Menu
Día 2 (II)
Diario Egipto en 8 días

Visita al templo Philae y Kom Ombo

El templo Philae, dedicado a la diosa Isis, y el templo de Kom Ombo, único templo construido de forma simétrica y dedicado a dos dioses, Sobek y Horus, serían los dos lugares arqueológicos que nos tocaba visitar tras el viaje a Abu Simbel de madrugada.

Dos lugares únicos: el templo Philae y Kom Ombo

Dos lugares únicos y con algo significativo cada uno de ellos. El templo Philae no se encuentra en su ubicación original. Al igual que Abu Simbel, tras la construcción de la presa de Asuán en el año 1970, éste iba a quedar sumergido. Se trasladó piedra a piedra desde su antigua ubicación en la isla Philae hasta donde se encuentra ahora mismo, en la isla de Agilkia.

Templo Philae desde el agua

Por su parte, el templo de Kom Ombo, situado en la población del mismo nombre y a 40 kilómetros al norte de Asuán, es un templo construido de forma simétrica, cada una de sus partes dedicado a un dios distinto: a la derecha a Sobek y al izquierda a Horus.

Habíamos visitado aquel día Abu Simbel, uno de los templos más increíbles de la civilización egipcia. Habíamos salido de Asuán de madrugada, a la 1, y tras la visita a Abu Simbel entre las 5 y las 7 de la mañana, pusimos rumbo de nuevo a Asuán. Nos quedaban unas 3 horas de viaje que íbamos a aprovechar para descansar, ya que aún nos quedaban muchas horas de luz, y por tanto de visitas.

Templo Kom Ombo desde el crucero

Navegando hacia el templo Philae.

Llegamos a Asuán, medio adormilados, pero con ganas de seguir descubriendo todo lo que este país nos tenía que mostrar. Nos bajamos del autobús en el puerto de Asuán con salida al Nilo. Aquí cogimos una embarcación tipo faluca. Una embarcación típica de esta zona, con la que llegamos al templo de Philae.

Falucas por el Nilo

Unos 10 minutos de navegación nos llevan hasta la isla donde se encuentra el templo Philae. Llegar en barca a un templo es maravilloso. Vamos rodeando la isla, visualizando desde el río Nilo el templo Philae y haciéndonos una idea de lo que veían los miles de peregrinos que llegaron durante siglos a esta isla (o más bien a la original).

Llegando a Philae

El templo Philae

5 siglos y medio después de la muerte del último faraón, en este caso Cleopatra, todavía se seguían haciendo peregrinaciones a la isla de Philae. Los peregrinos, tenían que cruzar el Nilo y se acercaban a venerar a una diosa, la diosa Isis, mujer de Osiris y madre de Horus. Durante siglos se le agradeció que con sus lágrimas, siguiese haciendo crecer las aguas del Nilo, con la que venían las posteriores cosechas y la riqueza de esta parte de África.

Las creencias de los egipcios antiguos hacían que se erigiesen monumentos o templos en aquellos lugares por los que un día caminaban sus dioses. Aquí, el templo de Philae viene a mostrar el lugar de entierro de Osiris y por tanto lugar sagrado para su mujer Isis, su lugar de refugio y el lugar donde se acude a venerarla incluso mucho después de la muerte del último faraón y de la desaparición de la civilización egipcia.

De hecho, el templo se clausuró o más bien se le dio un uso para la religión cristiana a mediados del siglo VI d.C

Cuando en 1902 se creó la presa baja de Asuán, parte del complejo quedó inundado y permaneció así durante unos 70 años. Muestra de ello es que todavía hoy en día se sigue notando la marca del agua en sus muros. Por aquel entonces, los viajeros que visitaban Philae tenían que hacerlo en barca y en algunas ocasiones navegar por entre los muros del templo. Cuando se planteó la construcción de la nueva presa, quedó claro que Philae quedaría sumergida bajo las aguas del Nilo. Fue cuando la Unesco creó su campaña internacional para salvar los monumentos de la región de Nubia, que incluía Abu Simbel y Philae.

Otros edificios de la isla Philae.

El edificio más antiguo de la isla es el templo Philae pero allí se encuentran otras estructuras más modernas. En el templo, además podemos encontrar, como ocurre en otros muchos lugares de Egipto, el paso de, entre otros, los cristianos, que se dedicaron a taladrar los muros, intentando borrar las caras y señales de una religión más antigua.

Muestra de este paso son también las numerosas cruces coptas que se encuentran talladas en la roca por el interior del templo.

Además del templo de Philae podemos encontrar el templo de Hathor, de la época ptolemaica; La Puerta de Adriano o el quiosco de Trajano de la época romana; además de los restos de un monasterio y dos iglesias coptas.

Por el Nilo en faluca

Tras terminar con la visita y un tiempo justo para sacar fotos o visitar el templo a tu aire, nos dirigimos de nuevo a nuestra embarcación y mientras algunos de los integrantes del grupo continúan con su visita al poblado Nubio (no incluido en nuestro viaje y que nosotros optamos por no hacer) continuamos navegando por el Nilo en nuestra faluca.

Los niños aparecían remando en sus pequeñas embarcaciones, con intención de que les diésemos algo, mientras cantaban y nos hacían reír.

Tarde de Navegación hacia Kom Ombo

Hacía un calor de espanto. Era ya casi el medio día y el sol pegaba con fuerza. Pedimos regresar de nuevo al barco, ya que la navegación no nos aportaba gran cosa y preferíamos invertir el tiempo en comer con tranquilidad, y pegarnos un buen baño en la piscina, que seguro que con este calor se agradecía.

