas desde bruselas (21) un día en malinas desde bruselas (22)

 

Gran Beaterio de Malinas.

Siguiendo la ruta hacia el norte, nos acercamos al Gran Beatario de Malinas, que sinceramente me dejó bastante indiferente. No se si es porque otros que vimos (Gante, Brujas,…) son mucho más bonitos o porque realmente no le encontré el punto de enfoque bueno o el punto exacto donde admirarlo.

Los Beaterios o Beguinaros fueron creados en la época de las cruzadas. Muchos hombres partían muchos de ellos para no volver jamás y a consecuencia de ello quedaron muchas viudas y huérfanos, y cada vez la población era mayor. Aquellas que no querían acudir a conventos, empezaron a juntarse, a crear grandes agrupaciones que poco a poco fueron dando lugar a una parte importante de la sociedad. Lo hacían, básicamente, para ayudarse las unas a las otras. Al principio fueron consideradas herejes, ya que no pertenecían a la iglesia, y para pertenecer al grupo del Beatario era necesario profesar ninguna religión. Con el paso del tiempo fueron aceptadas.

Los Beatarios eran pequeñas ciudades, y en ellas había de todo: panadería, pescadería, comercios de todo tipo…

un día en malinas desde bruselas (23) un día en malinas desde bruselas (25)

 

Het Anker y la fábrica de cerveza.

Si venís con tiempo a Malinas quizá sea interesante hacer una de las visitas guiadas por el interior de la fábrica de cerveza Het Anker. Aquí es donde se produce la cerveza Gouden Carolus que me había tomado en la comida.

La cervecería Het Anker se ha hecho famosa porque es aquí donde se elabora la conocida cerveza Gouden Carolus, que ha sido galardonada en muchas ocasiones con el premio World Beer Awards, y es considerada una de las mejores cervezas del mundo.

un día en malinas desde bruselas (25)

 

El pequeño Beaterio

Si al Gran Beaterio no le encontré la belleza que seguramente tenga, la pequeño Beaterio, el original, el primigenio, sí se lo encontré. Me pareció un lugar maravilloso, pequeño, apartado, tranquilo y lleno de encanto. El pequeño Beaterio fue el original. Aquí se creó el primer Beguinario de la ciudad en el S. XIII, y al cabo de un tiempo se traslado al exterior de la ciudad, fuera de las murallas aunque este siguió ejerciendo su función. Las beguinas más mayores o ancianas no cambiaron su lugar de residencia y se quedaron en el pequeño Beaterio.

un día en malinas desde bruselas (28) un día en malinas desde bruselas (27)

 

La Iglesia de San Juan

He de reconocer que la pasamos de largo sin darnos ni cuenta y cuando quisimos volver ya había cerrado. La Iglesia de San Juan merece la pena ser visitada ya que guarda en su interior un hermoso tesoro: “Adoración de los Reyes Magos” de Rubens en el altar mayor.

 

Groen Waterke

Lo que no pasamos por alto fue el Groen Waterke. El Groen Waterke es uno de esos lugares singulares que no pasará desapercibido. Groen Waterke significa realmente “agua verde” que es realmente lo que veremos.

Se encuentra al lado del  Refugio de la abadía de Sint-Truiden y el de la abadía de Tongerlo.

un día en malinas desde bruselas (31)

un día en malinas desde bruselas (32)

La Iglesia de San Pedro y San Pablo

Entramos en su interior y la vimos muy ornamentada y llena de confesionarios. Al interesarnos por esto, encontramos que había dos versiones aunque la que más nos gusta es la leyenda y no la oficial. La leyenda dice que en la zona donde se ubica la iglesia estaba el mercado del ganado, donde los comerciantes llevaban a cabo tantas mentiras y engaños que necesitaban confesarse a menudo. La oficial dice que esta iglesia albergaba muchas reliquias y era un lugar de peregrinaje. Para poder tocarlas ser requería estar libre de pecado y de ahí que hubiese que pasar antes por el confesionario.

un día en malinas desde bruselas (34)

 

El Palacio de Margarita de Austria

La historia de Margarita de Austria es una historia a la que merece la pena dedicarle unos segundos (si tenéis un poco de tiempo echadle un vistazo). A la temprana edad de 24 años ya se había casado 3 veces y se quedó viuda de Filiberto de Saboya, su gran amor, y nunca más volvió a casarse.

En 1507 es nombrada Gobernadora de los Países Bajos y se instala en Malinas, en el Palacio que vamos a ver y donde actualmente se encuentran los juzgados. Aún así, la visita es obligada, sobre todo un paseo por sus jardines.

un día en malinas desde bruselas (36)

 

El Palacio de Margarita de York.

El Palacio de Margarita de York es actualmente un teatro y se encuentra casi enfrente del de Margarita de Austria, así que no está de más que le echemos un vistazo.

un día en malinas desde bruselas (39)

Así dimos por cerrado el círculo ya que de nuevo volvimos a la Grote Markt comiendo un helado y disfrutando de las buenas vistas que nos daba la plaza central de Malinas.

 

Calle IJzerenleen

No quisimos regresar a Bruselas sin antes recorrer la calle IJzerenleen, una de las calles más bonitas de la ciudad, con fachadas de los edificios de los S. XV, X. VI y XVII. Aunque fueron destruidas en la Primera Guerra Mundial, fueron totalmente reconstruidas y la calle parece transportarte a otro tiempo. Merece la pena un paseo tranquilo por ella de vuelta a la estación del tren para regresar a Bruselas.

un día en malinas desde bruselas (44) un día en malinas desde bruselas (45) un día en malinas desde bruselas (46)

 

Excursión al campo de concentración de Breendonk

Lo prometido es deuda y tal y como os contaba al principio del post, aunque nosotros finalmente no llegamos a hacerlo por falta de tiempo os voy a contar como podéis ir al Campo de concentración de Breendonk.

El campo de concentración de Breendonk se encuentra en la localidad de Willebroek, a unos 10 kilómetros de Malinas.

Para llegar se puede hacer en un tren desde la misma estación de Malinas, así que en unos 12 minutos aproximadamente estarás en Willebroek y desde ahí al recinto del Campo de concentración de Breendonk solo te llevará unos 15 minutos caminando. No tiene pérdida.

También se puede hacer este trayecto en bus. La parada del autobús está justo enfrente de la estación del tren de Malinas.

Vayas desde donde vayas, y lo hagas como lo hagas, siempre tendrás que llegar a Malinas y desde ahí coger tu bus o tu tren en dirección Willebroek.

 

Horario de acceso: Siempre hay que tener en cuenta los horarios a la hora de planificar la visita: Tened en cuenta que el campo de concentración de Breendonk abre de 09:30 a 17:30,Y cuidado porque el último pase a las 16:30. En verano (del 1 de julio hasta el 31 de agosto) lo hace de 10:00 a 18:00, siendo el último pase a las 17:00. 

Está abierto todo el año excepto el 24 y el 25 de diciembre, el 1 de enero y el día de la peregrinación (este día puede variar en función del año, así que mejor consultadlo antes de ir).

Creo que ningún campo de concentración se puede visitar sin alguien que te cuente lo que realmente se vivió en entre esas pareces, por eso, en caso de que lo hagas por libre, no dudes en comprar una guía a la entrada, en español, que al menos te cuente la visita. Y si realmente quieres que alguien te lo cuente (para mi lo ideal y lo que hemos hecho en todos los campos que visitamos, contrata una excursión con guía en español

 

 

viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.