Una vuelta a El Perú con mis Panama Jack

Publicado en: Perú | 12
           Bueno pues ya estamos de vuelta y tras unos días de meditación creo que es el momento de empezar a relatar las aventuras y desventuras vividas en este viaje, que ya os adelanto que han sido muchas y variadas. He de reconocer que este viaje nos ha dado muchas sorpresas, algunas para bien y otras para mal y que desde luego cada día era una aventura que no sabíamos cómo iba a terminar. Pero eso lo descubriréis en cada una de las etapas.
Para empezar os hablaré de cómo se han comportado las Panama Jack durante el viaje. Os recuerdo que en la última entrada publicada en mi blog antes de partir hacia “El Perú” os hable de un proyecto muy bonito en el que Blog on Brands y Panama Jack me habían seleccionado para probar una de sus botas y claro, no hay mejor sitio que para probarlas que dándoles caña en un viaje por Sudamérica en el que pasamos por muchos tipos distintos de ambientes y situaciones.  Y caña les he dado y mucha.
aeropuerto de ranon asturias

El primer y segundo día lo pasamos en Lima y en la Reserva Natural de Paracas, y no, aquí no las utilicé. Reconozco que mis ansias por que llegara el verano hicieron que con solo ver un poco de sol y calor mis pies me pidieran sandalias. Así que empecé con ellas en mi tercer día, por las islas Ballestas (en las que no hay documento gráfico que lo atestigüe).

 

 lagunillas reserva natual de paracas peru
playa roja paracas peru

 

A partir de aquí ya no me las quité en todo el viaje. Con ellas me fui a Nazca, donde sobrevolamos las líneas en avioneta y es cierto que aquí no se les exige mucho pero… ya os había comentado que mis pies aguantan mal el calor y aquí estábamos en pleno desierto. Y con ellas visitamos la necrópolisis de Chauchilla y me quedé sin palabras.

 

lineas de nazca peru carretera

 

Me las llevé este mismo día al Oasis de Huacachina y con ellas hicimos SandBoard una experiencia tan excitante y gratificante que no olvidaremos jamás. Pues bien, las Panama Jack (que acabaron repletitas de arena del desierto) se comportaron de maravilla. Mis pies soportaron las altas temperaturas dentro de las botas y desde luego, reconozco que ya tengo botas con las que salir a pasear en pleno verano, porque nada de sudores y nada de malestares en los pies. Me ha encantado tenerlas conmigo.

huacachina peru

Esto ya daba pie a pensar que no me las quitaría en todo el viaje, y así fue. Se quedaron en mis pies durante las dos semanas siguientes.

Soportaron la gran pateada que nos pegamos en Arequipa, con la calor que aquí hacía, asfixiante al máximo y mis pies que seguían en la gloria. No hay un día que no piense que fue un acierto llevármelas a este viaje. De verdad que agradezco a Panama Jack la oportunidad que me ha brindado y recomiendo a cada uno de vosotros que pruebe una de estas botas porque son tan versátiles que yo, me las llevaré a todos mis siguientes viajes.

 

Mirador de Yanahuara arequipa

De aquí nos fuimos al Cañón del Colca y con nosotros pasearon por el Valle y se vinieron a ver el vuelo del Condor, una experiencia única e inolvidable. Ver pasar a estos grandes pájaros tan cerca de ti es algo que no me hubiera podido imaginar. Y además tuvimos la suerte que fue un día con mucha afluencia de ellos.

cruz del condor peru

valle del colca peru
Siguiendo con el viaje nos vamos hacia el Lago Titicaca y aquí si que fueron de gran ayuda. Pateamos de lo lindo por la Isla Amantaní y aunque la altura causaba mella consiguieron llegar a la cumbre (a 4100 metros) con mucha agitación y malestar por mi parte, pero ellas… ni se han inmutado.

 

lago titicaca peru

 

Y que decir de todos los días que hemos pasado en Cuzco, pateada tras pateada. El primer día más relajado, el segundo con unos 14 km de caminata por los alrededores y Cuzco y el tercero con otros tantos quilómetros por las ruinas de Pisac. Y después de tanta caminata y tanta calor, ni un solo rasguño, ni una sola yaga, nada de nada, mis pies… como nuevos.

cuzco peru

Y la guinda del pastel…. Machu Picchu. Y pasito a pasito llegaron a Machu Picchu y a Inka Punku, la puerta del Sol (aunque no llegamos a llegar del todo, jeje), pero …. Se comportaron como ninguna en la dura, durísima subida al Wayna Picchu y si… llegamos a la cima con mucha satisfacción.

