Un día en Venecia

Publicado en: Italia, Venecia | 2

Era nuestro primer día completo en Venecia y lo íbamos a invertir en realizar una ruta completa por el centro de la ciudad, visitando lo más conocido y emblemático de la Venecia. Solo teníamos un día en Venecia completo, así que había que aprovecharlo bien, así que tocaba madrugar, desayunar en el hotel y poner rumbo a Piazzale Roma donde comenzaba nuestra ruta por Venecia.

portada un día en Venecia

Linea 1 del Vaporeto.

 

Sin lugar a dudas la linea 1 del Vaporetto es la más turística de Venecia. Parte de Piazzale Roma y llega hasta el Lido, pero lo realmente turístico es que recorre el Gran Canal de Venecia, pasando por lugares tan conocidos como el Puente de Rialto y la plaza de San Marcos.

Para mi era la mejor forma de llegar, el primer día, al centro de Venecia, pasando por estos puntos tan turísticos de la ciudad. Y así lo hicimos.

un día en Venecia (35)

un día en Venecia (34)

Tras un copioso desayuno en nuestro hotel, el Mercure Marghera, cogimos un bus que nos dejó en la misma Piazzale Roma. Allí teníamos que canjear los bonos de nuestra tarjeta de trasporte para 48 horas, que no se activa hasta que no pasas la tarjeta la primera vez. Así que como entre una cosa y otra se nos había hecho un poco tarde (eran en torno a las 9 de la mañana cuando accedimos al la linea 1 del Vaporetto) nos dimos cuenta que podríamos utilizar el bono para llegar en la mañana del tercer día desde nuestro hotel a Marghera y así no tener que pagar otro ticket de bus más.

un día en Venecia (32)

un día en Venecia (33)

Con nuestra tarjeta de trasportes en la mano nos fuimos hacia el embarcadero de los Vaporettos y nos subimos a la linea 1 dirección Plaza de San Marcos. El paseo es precioso y sobre todo si os pasa como a nosotros, y es la primera vez que ves Venecia, sus canales y el Puente de Rialto, pasando por debajo, y llegando a la plaza de San Marcos, visualizando el Palacio Ducal desde el agua o viendo de cerca la Salute, que me pareció una auténtica obra de arte.

un día en Venecia (1)

La Plaza de San Marcos.

 

Voy a afirmar sin miedo a equivocarme que la plaza de San Marcos es la plaza más turística y conocida de Venecia, y no es para menos, pues en dicha plaza se sitúan los monumentos más antiguos e históricos de la ciudad: La Basílica de San Marcos y el Palacio Ducal.

un día en Venecia (6)

un día en Venecia (7)

 

Curiosidades:

  • A la plaza de San Marcos, la única Piazza de Venecia (el resto son Piazzales o Campos), Napoleón Bonaparte la denominó “el salón más bonito de Europa”.
  • Esta zona es la más baja de Venecia, por ello cuando hay lo que ellos denominan “Acqua Alta”, es decir, cuando el nivel del agua sube más de lo normal, la plaza se inunda de agua y deben poner pasarelas para poder caminar por ella. Yo que queréis que os diga, me hubiese gustado verlo así también.
  • Venecia tiene más de 170 canales, 3.000 callejones y 400 puentes, 350 góndolas y unos 400 gondoleros. Casi nada.

 

Tras asombrarnos de la belleza de la plaza, nos dimos cuenta del error cometido. Pese a ser temprano aún, las colas que había de acceso a todos los monumentos (estuvimos en Septiembre) eran enormes, y prácticamente no se movían. No habíamos reservado nada, ni comprado las entradas, así que nos quedamos con las ganas. No disponíamos de tanto tiempo en la ciudad como para invertir este bonito tiempo en colas, así que decidimos dejarlo para otra ocasión. Nuestra intención en este viaje era disfrutar de Venecia, y de cola en cola no lo íbamos a hacer.

un día en Venecia (8)

Recordad reservar un tour guiado, una entrada sin colas, o lo que queráis, pero de verdad, que al menos lo que nosotros vivimos en Septiembre en Venecia, fue una locura, unas colas enormes y ya desde primera hora de la mañana.

Aunque ya os lo comenté en el artículo de preparativos, Venecia en 2 días (y medio), os lo pongo aquí para que no se os escape nada.

 

Opciones para acceder sin colas: 

 

El Palacio Ducal.

 

El Palacio Ducal es uno de esos sitios que considero imprescindibles. Pese a no haberlo visto ha sido una de esas visitas que llevaba como para no perderme y que me dio mucha pena no haberlo reservado con tiempo.

un día en Venecia (2)

El Palacio Ducal se ve impresionante desde el agua, y es ese edifico con un enorme número de columnas en su exterior. El Palacio Ducal está considerado como una de las obras maestras del arte veneciano. Fue construido sobre una antigua fortaleza entre los siglos X y XI. A lo largo de los siglos sufrió varias remodelaciones adquiriendo el aspecto actual en el S. XIV. En el S. XVII se añaden las Prisiones Nuevas, que quedaron unidas a la fortaleza mediante el Puente de los Suspiros.

un día en Venecia (3)

un día en Venecia (4)

Durante los más de 1000 años que Venecia fue una república (hasta su caida en el año 1797), el edificio fue la residencia del Dux, desde donde se dirigía Venecia.

