Playa del Flora Bay y Tiburones: Perhentian Besar

Publicado en: Islas Perhentian, Malasia | 0

Nuestro tercer día en las islas Perhentian lo íbamos a invertir en visitar la zona sur, más concretamente en pasar el día en la playa del Flora Bay, donde sin saberlo veríamos nuestros primeros tiburones.

playa del flora bay perhentian besar malasia

Tras nuestro desayuno preparamos las mochilas y empezamos a caminar. Hoy queríamos llegar a la playa más al Sur de la isla, a la playa del Flora Bay. Las playas de Perhentian Besar, tal y como pudisteis leer en el artículo anterior: Perhentian Besar de Sur a Norte, las distinguimos por el nombre de algunos de los hoteles que están en ellas. En este caso, la playa del Flora Bay Resort, es la que va, desde este hotel hasta el Arwana & Eco Resort, una playa larga, de arena blanca y ¿el mar?, el mar perfecto, como siempre. En la playa del Flora Bay hay cabida para todos, para los hoteles (toda la costa con edificaciones bastante bien disimuladas), para los turistas y para las barcas que constantemente entran en la playa, y es que llegar a la playa del Flora Bay por tierra lleva su tiempo y su esfuerzo y mucha gente prefiere llegar por medios marinos.

La playa del Flora Bay Resort

Para llegar a la playa del Flora Bay, tenemos que tomar un desvío que encontramos en la playa del Teluk KK Beach, la playa del Norte y no la tranquila playa del Sur, es decir, desde el propio hotel Teluk KK Beach tenemos un cartel indicativo hacia el Flora Bay.

Una larga subida y una profunda bajada nos lleva hasta el inicio de la playa del Flora Bay. No se porqué no me esperaba esta playa tan larga ni tan bonita y le favorecía el que fuese tan temprano y prácticamente no hubiera gente en ella. También es verdad que ir en Marzo tiene sus ventajas y es que la gente que había en las islas no era lo suficiente como para que estar en la playa resultase incómodo. La verdad es que mereció mucho la pena ir en estas fechas.

playa del flora bay perhentian besar malasia (6)

playa del flora bay perhentian besar malasia (7)

playa del flora bay perhentian besar malasia (4)

playa del flora bay perhentian besar malasia (2)

playa del flora bay perhentian besar malasia (5)

¿Y qué hicimos en la playa del Flora Bay? Pues poco. Recorrer la playa entera, observar las barcas que iban y venían, los pescadores que salían a faenar, y tomar el sol. Cuando ya todo esto fue suficiente, decidimos aventurarnos a hacer snorkel. Sabíamos que el “Shark Point”, en punto para ver tiburones se encontraba a unos 400 metros de la costa. Así que tocaba nadar. Y nadar resultó incómodo. Incómodo porque de esos 400 metros la mayoría los hicimos con ni un metro de agua, con el coral casi al límite para rozarte…. hubo que ir despacio, midiendo las distancias y poco a poco llegamos a lo que entendíamos que era el punto correcto. Que lo fue aunque no lo teníamos muy claro.

Independientemente de la presencia de Tiburones en esta zona, el coral es magnífico, el fondo cuando llegas ya tiene muchos metros de agua, lleno de rocas, de peces de colores, de coral por todos lados y por supuesto de Tiburones. Este primer encuentro con ellos no fue muy productivo. Solo vimos uno muy grande y me quedé sin respiración. La impresión por ver por primera vez un tiburón a escasos metros de ti es brutal. Puedes pensar que son inofensivos, que no te pueden hacer nada, pero solo con recordar la película “Tiburón” (que daño ha hecho a la sociedad esta película) hace que las piernas te tiemblen, que pierdas la noción y que hiperventiles al máximo. Los tiburones de Perhentian Besar son de la especie punta negra, y parece ser que son inofensivos, así que no os preocupéis, porque además en cuanto se percatan de tu presencia giran y van en dirección contraria, por lo que hay que estar atentos para poder verles.

playa del flora bay perhentian besar malasia

Fijaros la emoción que sentíamos de estar allí, que las horas pasaron volando y cuando nos dimos cuenta llevábamos más de dos horas metidos en el agua, así que era el momento de emprender, otra vez con mucho cuidado el regreso. Yo ya me encontraba muy cansada, así que a mitad de camino tuve que hacer una pequeña parada en una cala, cuya limpieza brillaba por su ausencia. Que sucios somos los humanos que tenemos que dejar nuestra basura tirada allá por donde vamos. En fin.

