Volando a Nairobi con Egyptair

Publicado en: Africa, Kenia | 0

Una de las principales razones de valorar el viaje a Kenia en Diciembre de 2016 fue el encontrar un vuelo económico para viajar a Nairobi. Esta oferta no era de Egyptair, sin embargo decidimos volar con ellos por algunas razones que ahora os contaremos y sin embargo concluimos que fue la peor compañía aérea con la que volamos hasta el momento.

vuelo egyptair madrid nairobi (1)

Los vuelos a Nairobi.

 

Transcurría el mes de Abril de 2016, cuando acabábamos de llegar de nuestro viaje de 14 días por Borneo, 6 días en Perhentian Besar y 24 horas en Singapur, y necesitábamos un nuevo viaje en el horizonte. Haciendo búsquedas a cualquier lugar del mundo nos encontramos con una oferta muy llamativa para volar a la ciudad de Nairobi. La oferta era con la compañía Marroquí Royal Air Maroc, que con una escala en Casablanca, te deja en la capital keniata. Sin embargo esta opción la descartamos de inmediato. No era un ahorro excesivo con respecto a otras opciones de vuelo y tenía una escala muy larga en Marruecos. Barajamos entonces otras opciones, y la verdad es que encontramos precios y vuelos con horarios muy buenos, así que cada vez la opción de viajar a Kenia y Tanzania se hacía más viable.

Durante los meses que duró la planificación del viaje cambiaron muchas cosas. Entre ellos cambiaron las fechas en las que volaríamos, cambiaron también los precios y nos planteamos muchas alternativas.

EgyptAirLogo

Cuando llegó la hora de reservar el vuelo, las opciones que se nos planteaban eran varias. Casi todos los vuelos (descartando ya Royal Air Maroc, porque por aquel entonces, además, en la fecha que nosotros teníamos que volar, el vuelo no estaba disponible) tenían el mismo precio o un precio muy similar.

 

Entonces ¿porqué nos decantamos por volar con Egyptair?

 

La mejor opción de vuelo, para nosotros, pasaba por volar desde Bilbao con la compañía aérea Lufthansa. En otras ocasiones ya hemos comentado que para nosotros, saliendo desde Asturias, los vuelos que más nos compensa coger son con salida desde  Bilbao. ¿Porqué? Porque desde Asturias, como vuelos internacionales solo opera Iberia y por lo tanto las opciones se reducen. Para volar a Nairobi tuvimos la oportunidad de hacerlo con un precio económico saliendo desde Asturias pero teniendo que hacer noche en Londres, con lo que además de perder un día, con el precio del hotel el vuelo ya no compensaba.

 

Desde Bilbao la opción era muy buena. Un vuelo con una única escala, y con un horario perfecto, saliendo de Bilbao muy temprano, con escala corta y llegando a Nairobi en unas 11 horas.

Las opciones de vuelo desde Bilbao para nosotros suelen ser un chollo. La mayoría de las veces estos vuelos son más baratos que saliendo desde Madrid, con lo cual nos compensa, ya que no tenemos que pagar peajes (50 euros ida y vuelta en nuestro caso) y además nos queda más cerca que si tenemos que ir a Madrid. Esta opción fue la que ya usamos en su día para volar con British Airways a Singapur. El problema de este vuelo era sencillamente que llegábamos a Nairobi a las nueve de la noche, lo que nos hacía tener que dormir una noche más en la capital y eso encarecía nuestro viaje (un viaje que ya de por sí barato no era). Además, durante nuestro periplo por Kenia y Tanzania ya habíamos decidido pasar dos noches en la capital keniata, con lo que hacer una tercera nos parecía excesivo. Escogimos por tanto una compañía aérea que nos permitiese llegar de madrugada al aeropuerto internacional Jomo Kenyatta y por lo tanto ahorrar una noche de hotel. Entre las opciones que teníamos, por horarios, por escalas y por tiempo, nos decantamos por Egyptair que con una escala de poco más de una hora en El Cairo, nos dejaba en Nairobi en apenas 11 horas y por 550 euros.

 

De Asturias a Madrid

 

Nuestro vuelo con Egyptair partía del aeropuerto Madrid-Barajas a las 14:30. Esto también nos permitía tener toda la mañana para llegar desde Asturias a Madrid. Al final decidimos hacerlo con una oferta de Renfe. Salimos de Asturias a las 7 de la mañana y pasadas las 11 entrábamos en la capital. El billete de tren te cubre también la llegada al aeropuerto, así que tras hacer la solicitud de billete (solo necesitas el billete original, ir a una de las maquinas expendedoras, escanear el código de barras y decir a donde quieres ir. Solo con esto, te sale el billete de forma gratuita).

Un tren y un autobús para hacer el cambio de terminal nos llevó hasta la T1, con el tiempo muy justo ya para la salida del vuelo.

vuelo egyptair madrid nairobi (2)

Volando a Nairobi con Egyptair.

 

Y ¿porqué digo que ha sido el peor vuelo que he hecho hasta la fecha? Pues porque los dos trayectos en los que consistía este viaje, de Madrid a El Cairo, y de El Cairo a Nairobi, lo hicimos en unos aviones que poco espacio dejaban para las piernas. Jamás había hecho un vuelo con las rodillas tan pegadas al asiento de delante que incluso me llegaron a doler y ya no os cuento nada de como iba Rubén, que mide bastante más que yo y que tenía que ir totalmente ladeado. Además, si a la persona del asiento de delante lo reclinaba entonces la cosa se complicaba más. En uno de los vuelos, lo hicimos justo delante de la salida de emergencia, con lo que nosotros no podíamos reclinar el asiento y como el de delante sí lo hizo la situación fue excesivamente incómoda.