El Puente de los Suspiros, se le llamó así porque daba acceso a las cárceles y era, desde sus ventanas, la última vez que los presos veían la laguna (supuestamente debían suspirar).

un día en Venecia (5)

La Basílica de San Marcos.

 

La Basílica de San Marcos fue construida para albergar el cuerpo de San Marcos traído desde Alejandría, que actualmente reposa bajo el altar principal. En su interior, además de ver la impresionante arquitectura dorada de la basílica, podemos encontrar otros tesoros dignos de ver, como los caballos de San Marcos, traídos directamente desde Constantinopla (son originales), el tesoro bizantino de oro y plata o La Pala de Oro. Aunque la entrada a la Basílica es gratuita, la entrada la tienes que pasar igual, así como  la cola. Y si quieres ver estos tesoros, o subir para admirar los retablos o ver los caballos, para eso hay que adquirir entrada.

 

El Campanile.

 

Acceder al Campanile es más fácil que a la Basílica de San Marcos o al Palacio Ducal. La cola suele ser más pequeña y no obstante puede ser interesante para tener una visión de Venecia desde las alturas. Nosotros tampoco subimos, porque pese a todo, la cola seguía siendo impresionante. (Volveremos con más tiempo).

Cuando terminamos con nuestra visita a la Plaza de San Marcos decimos empezar a callejear, un poco sin rumbo por Venecia, y acabamos en el callejón que lleva a Scala Contarini del Bovolo, que no está muy lejos de la Plaza de San Marcos.

un día en Venecia (11)

Scala Contarini del Bovolo.

 

Pese a no ser uno de los monumentos más visitados de Venecia ni de los más conocidos, lo cierto es que este pequeño palacio llama la atención por su escalera de caracol, visible desde el exterior. El palacio se encuentra situado en una estrecha calle sin salida y si no sabes que está ahí, desde luego puede que se te pase por alto. Algo que no deberías hacer, porque según los venecianos se trata de “una auténtica joya escondida”.

un día en Venecia (14)

un día en Venecia (15)

El palacio fue construido durante el S. XV por la familia Contarini. El edificio en sí es bonito, sobre todo su exterior, ya que el interior no tiene grandes cosas que ver. Eso sí, desde arriba puedes tener una bonita vista panorámica de Venecia. No es necesario comprar la entrada por adelantado, ya que por lo general no suele haber mucha gente que se decida a visitar el palacio.

un día en Venecia (18)

Precio:  8 euros (horario: 10:00 – 18:00)

El paseo por Venecia en 1 día, nos llevó hasta otro de los símbolos de la ciudad, el Puente de Rialto.

 

Puente de Rialto.

 

El actual puente de Rialto fue construido entre los años 1588 y 1591, sustituyendo al antiguo puente de madera. Es el más antiguo de los puentes venecianos, y desde luego, el más famoso. También es uno de los más fotogénicos, ya que saques la foto desde donde las saques te quedará de maravilla. Las vistas desde lo alto del puente al atardecer, para mi son las mejores, ya que la luz del atardecer incide sobre los edificios y nos deja unos colores maravillosos.

un día en Venecia (22)

un día en Venecia (23)

Cualquier hora es ideal para cruzar el puente, pero cuanto más temprano vayas menos gente habrá, desde luego. Es cierto que en estas ciudades, donde se espera que haya gente, a mi esto no me importa en absoluto.

Cruzando el puente de Rialto llegamos a la Riva del Vin, una de las pocas zonas del Gran Canal por donde se puede caminar, ya que el resto está ocupado por los edificios y no hay calle ni acera que lo recorra. El nombre le viene de la época en la que en esta zona, arribaban los barcos cargados de vino y aquí se producía el transporte y comercio del vino.

un día en venecia (41)

El Mercado de Rialto.

 

Muy cerca de aquí está el famoso Mercado de Rialto, del que se tiene constancia de su existencia desde el año 1097, aunque los edificios que vemos son posteriores, dado los numerosos incendios que asolaron Venecia y que acabaron con todos los edificios anteriores al S XVI.

un día en venecia (42)

un día en venecia (43)

El mercado es especialmente colorido por las tiendas de frutas y verduras.

Llegado a este punto buscamos un buen sitio donde comer. Hicimos uso esta vez de Foursquare y nos decantamos por la Cantina Do Spade, especializada en pescados.

Aquí comimos de maravilla y nada caro para ser Venecia. Tomamos un primer plato para compartir, un risoto y unos espaguetis de marisco, con las bebidas por 36 euros. Y estaba todo increíblemente bueno.

 

Aqua Alta (librería).

