Nikko en un día desde Tokio

Publicado en: Asia, Japón | 0

Nikko se encuentra situado en las montañas del Norte de Tokio, en la prefectura de Tochigi, a los pies del parque Nacional Nikko y un lugar lleno de historia que bien merece la pena visitar (no solo en un día, sino que se le pueden dedicar varios días). La visita a Nikko es una de las excursiones más frecuentes para hacer desde Tokio en un día.

PORTADA UN DÍA EN NIKKO DESDE TOKIO

Antes de llegar a Japón no teníamos ni idea de que acabaríamos visitando Nikko en un día, así que no teníamos nada de información. Después de pasar los últimos días en la capital nipona, decidimos que nuestro último día en Japón lo íbamos a invertir en visitar un precioso enclave en medio de una naturaleza exuberante, donde destaca, por encima de otras cosas, el templo  Toshogu. Aquel día nos levantamos muy temprano, ya que ni siquiera sabíamos cómo teníamos que hacer para llegar.

 

Desde Tokio a Nikko. Como llegar sin JR Pass.

 

Estábamos alojados en Asakusa, lo que para no tiener JR Pass y tener que llegar a Nikko, era toda una ventaja. Desde la estación de trenes de Asakusa conseguimos obtener toda la información para llegar a Nikko en tren sin dejarnos el dineral que vale llegar desde Tokio si no tienes Jr Pass.

Tras entrar en la oficina de  información que tienen en la parte de abajo de la estación, encontramos una barata solución para llegar a Nikko. Además, con este bono, podíamos coger los buses en Nikko sin pagar nada (ya nos estábamos ahorrando los 500 yenes que vale el bono diario), así que la solución nos pareció más que rentable.

Eso sí, para llegar hay que hacer trasbordos de tren, pero lo tienen todo tan bien indicado, y lo tienen todo tan bien organizado, que ni se pierde tiempo ni es complicado hacerlo.

NIKKO EN UN DÍA JAPON (1)

Es cierto que en el trayecto nos dimos cuenta que la mayoría de la gente no lo hace así. Es de suponer que la mayoría de la gente disponen de JR Pass, o lo hacen a través de una excursión desde Tokio, donde te incluyen el traslado y donde te facilitan la visita. Claro, es una excursión, así que todo es mucho más fácil.

Si sois un grupo y no os queréis complicar, quizá os interese contratar una excursión a Nikko, con guía de habla hispana y con todos los traslados incluidos. Echad un vistazo aquí.

Y si no os importa que la visita sea en inglés, tenéis una opción que sale muy bien de precio, guiada y con los traslados incluidos (echa un vistazo aquí).

Nosotros visitamos Nikko con un bono especial, llamado Nikko World Heritage Area Pass, que se puede utilizar, además, para Visitar Nikko en dos días. Este pase es únicamente un pase de trasportes, no incluye las entradas, pero se puede utilizar para ir a Nikko un día y volver al día siguiente. Además cubre también el trayecto desde Nikko a Kinugawa Onsen, y viajes ilimitados en los buses del centro de Nikko. Pero ojo, porque este pase solo es válido para salir desde la estación de Asakusa, a través de la compañía Tobu Railway y de la línea Skytree/Nikko.

area pass nikko

El parque Nacional Nikko tiene tanto que ver y hacer que perfectamente se podría hacer en dos días, ya que para los amantes de la naturaleza y el senderismo, encontrarán aquí un lugar ideal para hacer rutas, ver cascadas y combinarlo con la visita a los templos y santuarios de Nikko, alguno de los cuales, son de los más impresionantes que hemos visto en nuestro paso de 21 días por Japón.

Además de la Nikko Word Heritage Area Pass, existe también la Nikko All Area Pass, válida para 4 días consecutivos. Por si alguien quiere tener una experiencia más larga en el norte de Tokio.

Tip: El precio de la Nikko Word Heritage Area Pass a fecha de Abril de 2018 es de 2680 yenes para adultos.

 

La llegada a Nikko. Como moverse.