Al regresar a la playa y tras un merecido descanso y un pequeño avituallamiento, pensamos en ¿Qué podemos hacer ahora?, y no se nos ocurre mejor cosa que tomar el sendero interno de Pherentian Besar y cruzarla entera de sur a norte por el interior para llegar a la playa del Perhentian Island Resort.

De la playa del Flora Bay a la playa del Perhentian Island Resort por la jungla.

Aquí sí que el camino se hizo largo y pesado. La elevada humedad, el desnivel, el cuidado extremo contra los mosquitos, todo, absolutamente todo se hizo difícil de llevar, pero el camino merecía la pena, al otro lado nos estaba esperando la maravillosa playa del Perhentian Island Resort para darnos un buen baño.

de la playa del flora bay a pherentian island resort

de la playa del flora bay a pherentian island resort (2)

El camino es estrecho, por momentos pensamos que hacía mucho tiempo que nadie pasaba por allí, tuvimos que apartar ramas, cortar telas de araña, íbamos por la densa y virgen selva de Perhentian Besar y pese al calor bochornoso que hacía no nos arrepentimos para nada de haber tomado este camino y esta decisión. Nos íbamos hacia la playa norte de Perhentian Besar.

Y en el trayecto vimos nuestro primer varano, aunque fue muy rápido y no conseguimos sacarle una foto en condiciones. Como no sería la última vez que nos cruzamos con uno, habría más posibilidades para poder fotografiarlos bien. Los varanos son una especie de lagartos de gran tamaño (similar a los dragones de Komodo pero más pequeños).

pherentian island resort beach besar malasia (1)

 

Y llegamos, por fin llegamos, y llegamos enteros. Y aquí llegó el momento de descansar, de meterse en el agua, de disfrutar de las vistas y de hacer planes ¿qué íbamos a hacer al día siguiente? Tras barajar varias opciones lo tuvimos claro: “nos iríamos a Perhentian Kecil”.

Bueno, pues con la decisión tomada, emprendemos el regreso hacia el Abdul Chalet, donde nos esperaba un zumo de futas muy fresquito para reponer fuerzas, una buena ducha, y una puesta de sol que esta vez, con tanta nube que surgió a  última hora del día, deslució mucho y no nos dejó esas imágnenes de postal a las que ya nos habíamos habituado.

camino del mamas beach a cocohut chalet
camino del mamas beach a cocohut chalet

camino del mamas beach a cocohut chalet (2)

Volvimos a cenar en el restaurante del Abdul Chalet. Nos estábamos haciendo muy cómodos y ya no nos apetecía ni buscar un sitio nuevo. Pero esta vez no cenamos en la playa, cenamos en el restaurante en sí con más luz que el día anterior.

 

atardecer en perhentian island malasia

atardecer perhentian island malasia

barco en la costa de perhentian besar

Nos fuimos a acostar. El día había sido duro, habíamos hecho mucho ejercicio físico y tocaba reponer fuerzas. Al día siguiente tocaba conocer Perhentian Kecil, la isla pequeña.

 

 

Gastos del día:

  • Cena en el Abdul Chalet: 21RM (4.68 euros)
  • Café para el desayuno, agua, snakcs, refrescos: 13RM (2.89 euros)

 

Total gastos del día por persona: 7.57 euros

 

Si quieres leer nuestro diario completo de viaje: 6 días en las islas Perhentian

mopane game safaris oferta de viaje gratis delta del okavang iati seguros callejeando por el mundo

Dejar un comentario