Volando a Singapur con British Airways

Publicado en: Asia, Borneo, Malasia | 0

Habíamos llegado a Londres procedentes de Bilbao en un vuelo con British airways y en el momento de coger el vuelo transoceánico ya llevábamos más de 13 horas desde que salimos de Asturias. Aún quedaba un largo trecho para llegar al destino final en Borneo, un vuelo hasta Singapur  y otro, que no de conexión, con destino a Kuching (Sarawak).

vuelo bristish airways londres singapur

 

Domingo, 6 de Marzo de 2016

 

No hubo suerte, y no nos pudieron cambiar los asientos, así que volamos en el medio de una fila de 4. La envidia que nos dio ver la primera clase y la clase ejecutiva del avión (un Airbus 380) fue enorme. Pero nos conformamos con lo que nos tocó. Hay que resignarse y pensar que a alguien le tienen que tocar esos sitios.

Al final el vuelo no resultó tan malo ni tan incomodo.

 

Volando a Singapur con Bristish Airways.

 

Salimos con puntualidad Británica y nada más despegar, en el panel de información del vuelo indican que llegaremos a destino con 30 minutos de adelanto. Eso me alivia, ya que el vuelo que tenemos que coger en Singapur sale 2 horas y media después de aterrizar y tendríamos que hacer todos los trámites pertinentes, ya que no se trata de un vuelo de conexión.

A la media hora de despegar nos dan unos prezzels y un zumo, y me doy cuenta de que se me ha olvidado pedir mi gin tonic para dormir. Pero bueno, no hay problema. O eso espero.

snack vuelo bristisch airways londres singapur
Estábamos entrando en territorio belga cuando nos dan de cenar y me sorprende muchísimo lo bueno que estaba todo. Tras analizar todas las etiquetas de las comidas nos damos cuenta de que es una mezcla de productos europeos: el vino (esta vez sí que pedí vino) español, el agua escocesa, la galleta británica, el queso galés, el chocolate belga, la ensalada de salmón noruego, la mantequilla irlandesa… y así todo. Todo, excepto el pollo al curry que me tomé, y que estaba buenísmo. Hacía mucho que no comía toda la comida que nos habían puesto en un vuelo.

comida vuelo british airways londres singapur

Habíamos pasado la República Checa durante la comida, y ya estábamos sobrevolando Hungría cuando me tomé la melatonina para dormir. Al cabo de unos 10 minutos me abandoné. El último recuerdo que tengo antes de dormirme es la imagen del mapa del vuelo con Budapest y la primera que tengo al despertar, es la imagen del mar de Andamán. Estábamos llegando a destino. Solo nos quedaban dos horas para aterrizar y era el momento de desayunar. Otra comida rica, cubrir el papel de inmigración y en nada ya estábamos tomando tierra.

pantalla vuelo bristish airways londres singapur

Aeropuerto de Singapur y vuelo a Kuching, Borneo.

 

Llegamos, tal y como nos habían informado, con media hora de adelanto. Así que tras pasar el control de inmigración y recoger las mochilas, que tardaron un buen rato, nos vamos a facturar. Tuvimos la suerte de que desde la terminal 1, a la que llegaba nuestro vuelo desde Londres, salía el vuelo de Air Asia con destino a Kuching, en el estado de Sarawak en Borneo.

No tardamos ni una hora en hacer todos los trámites desde que salimos del vuelo hasta que nos sentamos en un banco, tras conseguir el código de activación de la wifi en uno de los puntos de acceso. Solo con escanear el pasaporte te dan un código de 5 dígitos con el que tendrás acceso a internet.

Ahora solo quedaba esperar 2 horas para nuestro siguiente vuelo: BORNEO NOS ESPERA. Y durante la espera cenamos algo en un Burger King, donde nos gastamos 11 euros en dos menús grandes (al cambio porque el precio era 16 dólares de Singapur, que pagamos con la tarjeta)

 

El vuelo a Kuching transcurrió con total normalidad, y tras aterrizar y recoger la maleta nos dirigimos a los puestos para cambiar dinero. ¡Horror! ¡No hay nada abierto! Pasaban escasos minutos de las 9 de la noche y ni un puesto para cambiar dinero ni un puesto para comprar una tarjeta 3G para internet. El problema del dinero lo solucionamos sacando en un cajero 500RM, y el de la conexión a internet lo dejaríamos para más adelante, a ver como lo solucionábamos.

 

Hotel Tune Waterfront, Kuching

 

Con dinero ya en el bolsillo nos vamos al puesto donde se saca el ticket para el taxi. Esto está bien, porque el precio es fijo,el mismo para todo el mundo y así, al menos te aseguras que no te estafen. Tras pagar los 26RM que cuesta el trayecto al centro nos vamos a buscar un taxi libre. Ni 20 minutos tardamos en estar ya en nuestro hotel en Kuching, el Tune, de la cadena de Air Asia.

hotel tune waterfront kuching borneo

El hotel, siendo básico, está bien, limpio y casi nuevo, así que con esto no tenemos queja, pero si algo hemos visto en los hoteles de esta parte del mundo es que la mayoría de las veces no te cambian las toallas en todo el tiempo que estés allí. Para mi eso no fue un problema, pero habrá gente a la que le suponga un incordio. Eso sí, la cama la hacen todos los días.

Os dejo el enlace directo al hotel: Tune Waterfront de Kuching.

Si queréis leer algunas opiniones de viajeros sobre este hotel, os dejo el enlace a Tripadvisor:  http://goo.gl/pjnHAn

 

Gastos del día por persona:

Cena en Singapur: 5.5 euros.

Conexión a internet, 4 botellas de bebida isotónica, 6 pilas y dos helados: 35 RM (7.85 euros), 3.93 euros cada uno.

Taxi: 2.89 euros

 

Total de gastos del día por persona: 12.32 euros.

 

Si quieres seguir leyendo nuestro diario completo: 14 días en Borneo.

viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

Dejar un comentario