 

Tardamos unas dos horas y media en llegar desde Asakusa a Nikko con la Nikko World Heritage Area Pass, y es más o menos lo mismo que tardarás si dispones de Jr Pass y llegas en cualquiera de sus trenes .Una vez en Nikko, si has llegado con el pase anterior, tienes incluido en el precio el uso ilimitado de los buses de la zona centro de Nikko (la que vas a visitar si solo llegas a Nikko para hacer una visita de un día).

Si no dispones de un pase como el nuestro, existe la opción de adquirir un pase para el bus Word Heritage Meguri por 500 yenes. Con este pase podrás llegar a todos los puntos de interés turístico de la zona central de Nikko, visitando templos y santuarios. Se puede adquirir en la estación JR  Nikko o la oficina de información turística de la estación de Tobu Nikko.

Otra opción es hacer toda la visita caminando, algo que es viable, dado que las distancias no son muy largas. Eso sí hay que tener en cuenta que para llegar al santuario Toshogu o Rinnoji, la cuesta es hacia arriba. Nosotros tomamos el bus solo de ida, el resto lo hicimos caminando, por lo que también se puede adquirir un billete de solo ida y hacer la vuelta caminando.

Nos bajamos en la parada de tren Tobu Nikko y justo desde el frente tomamos un bus dirección Toshogu, y nos bajamos en la parada Omotesando. 

 

Santuario Toshogu, Nikko.

 

Además de por su entorno fabuloso, su naturaleza exuberante, Nikko es mundialmente conocido por el Santuario Toshogu. Quizá este santuario sea uno de los motivos principales que nos motiven a visitar Nikko como excursión de un día desde Tokio.

Horario: de 8:00 a 17:00. Precio: 1350 yenes.

El Santuario Toshogu tiene un increíble valor histórico, ya que en su interior se encuentra el mausoleo de Tokugawa Ieyasu, primer shogun Tokugawa de Japón, pero sin  embargo por lo que te llamará la atención es por su increíble arquitectura, llena de color y brillo.

NIKKO EN UN DÍA JAPON (2)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (3)

Yo no llevaba ningún tipo de idea de lo que me podría encontrar en Nikko. Creo que jamás había visto una foto de este santuario y nunca le había dedicado tiempo para saber que ver y hacer aquí. Quizá fuese por eso, porque la única idea o imagen que llevaba en mi cabeza de Nikko era el puente rojo que cruza el río, que el santuario Toshogu me pareció una increíble maravilla. He de reconocer que me quedé con la boca abierta desde que puse el primer pie en el inerior del santuario y que no me quité la cara de boba hasta que no salí. Realmente la visita a Nikko en un día merece la pena aunque solo sea por visitar este Santuario.

En su primera construcción este santuario no era tan ostentoso, era más bien modesto, pero el tercer shogun, para hacer honor a su abuelo Ieyasu, lo dotó de esta espectacularidad de color y brillo.

Nada más entrar, lo primero que llama la atención es la pagoda de 5 pisos y ya nos da una idea de lo maravillosa que va a ser la visita al santuario.

NIKKO EN UN DÍA JAPON (6)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (7)

Tras acceder al interior del recinto, atravesando una bonita puerta roja con dos dioses a ambos lados, lo primero que nos llamará la atención son las tallas en una especie de barracón de madera. Eran los antiguos almacenes. De entre todas las tallas hay una que destaca por encima de todas las demás y que no será difícil que las paséis por alto, porque los cientos de personas que habrá en ese momento en esta parte del santuario, estarán sacando fotos a la misma talla. Se trata de la imagen de 3 monos, que no oyen, no ven y no hablan del mal. Estos 3 monos han dado lugar a los famosos emoticonos de nuestros móviles.

NIKKO EN UN DÍA JAPON (12)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (13)

(no paséis por alto tampoco las tallas de dos elefantes, realizadas por alguien que jamás había visto un elefante).

