Que ver en Postdam (Berlín)

Publicado en: Alemania, Europa | 0

La ciudad de Postdam fue durante siglos capital del estado de Brandemburgo, hasta que Berlín pasó a ser la capital de Prusia. No obstante, la gran importancia adquirida por Postdam, y por lo que fue catalogada como patrimonio de la Humanidad, es por ser el lugar elegido como su residencia por los reyes prusianos y los Kaisers alemanes. Es por ello que Posdam, contiene una enorme cantidad de palacios y villas, motivo por el que la mayoría de la gente acude a visitarlo. La cercanía con Berlín, apenas unos 35 kilómetros, y la facilidad para llegar en transporte público son otro de los alicientes para no perderte esta histórica visita.

un día en postdam portada

Postdam en Tour o por libre.

 

Esta vez visitamos Postdam por libre. Habíamos hecho ya tres tours en los tres días que llevábamos en Berlin y por un lado nos parecía excesivo hacer uno más y por otro creímos que era mejor hacerlo por libre, ya que nosotros llevábamos más planes para este día, con lo que creíamos que si lo hacíamos en tour perderíamos gran parte de estas otras visitas. A día de hoy y después de haberlo hecho por libre creo que fue un error, porque hubiésemos podido hacer todos los planes que teníamos igualmente (esto lo sabemos porque ya lo hemos hecho, pero sin haberlo hecho era difícil de prever) y porque no es lo mismo pasear por Postdam que te lo cuenten.

Aunque nosotros lo hicimos por libre y aquí te daremos todas las claves para hacerlo así, lo cierto es que puedes contratar un tour, que salen de nuevo de Alexanderplatz, y terminan a la hora de comer (puedes aprovechar y quedarte en Postdam a comer y continuar el viaje por la tarde de vuelta a Berlin).

 

  • Excursión a Postdam desde Berlín.  La excursión tienen un coste de 17 euros, pero disponiendo de una Welcome Card activa, como era nuestro caso, el coste pasa a ser de 13.50 euros.

Los otros tours que hicimos fueron:

 

Si además quieres saber como organizamos el viaje, tenemos un post muy completo que te ayudará a hacerlo, tanto si vas 7 días como si vas menos, si vas en Navidad o en otra época del año, y con un mapa interactivo de google maps con los puntos de interés:

Berlín. Qué ver. Cómo organizar la visita.

 

Gleis 17, el memorial del andén 17 de Grunewald

 

Uno de los motivos de no haber hecho el tour a Postdam guiado, fue el querer meter en este día algunas cosas que haciendo el tour nos eran imposible poder compaginar. O eso creíamos en un principio. Lo cierto es que con un tour saliendo de Alexanderplatz a las 10 de la mañana nos parecía imposible poder llegar a ver el memorial del andén 17 con luz y cómo para nosotros era imprescindible la parada, pues hicimos Postdam por libre y aprovechamos para visitar el Gleis 17 antes, ya que nos quedaba de paso.

gleis 17 que ver en postdam (1)

Si hacéis la visita a Postdam en verano, o en otra época en la que la luz no esté tan justa como en Diciembre, os da tiempo de sobra a hacer el tour guiado y a la vuelta parar en el Gleis 17, una visita que además no lleva mucho tiempo.

Como nuestro hotel, el Novum La Aldea Berlin Centrum, nos quedaba relativamente cerca del Zoológico de Berlín, el centro de lo que fue la antigua Berlín occidental, nos desplazamos hasta esta zona para desayunar y coger el tren a Grunewald desde aquí.

¿Y porqué ese interés en parar en esta estación de tren? ¿porqué visitar el Memorial del andén 17 de Grunewald? Pues aquí os cuento un poquito de su historia.

gleis 17 que ver en postdam (7)

Durante los años que duraron las deportaciones de judíos (y otras minorías) a los campos de concentración, y más tarde de exterminio, desde esta estación de tren partían la mayoría de los deportados de Berlín y alrededores. El primer tren lo hizo el 18 de octubre de 1941 con 1000 pasajeros con destino al ghetto de Lodz, en Polonia. A partir de este momento, salieron trenes, no solo a los ghettos de Polonia, sino a otros ghettos europeos como los de Minsk o Riga. Un año después, en 1942, los trenes empezaron a partir en dirección a los campos de concentración y exterminio, sobre todo a Auschwitz-Birkenau.

En las placas conmemorativas que se ven a lo largo de las líneas del tren, una linea ya en desuso, se pueden ver los trenes que salían, en qué dirección iban y la cantidad de personas que llevaban.

gleis 17 que ver en postdam (4)

Se estima que desde esta estación partieron más de 180 vagones, que transportaron más de 50.000 judíos a los campos de concentración y exterminio europeos.