Tras comer nos fuimos a la piscina del hotel, donde no había nadie y el barco se puso en marcha hacia nuestro siguiente destino del día: El templo Kom Ombo, que visitaríamos al atardecer.

No entiendo muy bien porqué la gente no aprovecha las instalaciones del barco, porque estábamos solos. Además, al atardecer, nos sacaron café, té y pastas y merendamos en la cubierta del barco.

Y navegando fuimos dándonos cuenta de la riqueza que este río aportaba a los países por los que pasa. En la misma rivera del río vemos un vergel de vegetación, una zona verde, donde los cultivos se pueden producir, mientras que en segunda línea se observa el desierto del Sahara. Un contraste que llama mucho la atención.

¿Conocéis la frase «morir de sed pisando agua»? Pues esto es básicamente lo que pasa con el Sáhara, donde hace miles de años la imagen que mostraba era muy distinta a la de hoy en día. Un manto verde cubría toda esa extensión. Hoy en día se sabe que bajo las arenas del Sáhara existe un gran lago subterráneo, y de ahí la expresión anterior.

Navegamos por el Nilo, hasta que llegamos al atardecer hasta Kom Ombo. Desde el barco la imagen era impactante. El naranja del desierto cubriendo toda la franja derecha del Nilo. Sobre una elevación del terreno, el templo Kom Ombo, sobresalía sobre todo lo demás. A su alrededor varios cruceros amarrados.

templo-kom-ombo-egipto-14

Templo de Kom Ombo, el templo dual.

Nos bajamos del barco. Era el momento de visitar el templo dual, el templo dedicado a dos dioses: Horus y Sobek.

Pocas veces, por no decir ninguna otra vez más, un templo en Egipto se ha dedicado a dos dioses a la vez. De ahí la particularidad del templo de Kom Ombo. Si entramos por la parte de la derecha, nos encontramos con la parte dedicada al dios Sobek (con cabeza de cocodrilo) y si entramos por la izquierda nos encontramos con la parte dedicada al dios Horus, el dios con la cabeza de halcón.

Sobre el uso o simbolísmo de este templo, con su peculiaridad única, se ha escrito mucho. Lo que parece claro es que este templo está relacionado con temas de curación, sanación o algo relacionado con la medicina. Por todo el templo se ven jerogíficos relacionados con la medicina, a un nivel sorprendente para la época. Entre otras cosas se ven dibujos de bisturís y otros objetos quirúrgicos.

El dualismo también tiene que ver con la luz, representada por Horus; y la oscuridad, representada por Sobek, que se le atribuía el poder de devorar los males. Puesto que la curación está relacionada con el cuerpo y el alma, se interpreta que tras el paso por la zona de Sobek, que ha devorado los males, el halcón se encargaría de reponer los enfermos.

Pero todo esto podría contarse de cualquier otra forma, depende de donde se saque la información, pero a mi ésta es la que más me gusta.

En el templo podemos además ver un pozo, por el que se alimentaba a los cocodrilos del río, dado que se consideraba fundamental la presencia de estos animales en el recinto.

En el templo de Kom Ombo vimos el atardecer, un bonito atardecer con vistas al Nilo.

templo-kom-ombo-egipto-10

Como podéis ver por las fotos, pese a haber ido a finales de junio y principios de julio, se pueden sacar fotos perfectamente.

Tras nuestro primer día de templos, primero visitando Abu Simbel, y luego los templos de Philae y Kom Ombo, puedo decir que la visita a Egipto me estaba encantando. Un solo día nos había mostrado tanto de su cultura, de su historia, que estaba deseando ver más. El viaje no había podido empezar de mejor forma y pese a mi reticencia inicial por hacer un viaje en grupo os puedo asegurar que no me arrepentía para nada. Estaba saliendo todo de maravilla.

El museo de los cocodrilos.

Si quieres saber un poco más de la importancia que los cocodrilos tenían en este templo, basta con ir hasta el adyacente museo de los cocodrilos, donde encontramos momificados varios ejemplares.

¿Quieres conocer un poco más? El mito de Osiris

El mito de Osiris es quizá el más elaborado y extenso de cuantos existen en la civilización egiptcia. TAmbien se debe a que aparece en múltiples lugares, escritos, templos… por lo que se ha podido completar hasta tener una historia de principio a fin.

La historia trata sobre el asesinato del dios Osiris, uno de los principales dioses de la mitología egipcia. El hermano de Osiris, Seth, quiso usurparle el trono y para ello lo asesinó, lo partió en trozos y los tiró al río Nilo. Su esposa, Isis, recogió los trozos y restauró el cuerpo de Osiris, con el que concibió un hijo, Horus. Horus se convierte así en el rival de Seth por el trono. Se sucedieron momentos muy violentos entre ambos que terminó con la victoria por parte de Horus y la restauración del bien en Egipto. Con esta victoria, además, Horus completa el proceso de resurrección de Osiris.

Si quieres reservar un viaje así, con agencia, con precio desde 600 euros por persona,  ponte en contacto con nosotros: haremos que tu viaje sea lo que estás buscando.
Más info en:
Cómo preparar un viaje a Egipto
info@viajescallejeandoporelmundo.com

descuento Mopane Game Safaris

Viaja con nosotros

Si quieres que te ayudemos a organizar un viaje igual a este o parecido, por libre o con agencia receptiva, o que simplemente te coticemos los hoteles que hayas elegido, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, haremos de tu sueño una realidad.

Callejeando por el Mundo es un blog de viajes propiedad de Viajes Callejeando por el Mundo, agencia con licencia AV-240-AS.

Escribe un comentario

He leído y acepto la Política de privacidad Detalle legal

Este sitio está protegido por el reCaptcha de Google y se aplica su Política de Privacidad y sus Términos de Servicio.