El siguiente paso de nuestra visita fueron los salones, o las zonas principales del templo. Aquí ya nos empezamos a perder. Admirando cada talla, cada recoveco del santuario, fijándonos en cada dibujo y decoración. Aquí, yo, ya estaba embobada.

NIKKO EN UN DÍA JAPON (8)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (10)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (11)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (14)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (17)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (18)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (19)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (20)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (21)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (22)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (23)

Otra talla que seguro que no se os pasará por alto es la talla de nemurineko o ‘gato dormido’, una talla mucho más pequeña de lo que uno se pudiese imaginar, leyendo la fama que tiene. Esta talla se encuentra en la puerta Sakashitamon, que da acceso a unas escaleras que nos llevan, directamente, al mausoleo del Tokugawa Ieyasu.

NIKKO EN UN DÍA JAPON (24)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (25)

Tras esta última visita emprendemos la bajada. Pero no era todavía la hora de abandonar el Santuario. Seguimos fijándonos en cada talla, en cada imagen, en todo el colorido del santuario. Esta visita es para tomársela con calma.

 

Visita al templo Rinnoji.

 

Finalmente nosotros decidimos descartar esta visita. Lo vimos cubierto de andamios y como no llevábamos mucha información al respecto continuamos el camino. El templo Rinnoji se encuentra muy cerca de la entrada al santuario Toshogu, así que no tiene pérdida. Las obras del templo finalizan, en teoría, en Marzo de 2019.

 

Santuario Futarasan.

 

Por un corta trayecto caminando llegamos al santuario Futarasan, que es menos llamativo que el anterior pero mucho más antiguo, ya que data del 782 d. C.

Horario: 8:00 – 17:00. El acceso al santuario es gratuito, pero hay una parte que es de pago, la del salón de plegarias y la del salón principal: 200 yenes.

NIKKO EN UN DÍA JAPON (27)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (29)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (30)

Mausoleo de Taiyunbyo.

Se trata del tercer Shongun de la dinastía y nieto de Ieyasu. El estilo arquitectónico del Mausoleo es similar al de Toshogu, pero mucho más pequeño para no quitar protagonismo a aquel e intentar respetar la figura de su abuelo.

Horario: 8:00 – 17:00. Precio por adulto: 550 yenes.

Tras la visita al Mausoleo de Taiyunbyo, que nos llevó también un buen rato, por la cantidad de detalles que tiene, continuamos nuestro paseo a pie hasta llegar a la última visita del día, el puente Shinkyo.

NIKKO EN UN DÍA JAPON (31)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (32)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (33)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (35)

NIKKO EN UN DÍA JAPON (36)

 

Puente Shinkyo. Uno de los puentes más bonitos de Japón.

 

No es de extrañar que lo consideren como uno de los puentes más bonitos de Japón, y no solo por su arquitectura, sino por el entorno en que se encuentra. Tampoco es de extrañar que este puente sea un símbolo de Nikko y que para mi fuese lo único que podía reconocer de la ciudad, ya que poco o nada había leido y poco o nada llevaba en mi cabeza, pero desde luego este puente no era una de ellas.

NIKKO EN UN DÍA JAPON (37)

Shinkyo significa, literalmente, “Sagrado”. Este puente se le considera la entrada al conjunto de templos y santuarios de la ciudad e Nikko, aunque nosotros lo veríamos o más bien, nos detendríamos, a contemplarlo al salir. Hasta hace relativamente poco (década de los 90 y tras una reconstrucción) estaba prohibido el paso por él. Actualmente para poder pasar hay que hacer una pequeña contribución económica.

Tras esta última parada teníamos que tomar una decisión: o parar a comer o continuar el viaje, con algo para picar en el tren. Como todavía nos quedaban unas horas de viaje y este era nuestro último día en Japón, queríamos al menos aprovechar las últimas horas del día, y de la noche, para hacer unas compras. Así que la decisión estaba clara. No pararíamos a comer y picaríamos algo en el trayecto a Tokio.

 

El regreso a Tokio.