Las vías del tren se pierden entre la maleza y los arbustos, indicando que desde esta estación, sobre estos raíles que llevaron a tantas personas a los campos de concentración, ya nunca más saldrá un tren.

gleis 17 que ver en postdam (5)

gleis 17 que ver en postdam (9)

La visita no lleva mucho tiempo, sólo aquel que quieras invertir en leer cada una de las inscripciones que hay sobre los railes. Nosotros estuvimos bastante tiempo, en soledad. Cuesta creer que a un sitio así, con tanta historia, no decida acercarse nadie.

 

Postdam, lo que no hicimos. Nuestro error.

 

Nuestra siguiente parada ya era Postdam. Aquí cometimos varios errores, pero también es cierto que preparamos la visita muy rápidamente y que el tiempo de que disponíamos (con luz no era mucho). Para quien lo haga por libre, aquí dejamos lo que deberíamos haber hecho.

Nos teníamos que haber bajado en la estación anterior Wannsee, y desde allí coger un bus 316 hasta el puente Glienicke, conocido como el puente de los Espías. En este puente era donde se hacían los intercambios de espías durante la guerra Fría. Al cruzar el puente fijaros que se ven los restos del antiguo muro de Berlín.

En el mapa que os hemos dejado en el artículo: Berlín, que ver. Cómo organizar la visita, tenéis estos puntos en amarillo.

La siguiente parada tras cruzar este conocido puente y pasar por tanto a lo que era la parte comunista de Alemanía (que sale en la película de Tom Hanks, El puente de los espías) sería el Palacio Cecilienhof, que me dio una tremenda pena perderme.  Aquí es donde se produce el famoso encuentro entre Churchill, Stalin y Truman (presidentes de Gran Bretaña, Rusia y Estados Unidos respectivamente) para repartirse Alemania tras la Segunda Guerra Mundial, en lo que se denominó Conferencia de Postdam.

 

Postdam, El Barrio Holandés.

 

Nosotros no hicimos la parte anterior, ya que nos bajamos en la estación central de Postdam y tras ello nos dirigimos al centro de la ciudad. Pero si habéis decidido hacer lo que nosotros no hicimos tambien vuestro siguiente punto de visita tendría que ser el barrio holandés y la puerta Nauener.

Nuestra intención primera era visitar el Barrio Holandés, tras lo cual daríamos un pequeño paseo por el centro de Postdam y nos iríamos hacia el parque Sanssouci, que cubre la mayor parte de los terrenos de Postdam. Y así hicimos.

 

Os preguntaréis, tal y cómo nosotros hicimos, qué hace un barrio así, lleno de edificios de ladrillos rojos al más puro estilo holandés, en pleno barrio de Postdam. La respuesta es muy sencilla. Postdam siempre tuvo problemas con el agua del subsuelo, así que se invitó a expertos constructores holandeses en ganar terreno al agua, para construir unas 130 viviendas en terrenos fangosos. Así, se construyeron estos edificios que hoy le dan un aire tan distinto a este barrio de la ciudad de Postdam.

que ver en postdam (3)

Muy cerca de este barrio y visible desde una de las calles principales de Postdam, veremos a Puerta Nauener, una de las puertas de entrada a la ciudad que aún se conservan.

que ver en postdam (2)

Dimos la vuelta sobre nuestros pasos y nos dirigimos a la calle principal de Postdam, GutembergStrade, donde en la época navideña se encuentra el mercadillo, uno de los principales motivos por los que finalmente no hicimos el tour, aunque esto lo habríamos podido ver igual, quedándonos en Postdam tras concluir el mismo.

 

La puerta de Brandemburgo.

 

De nombre homónimo a la que se encuentra en Berlín pero sin duda menos conocida y menos imponente que aquella, la puerta de Brandemburgo de Postam es una de las puertas de entrada a la ciudad. Sin quererlo pasarás por ella ya que se encuentra en una de las principales calles de la ciudad y de acceso al parque Sanssouci.

que ver en postdam (5)

Palacio de Sanssouci

 

Su nombre proviene de la unión de las palabras francesas “sans souci” – “despreocupado”, nombre que le dio quien lo mandó construir, Federico el Grande, en el año 1745. Federico el Grande fue un rey prusiano, del que se le conoce la descripción que hizo de la corona como “un sombrero en el que entra agua cuando llueve”. Fue un hombre sencillo que buscaba una vida sin preocupaciones. Mandó construir el Palacio de Sanssoci en terrenos de Postdam, cuya finalidad era únicamente que el palacio solo le sobreviviese a él. Nunca quiso que se hiciesen reformas, ni mantenimiento, ya que su única función era servirle como residencia de verano y sin necesidad de que durará más que él.

