Ruta por los Paises Cataros. Día 1.

Publicado en: Sin categoría | 5
Jueves 5 de Marzo de 2012.
Nos levantamos muy muy temprano, porque a las 6 de la mañana queríamos estar ya en ruta. Nos quedaban unos 800 km de viaje y unas 8 horas por delante. Así que sin desayunar salimos disparados. Teníamos que parar a repostar y debíamos hacerlo también antes de entrar en Francia (ya que los precios allí se las traen).  Cuando estábamos a la altura de San Vicente de la Barquera decidimos parar a desayunar. Como me gusta este pueblo. Así que nos bajamos y desayunamos en el primer bar que encontramos abierto. Eran más o menos las 8 de la mañana. Aprovechamos también para sacar dinero y no tener que hacerlo en Francia y… ahora si, ponemos rumbo directo a Carcasona. Con lo que no contábamos era con el atasco que nos encontramos en la aduana. Comimos en el coche, de camino y sin casi detenernos y después de unos 30 euros de peajes llegamos a Carcasone.
La Cité de Carcasone es la parte amurallada de la ciudad. Según llegas por la autopista llama la atención. Ubicada en una colina destaca por encima de cualquier cosa. Todo verde y en el medio toda esa fortificación. Es realmente espectacular. La Citá de Carcasone está formada por dos anillos de murallas en la que se disponen 53 torres. En 1997 fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco y no es de extrañar ya que es francamente fantástica. Merece la pena conservarlo y preservarlo. 
Llegamos a Carcasone a las 16:30. Escogimos para esta ocasión el hotel Campanille Carcassonne East La Cite, un hotel situado a las afueras de la Cité, a unos 2km del centro y muy adecuado para nuestro caso. Íbamos con coche, el hotel tiene aparcamiento gratuito. En caso de no ir con coche la verdad que el hotel queda un poco a desmano ya que se encuentra ubicado en una especie de polígono industrial, eso si, con todas las comodidades, centros comerciales, tiendas, casino, un McDonalds, … en fin, un poco de todo. 
Tampoco lo inspeccionamos mucho ya que el tiempo que pasamos aquí fue más bien escaso. Estaba muy bien ubicado porque de mano a recorrer con el coche toda la zona quedaba a pie de autopista y con la salida directa hacia cualquier sitio, sin necesidad de atravesar ciudades ni pueblos. 
Tras una rápida ducha salimos directos a recorrer la Cité de Carcasone. En todos los días que estuvimos en la ciudad no hubo ni uno solo en el que tuviéramos que pagar aparcamiento, la verdad es que encontramos parking gratuito en todos los casos pero en el caso de no encontrarlo hay parkings de pago alrededor de toda la ciudad y nada caros (la primera hora es gratuita).
En este caso aparcamos muy cerca del Pont Viux y pasamos al otro lado de la ciudad caminando. Dimos un pequeño paseo por esta parte de Carcasone, situamos el centro de información turística pero ya estaba cerrado y volvimos al punto de partida para ya adentrarnos en la Cité. 

Esta ciudad me cautivó totalmente. Solo hay que verlo.

Como no habíamos comido nada decente decidimos cenar temprano. Escogimos para esta vez el Aubergue Le Plô. De primero comimos los dos una ensalada con hígado de pato, muy muy buena. De segundo Rubén pidió un entrecot y yo para ir empezando con el pato, un confit de pato en salsa de higos (buenísimo) y todo ello con el postre, el pan y el vino (uno de la zona) y todo por 41 euros. 

Después de la cena dimos una vuelta por la ciudad, perfectamente iluminada. Os dejo unas fotos.

Tras el paseo solo nos quedaba irnos a dormir que el día había sido muy largo y mañana tocaba volver a madrugar para aprovechar el día.

RUTA POR LOS PAISES CATAROS. (Semana Santa de 2012)
          Día 1. El viaje y llegada a Carcasona.
          Día 2. Primer intento de conquista Cátara.
          Día 3. En busca del Santo Grial y nos quedamos a las puertas.
          Día 4. Un día de regalo.
  iati seguros callejeando por el mundo

5 Comentarios

  1. quientusabes
    | Responder

    Siempre que leo tu blog me entra morriña de los sitios en los que acabamos de estar, cariño!

    Ahora que has empezado..no tardes en terminar el relato!!que estoy deseando poder recordarlo a través de tus palabras! mil besos

  2. MARDANI
    | Responder

    No he estado en carcasone, pero las fotos dicen mucho .
    ¿8 HORAS CONDUCIENDO? Si has hecho esto, ni te preocupes en USA con el Death valley y luego llegar lo más cerca posible a Sequolla. Piensa que por el Death valley vas parando por el camino hasta salir y luego unas 5 horitas hasta Visalia. Es pan comido jiji

    Saludos

  3. Maria Garcia
    | Responder

    Gracias Marta: Ya te digo, si aquí una sola persona conduciendo ha hecho las 8 horas de conducción en Death Valley tengo claro que 3 personas (porque una no va a conducir) lo podemos hacer perfectamente. Además si tu has hecho el recorrido meteorico que te has pegado el mio que es más corto está superado. 😉

  4. Paula
    | Responder

    Qué bonito!!! Me encantan las fotos del castillo iluminado, es como de cuento…

  5. Maria Garcia
    | Responder

    La verdad es que si, Paula, toda la zona parece de cuento y ya verás cuando llegues a Mirepoix, eso si que me pareció de cuento, y de cuento totalmente medieval. Es una pasada. Os lo recomiendo.

Dejar un comentario