 

Hicimos el último trayecto en Nikko hasta la estación del tren dando un paseo, unos 20 minutos, y llegamos justo a tiempo para coger el siguiente tren. Hicimos unas compras de snacks en la estación y emprendimos el regreso a Tokio. Aún nos quedaban unas dos horas y media para llegar a la estación de Asakusa.

A nuestra llegada a Asakusa, hicimos una primera parada en la estación. Al día siguiente tocaba volver a casa y queríamos tener controlada cual era, de todas las que hay, la bajada a la estación en ascensor. Así que dimos unas cuentas vueltas, hicimos unas preguntas y localizamos la entrada con ascensor a Asakusa. Desde esta estación, al día siguiente cogeríamos un tren local hasta el aeropuerto Narita. También inspeccionamos las maquinas de venta del billete, donde había una chica muy maja que nos dio un  montón de información. Así, con la lección aprendida, regresamos al hotel, dejamos las cosas y salimos de nuevo en dirección Shibuya.

asakusa tokio

 

Despedida de Japón en Shibuya.

 

No queríamos despedirnos de Japón sin realizar las últimas compras y sin una buena cena a base de Sushi. Por tercera vez cenamos de nuevo en Genki Sushi. Ahora, sin cámara de fotos, sin nada que hacer nos dedicamos a pasear sin rumbo por las calles de Shibuya, despidiéndonos de este país que nos había conquistado. Estamos seguros de que algún día, volveremos, al menos, para volver a reencontrarme con Tokio, una ciudad que yo creía que me iba a aportar mucho más de lo que hizo y que estoy segura de que algún día me conseguiré reconciliar con ella.

comida japonesa sushi tokio (1)

comida japonesa sushi tokio (2)

 

De Asakusa a Narita. Como ir al aeropuerto.

 

Buscamos muchas opciones para hacer este trayecto y escogimos la más económica aunque no es la más cómoda. Hicimos el trayecto del Asakusa a Narita en un tren directo, con pocas opciones para ir sentado (nosotros lo hicimos pero el tren se llena y la mayoría de la gente va de pie) y muy poco preparado para poner las maletas (tienes que acabar llevándolas contigo, en el pasillo, e intentando que no se muevan).

Utilizamos la opción del Access Express. Precio por 1330 yenes (un poco menos si lo pagas con la Pasmo).

 

Si quieres hacerlo de una forma más fácil, te ofrecemos la posibilidad de hacerlo con un traslado compartido puerta a puerta. Esta es la forma más cómoda de llegar desde o hasta el aeropuerto de Narita a tu hotel en Tokio.

Si tu vuelo sale o llega al aeropuerto de Haneda entonces la opción es todavía más económica y por la diferencia de precio yo ni me lo pensaría. Por 20 euros te llevan directamente desde o hasta tu hotel.

 

 

Gastos del día:

  • Nikko World Heritage Area Pass, 2670 yenes (21.25 euros)
  • Entrada al Santuario Toshogu:  1350 yenes (10.75 euros).
  • Entrada al Santuario Futarasan: 200 yenes (1.59 euros)
  • Entrada al mausoleo Taiyunbyo: 550 yenes (4.38 euros)
  • Compras para picar en el tren: 275 yenes (2.19 euros)
  • Metro de ida y de vuelta a Shibuya: 480 yenes (3.82 euros)
  • Cena: 960 yenes (7.64 euros)
  • Compra para el desayuno: 340 yenes (2.71 euros)

Total gastos del día por persona: 54.33 euros.

Si quieres que te presupuestemos un Viaje por Japón, por libre o con touroperador, y que te ayudemos a prepararlo, o simplemente cotizar los hoteles que hayas mirado, no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

info@viajescallejeandoporelmundo.com.
Estaremos encantados de ser participes de que tu sueño se haga realidad.
Viajes Callejeando por el Mundo
.

Si quieres leer el diario completo de viaje: Viaje a Japón en 21 días

mopane game safaris oferta de viaje gratis delta del okavang iati seguros callejeando por el mundo

Dejar un comentario