Menu
Día 12
Diario Uganda en 14 días

Del Lago Bunyonyi al Lago Mburo en el sur de Uganda

Aquella mañana amanecíamos en un precioso hotel con vistas al Lago Bunyonyi, en un entorno privilegiado y muy cerca de tres países: RD del Congo, Ruanda y Tanzania. Aquí, esta mañana, todavía no se nos quitaba de la cabeza todo lo que habíamos vivido la mañana anterior. Seguíamos con esas imágenes en nuestra cabeza y eso fue muy evidente durante el desayuno, cuando el principal tema de conversación eran los Gorilas del Bosque Impenetrable Bwindi.

lago-bunyonyi-uganda-1

La historia del Lago Bunyonyi

Cuentan los ancianos del Lago Bunyonyi que, en una de las islas más pequeñas del lago, abandonaron hace muchos años, a una niña de 12 años tras quedarse embarazada. Este era una costumbre de los habitantes del lago, pero con la llegada de los Británicos en el S. XIX, esta tradición fue eliminada.

lago-bunyonyi-uganda-2

La niña se llamaba Mauda. Su padre la llevó en una barca hasta la isla y allí la dejó abandonada, sin nada que comer, sin ningún sitio donde refugiarse. Allí solo le quedaba un destino: la muerte. Desde entonces a esta isla se le conoce con el nombre de «castigo» (Akampene, en el idioma local). Permaneció durante 5 días en aquellas condiciones, sin que nadie se compadeciese de ella. Fue rescatada por un pescador, que la llevó a su casa y la convirtió en su esposa. La historia fue sacada a la luz por un periodista de la BBC, a la que Mauda le contó, cuando superaba los 100 años de edad, su terrible historia.

Los mercados del lago Bunyonyi

El Lago Bunyonyi era un paraíso. Incluso con lo que nos había llovido la tarde anterior nos parecía una autentica maravilla. Un paisaje único, de un verde intenso, vegetación por todos los lados, un lago con el agua cristalina, calmada, incluso bajo la tormenta y un amanecer y atardecer increíble. Visto todo desde nuestro bungalow en la montaña, la vista era privilegiada.

lago-bunyonyi-uganda-6

Tras un copioso desayuno, nos dirigimos a la embarcación que nos llevaría de nuevo hasta el lugar donde habíamos dejado a Gilbert con la furgoneta.

Allí, nos esperaba otro momento de esos únicos del viaje: un paseo por un mercadillo local. El colorido del mercado, contrastando con el verde del entorno y ese agua del lago, lo hacía aún más especial si cabe. Dimos un paseo, incluso intentamos comprar algo. Sacamos unas cuantas fotos. Había muchísima gente en el mercado. Se ve que es una actividad comercial importante en esta zona, y que todo el mundo sale a comprar y a vender lo que pueda.

Del Lago Bunyonyi al Lago Mburo

Nos esperaba un viaje de unas 4 horas hasta el Lago Mburo, uno de los parques Nacionales más pequeños de Uganda. Así que no nos podíamos entretener si queríamos realizar un safari por el Lago antes de que terminase el día.

mapa-del-lago-bunyonyi-al-lago-mburo-uganda

En el camino hacia el parque Nacional del Lago Mburo, pasamos por la conocida ciudad de Mbarara. Muy cerca de aquí paramos a comer. Nos encontramos en terrenos del antiguo reino de Ankole. Disfrutamos de una buena comida al aire libre y continuamos el camino hacia el Lago Mburo.

Aquí se encuentran las famosas vacas de cuernos largos llamadas Ankole-Watusi, cuyo nombre les viene de este famoso reino ugandés.

Parque Nacional del lago Mburo.

Entramos en terrenos del Lago Mburo. Y allí empezamos a ver lo que hasta entonces no se había mostrado y fue un golpe de alegría repentina para todos los integrantes del grupo: las cebras.

Al poco tiempo de entrar en el parque, uno de los más pequeños parques nacionales de Uganda, el coche empieza a dar algún problema. Gilbert, además de experto guía y buen conductor, tiene muchos conocimientos de mecánica. Así que allí parados, en medio de la sabana africana, rodeados de cebras y quien sabe que otras cosas, se puso a realizar algunos ajustes en el coche. No tardamos nada. Nos pusimos de nuevo en marcha.

El Parque Nacional del Lago Mburo es uno de los pocos lugares de Uganda donde podemos ver cebras. Aquí ellas eran las más fotografiadas, y pudimos observar como había una gran cantidad de crías. Solo por ver cebras merece la pena hacer una parada en este parque, pero no solo por eso, la cantidad de animales que se pueden ver en un safari corto por el parque, es otro de los alicientes para hacer esta parada.