 

machu picchu peru

 

De aquí nos fuimos tres días a la selva y ahí tenían que hacer algo más. Soportar el calor y la humedad y además proteger mis lindos pies de todas las amenazas que se avecinaban: bichos, bichos, bichos…. Creí que lo iba a llevar mejor pero lo hice con mucha dignidad y las botas portándose maravillosamente. Con tanta humedad y mis pies en el mejor de los estados.
reserva tambopata amazonas peru

 

Tras este pequeño resumen os diré, como ya he dicho, que serán mis compañeras inseparables durante muchos, muchos viajes (o al menos eso espero) porque han resultado ser lo mejor que ha podido llegar a mis pies.
Así que os animo a que las probéis, deberían de ser el compañero ideal de todo tipo de viajero.
Y sin más solo animaros a que sigáis mi diario, porque encontrareis un montón de sorpresas y aventuras y un final del todo inesperado y sorprendente. Las botas finalizaron su estancia en “El Perú” a lo James Bond.

 

Otras entradas del diario:
  • PERU 2013
A Perú con Panama Jack y su #natural_lifestyle
    – Una vuelta a Perú con mis Panama Jack.Mi guía Perú 2013 (para descargar)
Mala experiencia en Posada del Parque, Park Hostel Arequipa.

Día 0 y 1: Lima
Día 2: Reserva Natural de Paracas.
Día 3: Isla Ballestas y Huacachina.
Día 4: Sobrevolando las lineas de Nazca y más.
Día 5: Arequipa, la ciudad blanca.
Día 6: De Arequipa al Cañón del Colca.
Día 7: Valle del Colca, Mirador del Condor
Día 8: Los Uros y Amantaní (Lago Titicaca)
Día 9: Taquile (Lago Titicaca) y Sillustani.
Día 10: La Ciudad de Cuzco.
Día 11: Tambomachay, Puca Pucara, Qenqo, Sacsayhuaman.
Día 12: Camino a Aguas Calientes pasando por Pisac.
Día 13: La magia de un lugar llamado Machu Picchu
Día 14: Salieras de Maras, Moray y Chinchero.
Día 15: Puerto Maldonado, Reserva Tambopata.
Día 16: Lago Sandoval, Reserva Tambopata.
Día 17: De la selva amazónica a Lima.
Día 18: La dura vuelta a casa. Aventura en el aeropuerto.

viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

12 Comentarios

  1. José Carlos DS
    | Responder

    Eso es un estreno y lo demás tonterías, yo me tuve que conformar con estrenarlas cerca de casa jeje

    Saludotes!

  2. qué ganas tenía de empezar a leer posts sobre Perú…cómo han aguantado el ritmo las botas! 🙂

  3. El mundo a tus pies
    | Responder

    María, continuamos intrigados, por votación popular empieza los relatos de Perú por el final, que lo de James Bond promete…

    Saludos.

  4. M.C. Cruz
    | Responder

    sólo con leerte me han dado ganas de ir corriendo a comprarme unas botas Jejeje Lo de James Bond me ha dejado intrigada. Por cierto, te voy a enlazar a mi blog que no te tenía. Saludos

  5. Victor del Pozo
    | Responder

    Me pasa lo mismo que a M.C jejejejejeje… Has acabado de convencerme!!! De echo voy a ver si hay algunas para estar por casa jajaja. Me alegro que disfrutaras de las botas, y de de Perú, claro… Te seguiré estos relatos que estoy convencido acabarás antes que yo jejejeje

    Un abrazo!

    • Maria Garcia
      | Responder

      Jaja, seguro que sí, al ritmo que vas, jaja. Al menos seguro que coincidimos con alguna publicación porque yo empiezo por tu final así que nos solaparemos.

      Un saludo.

  6. Mi Diario de Viajes
    | Responder

    Wow, si que les has sacado provecho. Buen post y buenas fotos.

  7. Cool
    | Responder

    ya tengo ganas de que nos cuentes…. al fin y al cabo he participado un poco en la preparación del viaje 😉

  8. Javier y Deborah
    | Responder

    Que suerte han tenido las dos, tanto tú como esas botas.
    Perú es magico y estaremos pendientes de toda publicación.

    Un abrazo desde Las Palmas.

    http://siemprejuntosporelmundo.blogspot.com.es

  9. Ya te pueden contratar los de Panama Jack como comercial que dan ganas de comprarse unas ahora mismo :-). Ahora tienes que contar lo de James Bond jeje

  10. Maria Garcia
    | Responder

    Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios.

    (lo de James Bond,… tendreís que esperar un poquito pero desde luego en este viaje nos han pasado muchas cosas, no os perdais el relato).

  11. Anónimo
    | Responder

    Esto es como las series de la tv…que te enganchan y no puedes esperar a que salga el siguiente capítulo!!! Qué ganas del tercero!!!
    Gracias María! 😉
    PS: Ya tengo mis botas! Jajajaja!!!

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.