que ver en postdam (6)

El palacio destaca, además de por su belleza y color amarillo, por sus jardines y por sus viñedos en terrazas. Por lo que se dice y se comenta, visitar estos jardines en plena floración es una auténtica maravilla. Quizá tengamos que volver para comprobarlo.

que ver en postdam (10)

que ver en postdam (11)

Justo al lado del Palacio encontramos el Molino histórico de Sanssouci, que fue mandado construir por orden de Federico Guillermo II, sobrino de Federico el Grande, que se convirtió en rey dado que Federico el grande no tuvo hijos. Sustituyeron un molino más pequeño por este molino holandés tradicional, que aunque se utilizaba para moler, se tiene sus dudas si molía para el palacio, ya que según palabras del propio Federico II, “el molino no es más que un adorno para el palacio”.

que ver en postdam (13)

Palacio Orangerie.

 

Fue erigido por Federico Guillermo IV “el romántico” entre los años 1851 y 1864.

que ver en postdam (14)

que ver en postdam (15)

Tras pasar por esta serie de palacios nos vamos directamente a la última visita de hoy, el Palacio Nuevo.

 

El Palacio Nuevo de Postdam.

 

Poco se puede decir de la majestuosidad del Palacio Nuevo de Postdam, y es que por algo el mismo Federico II le consideró una “fanfarronada”. Se quería hacer ver al mundo que Prusia volvía a ser un gran imperio y por ello se construyó el gran complejo que dio lugar al Nuevo Palacio de Postdam. Pasear en tranquilidad por entre estos grandes edificios te hace retroceder a otra época, época de grandes festejos y de grandes recepciones, porque no me cabe la menor duda de que todo lo que tuvo que ver con este palacio fuese algo grande.

que ver en postdam (18)

que ver en postdam (19)

que ver en postdam (21)

que ver en postdam berlin (1)

que ver en postdam berlin (2)

Aquí dimos por concluida la visita a Posdam, a la parte turística de Posdam. Queríamos llegar a una hora prudente y sin que se nos hiciese muy tarde a comer, para después dar un largo paseo por el Mercadillo Navideño de Postdam. Así que eso fue lo que hicimos, volver dando un largo paseo hasta el centro de la ciudad y buscar un sitio donde comer. Y entre tanto edificio estilo francés, que mejor que cerrar esta visita comiendo en un sitio francés. Escogimos una Crepería, pequeña, coqueta, céntrica y en que os recomiendo al 100%.  Su nombre (recordadlo porque merece la pena) es La Madeleine.

 

Paseo por el Mercadillo.

 

Dimos un largo paseo por el mercadillo, por los puestos, hicimos varias compras y nos sorprendimos al comprobar que aquí había Trdelnik, un postre típico Checo, y que no habíamos visto en nuestras otras visitas a Alemania. Así que no me podía ir de aquí sin comer uno, de los que me hice totalmente fan en nuestro viaje por Praga, Viena, Budapest, Bratislava y Salzburgo en Navidad.

que ver en postdam berlin (3)

que ver en postdam berlin (4)

Mercadillo de Navidad Spandau.

 

Como ya conocíamos muchos de los mercadillos de Navidad de Berlin, y aún nos quedaban varios días para conocer el resto, decidimos parar, de vuelta a Berlin, en Spandau, el que dicen tiene el Mercadillo Navideño más grande de Berlín. Y sí, es cierto, podemos corroborar que así es ya que casi todo el centro de la ciudad es un gran mercadillo de navidad. Aquí pasamos el resto de la tarde, o más bien noche, porque llegamos ya muy de noche a Spandau. Aquí, pues como en todos los mercadillos, dimos paseos, caminamos y caminamos porque aquí sí que había gente, y puestos, y calles llenas de cosas que ver, y que comprar. Así que la noche dio para mucho, mucho vino caliente y mucha comida que probar.

Después de esto regresamos a Berlín, a trabajar un rato antes de acostarnos. El día había sido muy largo y muy cansado y teníamos que recuperar fuerzas. Aún nos quedaban 3 días en Berín.

Si quieres que te ayudemos a planificar un viaje a Berlin, o a cualquier otro destino, buscamos las mejores ofertas para ti, te ayudamos con la planificación del viaje, la organización y te asesoramos con todas tus dudas.

Más información y reservas:

info@viajescallejeandoporelmundo.com
Estaremos encantados de ser participes de que tu sueño se haga realidad.
Viajes Callejeando por el Mundo
.

Diario completo del viaje: Berlín en 7 días.

viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.