Además podremos tener la posibilidad de ver otra nueva especie, el Eland y reencontrarnos de nuevo con los hipopótamos. ¿Qué mejor excusa para hacer esta parada?

Es increíble como un parque tan pequeño puede albergar tanta variedad de animales. Aquí nuestras cámaras empezaron a echar humo. No solo por los animales, sino por el paisaje en sí, tan verde y tan distinto a todos los que habíamos visto hasta entonces.

En una pequeña charca, encontramos un hipopótamo, que cierto es que no pensábamos encontrarlo ahí, en solitario. Aquella charca nos dio para un rato de contemplación, porque aunque parecía desierta, a ella se acercaban muchos animales a beber. Impalas, pajaros de muchos tipos, incluso vimos un búfalo al que no le cabía un gramo más de barro en su piel.

Las cebras fueron las grandes protagonistas del día hoy pero no podemos olvidarnos de los facóqueros, que volvieron a aparecer, de los impalas, y una especie que no habíamos visto hasta ahora, ni en Uganda ni en ningún otro de los safaris que hemos hecho hasta la fecha: El Eland.

lago-mburo-uganda-28

Quizá sea lo más destacable de este parque, además de su paisaje, dado que las cebras solo se ven en Uganda en el Lago Mburo y en en zonas del lago Kidepo, mucho menos visitado que otros parques de Uganda.

Rwakobo Rock Lodge en el Lago Mburo

Tras el safari al atardecer por el Lago Mburo nos dirigimos al que sería nuestro alojamiento de hoy, el Rowakobo Rock. Como su nombre indica, el Rwakobo Rock se encuentra situado sobre una gran roca con vistas al Parque Nacional Lago Mburo.

Os puedo asegurar que ninguna de las fotos, ni las mías ni las que podréis ver de este hotel, le hacen justicia. Esto es algo que veníamos percibiendo en casi todos los alojamientos que utilizamos en Uganda. El hotel, una vez más, fue maravilloso y nos sorprendió muy gratamente.

lago-mburo-uganda-atardecer-2

Está formado por cabañas, algunas más grandes y otras más pequeñas. Nosotros estuvimos en una que era de dos pisos, donde algunos de nosotros estaban el piso de arriba y algunos otros estábamos en el de abajo.

Cuando íbamos hacia la habitación el sol ya estaba muy bajo. Antes de llegar a nuestra cabaña había visto un cartel que ponía: Top of the Rock. Y no lo dudé. Salí rápidamente con intención de intentar ver una bonita puesta de sol. Como quedaban minutos, decidí no dirigirme a recepción, desde donde se tienen unas vistas increíbles del parque y me fui, junto con Rubén y Ana y Carmen que salían en aquel momento de su habitación, directas al Top of the Rock.

Y llegamos. Una gran roca sobre la roca donde estaba el hotel. Allí, nos sentamos en un columpio y con tranquilidad, vimos como el día llegaba a su fin. Por un lado el sol se escondía y por el otro la luna, una gran luna llena, nos regalaba su presencia.

lago-mburo-uganda-atardecer-1

Era uno de nuestros últimos días en Uganda, aunque aún quedaba una noche más en Entebbe. Teníamos la sensación de que esto se acababa y la tristeza empezaba a florecer. Pero sabíamos que todo lo que Uganda nos había regalado en estos días nos acompañaría de vuelta a casa.

Tras una copiosa cena nos fuimos a dormir. Los días en Uganda son muy largos y cansados así que lo mejor era descansar unas horas.

Este es uno de los días de nuestro viaje a Uganda en 14 días.
Además, forma parte del viaje compartido que realizamos con nuestros clientes. Si tu quieres hacer uno igual o parecido, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes leer más información sobre este viaje, y  los precios y salidas en regular (aunque también puedes hacerlo en privado, como nosotros) en:
Uganda, la perla de África.
Para más información y reservas:
info@viajescallejeandoporelmundo.com

descuento Mopane Game Safaris

Viaja con nosotros

Si quieres que te ayudemos a organizar un viaje igual a este o parecido, por libre o con agencia receptiva, o que simplemente te coticemos los hoteles que hayas elegido, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, haremos de tu sueño una realidad.

Callejeando por el Mundo es un blog de viajes propiedad de Viajes Callejeando por el Mundo, agencia con licencia AV-240-AS.

Escribe un comentario

He leído y acepto la Política de privacidad Detalle legal

Este sitio está protegido por el reCaptcha de Google y se aplica su Política de Privacidad y sus Términos de Servicio.