Por no hablaros de la comida, que hasta la fecha fue la peor que pueda recordar. Daba igual lo que pidieses porque sabía todo igual y además, hacemos dos vuelos con ellos y en los dos vuelos nos dan lo mismo de comer y la misma comida que no se podía tragar. Por ello es, con diferencia, el peor vuelo que hemos hecho hasta ahora.

vuelo egyptair madrid nairobi (3)

La escala en El Cairo.

 

Teníamos aproximadamente una hora y media de escala en El Cairo. Todo apuntaba a que el tiempo era suficiente. Lo habíamos consultado con la compañía aérea y no había ningún problema. Es más, habíamos leído que incluso, como solo operan una vez al día, si tu vuelo anterior llega con retraso, el vuelo siguiente te espera (siempre y cuando el retraso no sea excesivo). En esta escala yo tenía más miedo por las maletas, que no llegasen a destino, que por el cambio que teníamos que hacer nosotros de avión. Así se lo dije a la chica de facturación, y le trasmití toda mi preocupación ya que según parece es frecuente que en vuelos a África las maletas lleguen con retraso. Con tanta angustia me debió de ver que no solo le puso la etiqueta de “escala corta” al equipaje sino que también le puso la etiqueta de “prioridad”, que es la que suelen poner a los de primera clase. Imaginad llegar a Nairobi sin las mochilas y además teniendo que coger ese mismo día un vuelo a Diani Beach.

 

Cuando llegamos al aeropuerto del Cairo nos sorprendió la excesiva (aunque yo siempre digo que esto nunca es excesivo) seguridad que había. Tuvimos que pasar por dos controles antes de acceder a nuestro siguiente vuelo. Esto si que nos sorprendió y precisamente por este motivo la escala se hizo corta y llegamos justo a tiempo para poder coger el vuelo sin problemas.

vuelo egyptair madrid nairobi (5)

Cosas que nos han llamado la atención:

  • La información en árabe
  • La indumentaria de la gente. Empezábamos ya a pensar que habíamos llegado a Africa.
  • Aunque en la información de la aerolínea ponía que las películas estaban en varios idiomas, incluyendo el español, lo cierto es que no fue así. Como mucho subtituladas.

vuelo egyptair madrid nairobi (4)

 

La llegada a Nairobi.

 

Aterrizamos en el aeropuerto internacional Jomo Kenyatta a las 3:30 y de forma puntual, de un viernes 2 de Diciembre. Habíamos sacado el visado de entrada en Kenia por internet así que el trámite de entrada fue muy fácil y rápido. Tras recoger el equipaje, que llegó sin ningún contratiempo, salimos de la terminal donde supuestamente nos debería de estar esperando nuestra agencia local africana.

Tras nuestra llegada a Nairobi a las 3:30 de la madrugada, debíamos esperar en el aeropuerto a la salida del vuelo interno a Ukunda, que nos llevaría a pasar nuestros primeros días en las playas keniatas. Habíamos insistido en que no necesitábamos que nadie viniese al aeropuerto a esperarnos, al fin y al cabo solo teníamos que esperar allí al siguiente vuelo. Sin embargo ellos insistieron mucho más y nos informaron de que enviarían a una persona a esperarnos, a acompañarnos a desayunar y a asegurarse de que cogíamos nuestro siguiente vuelo. La verdad es que nos sorprendió bastante.

aeropuerto nairobi café

Salimos de la terminal y empezamos a buscar a alguien que llevase un cartel con nuestro nombre. Era la primera vez que nos pasaba esto en una aeropuerto así que no sabíamos muy bien como iba. De casualidad vi mi apellido, mi segundo apellido escrito en un papel y me llamó la atención. Encima de mi apellido, mi segundo apellido, estaba el segundo apellido de Rubén. Si solo hubiesen puesto el suyo, posiblemente ni me hubiese enterado, pero al poner el mio me fijé y me llamó la atención. Esa solo podía ser yo. Ponen el segundo apellido porque ellos no lo tienen y consideran que cuando ponemos los dos nuestro primer apellido es como el segundo nombre y se quedan con que tu apellido es el segundo. Así supimos que durante nuestra estancia en Kenia nos considerarían como los señores Cámara.

Así fue nuestro viaje de forma más visual:

 

Nos recibe en el aeropuerto Samuel, un chico muy agradable que hizo que las horas de espera en el aeropuerto fuesen muy cortas, tanto que cuando nos dijo que era la hora de ir a facturar no me lo podía creer. Durante esas horas nos estuvo hablando de Kenia, de sus tradiciones, de sus parques, de todo el recorrido que íbamos a hacer con ellos, nos habló con mucho conocimiento de las especies animales, de la historia de su país… en fin, que estuvimos muy entretenidos mientras degustábamos nuestro primer café keniata.

Fue maravilloso el primer contacto con África, con su gente, que realmente fue lo primero que vimos y fue maravilloso darnos cuenta de que habíamos llegado a un país que nos iba a tratar como reyes, a un país con una gente muy amable y cariñosa, habíamos llegado al país de las sonrisas.

 

Jamás me hubiese imaginado una Kenia así

Una foto publicada por Maria Garcia (@callejeandoporelmundo) el


Si quieres que te presupuestemos un safari por Kenia,no dudes en ponerte en contacto con nosotros: info@viajescallejeandoporelmundo.com.
Estaremos encantados de ser participes de que tu sueño africano se haga realidad. 

 

Si queréis leer el diario completo del viaje: 19 días en Kenia y Tanzania.

mopane game safaris oferta de viaje gratis delta del okavang iati seguros callejeando por el mundo

Dejar un comentario