 

Tras la comida y para reposar, fuimos a compararnos un helado y a comerlo mientras paseábamos por los canales, veíamos pasar las góndolas y cruzábamos puentes y atravesábamos estrechas callejuelas. Una de las cosas que más disfruté de Venecia, fue pasear sin rumbo y perdernos por las calles, cada una más bonita que la anterior. Así, llegamos a Aqua Alta, la famosa y fotogénica librería. A mi me encanta visitar librerías y bibliotecas en mis viajes, así que no podía perderme esta. Y sí, sacamos fotos, pero también disfrutamos ojeando alguno de sus libros. Y si la visitáis, y vais a sacaros fotos porque la verdad es que llama la atención, al menos comprad algún detalle, no lo olvidéis.

un día en Venecia (24)

Y como digo, el resto de la tarde la dedicamos a callejear, y a disfrutar de la ciudad, que la verdad es que es una auténtica maravilla, disfrutarla sin mucho más planning que no seguir planning alguno. Así acabamos en la Plaza de San Marcos, de nuevo y nos dimos uno de esos grandes lujos que nos damos en los viajes: tomar un capuccino en el histórico café Florian.

un día en venecia (44)

Un Café con Vistas: El Café Florian.

 

El Café Florian se encuentra en plena plaza de San Marcos y tomar un café aquí, es caro, pero puede que lo merezca, depende de lo que agradezcas tomarte un café en plena plaza con vistas a San Marcos. Eso sí, sabíamos que íbamos a pagar lo suyo por el café, pero lo que no sabíamos era que por tener música en directo, es decir, un par de chicos que tocaban en una esquina, nos cobraron 6 euros más a cada uno por el café. Así que en esta ocasión pagamos el café más caro de nuestros viajes: 16 euros cada uno.

un día en Venecia (27)

Y así llego el final del día, ese momento que tanto nos gusta sobre todo cuando disponemos de un bonito lugar donde presenciar una idílica puesta de sol. En este caso, no hay que olvidarse, de que Venecia dispone de un lugar único para sacar unas bonitas fotos de las góndolas al atardecer.

un día en Venecia (26)

Como todavía teníamos un tiempo antes de que oscureciese del todo, pero la luz empezaba a tener esos tonos maravillosos de la puesta de sol, decidimos coger un vaporetto, el número 1 de nuevo, e ir hasta la Piazzale Roma por el Gran Canal.

 

El Gran Canal al atardecer.

 

Así fue como vimos el gran Canal al atardecer, con los colores de la caída de sol. Cuando llegamos a Piazzale Roma dimos la vuelta, de nuevo en el Vaporetto, y así volvimos a contemplar las últimas horas del día en la Plaza de San Marcos.

 

Atardecer en la Plaza de San Marcos.

 

Y estas son las magníficas imágenes que nos deja el atardecer en la Plaza de San Marcos, con vistas a la Basílica Di San Giorgio Maggiore.

un día en Venecia (37)

un día en Venecia (39)

La Noche en Venecia.

 

Si Venecia de día es maravillosa, de noche es mágica. Los crucerístas, que ocupan una parte importante del turismo en Venecia, se retiran al barco y quieras que no, su ausencia se nota. La ciudad se queda un poco más vacía, si cabe. Y con las luces de las farolas que le dan un aire más romántico a Venecia, el paseo por los canales se hace inolvidable.

Buscamos un sitio para cenar. Nos habían comentado que Venecia no se caracteriza por tener buenas pizzas o buenas pizzerías. Sin embargo nosotros queríamos comprobarlo.Buscamos una, en este caso escogimos Rosso Pomodoro, donde comimos pizza napolitana. Y he de decir, que estaba muy buena. Allí coincidimos con una pareja de Sudafricanos que estaban de luna de miel, con lo que compartimos cena (aunque en mesas paralelas) y una gran conversación de una de nuestras pasiones: África.

un día en Venecia (40)

Lo bueno de tener una tarjeta de transporte es que pudimos volver a hacer uso de ella y nos subimos al Vaporetto y recorrimos el Gran Canal de noche y así abandonamos Venecia, y dimos por concluido el día.

Podéis obtener más información del viaje en: Venecia en dos días (y medio). Guía de viaje.

 

Si quieres que te presupuestemos un Viaje por Venecia, por libre o con touroperador formando parte de un itinerario más completo o cómo única visita a la ciudad, y que te ayudemos a prepararlo, o simplemente cotizar los hoteles que hayas mirado, no dudes en ponerte en contacto con nosotros:

info@viajescallejeandoporelmundo.com.
Estaremos encantados de ser participes de que tu sueño se haga realidad.
Viajes Callejeando por el Mundo
.

 

Todos los enlaces que aparecen en este post, son enlaces de afiliación. A ti te cuesta lo mismo y a nosotros nos ayudas al mantenimiento del blog. 

viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

2 Comentarios

  1. Está claro que tengo que volver a Venecia! Estuvimos hace ya un montón de años, dos días y medio, y desde que vi el Gran Canal por primera vez se convirtió en mi ciudad favorita de Europa. Eso sí, ni vi la librería, ni el Palacio Contarini, ni la terraza del Café Florian… así que tengo que volver ya 🙂 Unas fotos preciosas María.

    • Maria Garcia
      | Responder

      jaja,… no Laura, si seguro que viste más que yo. Date cuenta que nosotros no entramos en ningún sitio y nos quedamos a medias, así que nosotros también tendremos que volver. 😉

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.