Londres 2011- Día 2: 09 de Septiembre

Publicado en: Sin categoría | 0
Amanecía nuestro primer día en Londres y después de la noche que había pasado solo me apetecía salir lo antes posible a la calle y empezar a descubir… LONDRES. Habíamos quedado con Fernando para instalarnos en su casa a las 12 y como teníamos que hacer el check out a las diez, lo primero que hicimos fue ir a desayunar. Lo hicimos en Caphe House donde probé el Café Mocca y el muffing de limón (riquisimos los dos) y Rubén su capuccino y un muffing de chocolate (creo que en este viaje ha acabado con las existencias de los muffings de chocolate y los cupcakes de Londres).

Al terminar de desayunar volvimos al hotel, hicimos el check out y nos vamos a dar nuestra primera caminata por Londres. Pasamos por la estación de London Bridge y de ahí nos vamos hacia el City Hall.

La verdad es que se nota la firma de Norman Foster en este edificio, similar y en la misma linea que los pepinos que ha hecho en el mismo Londres y en Barcelona. El edificio es singular y lo diseñó de forma que consume un 25% menos de energía que cualquier otro edificio de oficinas.
Desde aquí ya se contemplaba el HMS Belfast del que hablaré más adelante.
Hicimos un montón de fotos, claro acabábamos de llegar, jeje, y dimos un paseo por Tower Bridge. El día no era el más adecuado para las fotos ya que el cielo era el típico cielo de “en nada me pongo a llover” tan brillante que las fotos deslucen un montón, pero es lo que tiene Londres.

Se acercaba las doce del medio día, así que emprendimos el regreso hacia el hotel pasando a echar un vistazo por la Hays Gallery a la que volveríamos por la tarde.
Recogemos las maletas y nos vamos a casa de Fernando. Dejamos las maletas y nos vamos a comer. Nos lleva a un Wagamama justo enfrente del pub Anchor y muy cerca de Vinopolis, al ladito mismo del Támesis.
Nosotros que habíamos desayunado más tarde no nos apetecía mucho comer, era muy temprano pero aún así nos metimos una ensalada entre los dos.
Al salir volvemos a casa, recogemos sus maletas y les acompañamos al metro. Y ahí nos despedimos.
Bueno, y ahora… retomamos la visita a Londres donde lo habíamos dejado… en la Hays Gallery. Esta galería está ubicada en la que fueron unos antiguos depósitos de mantequilla y especias en el siglo XIX. Era considerado entonces como la Despensa de Londres y recientemente se ha restaurado y acomodado para ubicar en sus dependencias bares, restaurantes y tiendas (como una dedicada a la Navidad, que me encanta).

Por esta galería pasaban los cargamentos de té procedente de la India y China hace 150 años. En el centro de la galería existe una escultura del Navegante (un barco navegando en una piscina). Destaca la bóveda de cristal que hace que parezca que sigues estando en la calle.
Volvemos de nuevo por el paseo al lado del Támesis hacia el Tower Bridge para volver a cruzarlo.  Y una vez en el otro lado nos vamos hacia St Katherine Docks.

Este tipo de sitios en las ciudades me encantan, es como pequeños paraísos donde uno parece estar en otro sitio. Se trata de un muelle victoriano construido en 1824. Durante la época más gloriosa descargaban en estos muelles los barcos que llegaban con productos de lujo procedentes de todo el mundo. Los muelles son muy muy bonitos y merecen mucho la pena ser visitados.  Hoy en día están dedicados básicamente a Pubs, restaurantes y al turismo en general. Desde los muelles que dan al Támesis hay unas excelentes vistas del Tower Bridge.

De aquí nos vamos hacia la Torre de Londres, pasando por debajo del Tower Bridge. En este punto se puede ver el Dead Man´s Hole (el agujero del hombre muerto), lugar en el que se recogían los cadáveres de los suicidas y ajusticiados que se tiraban del puente.
Pasamos por delante de la Torre de Londres pero decidimos no entrar, ya lo haríamos mañana, por ahora el día lo ibamos a dedicar a pasear por Londres.
Nos encontramos en el camino con All Hallows by The Tower Church. Una iglesia situada al lado de la Torre de Londres y que es considerada como la más antigua de Londres (año 675 d.C).

Paseando nos encontramos con The Monument: torre erigida en recuerdo del incendio de Londres que destruyó parte de la ciudad. Desde la cima de la torre hay buenas vistas de Londres. El coste es de 3 libras y al bajar te dan un diploma que acredita que has subido las 311 escaleras.

En la base de la torre estaban regalando botecitos de cocacola y aprovechamos para sentarnos un ratito.
Continuamos con el paseo y pasamos por la Oddbins Leadenhall Market, una de las galerías abiertas que hay por Londres. El ambiente que había a esta hora ya era muy bueno, repleto de gente sobre todo tomandose unas cervezas. La verdad que la galería no tiene desperdicio.

Al ladito mismo de esta galería nos encontramos con el edificio Lloyds. Este edificio si que es peculiar y parece más una fábrica que un edificio de oficinas. Fue diseñado por el mismo arquitecto que hizo el Pompidou de París o la Terminal 4 de Barajas.

Justo enfrente ya nos encontramos con el edificio Gherkin (el otro pepino de Norman Foster).

Damos la vuelta, ya empezaba a caer el sol y queríamos al menos acabar el día cerca del Támesis y en alguna calle en la que pudiéramos hacernos con una tienda O2 para comprar una tarjeta y tener acceso a internet, aunque en casa de Fernando teníamos Wifi y que en muchos restaurantes también la tienen, pero queríamos tener acceso al menos al google maps.
Nos vamos hacia la Royal Exchange, la antigua bolsa de Londres, en cuyos bajos hay tiendas de marcas exclusivas. Tambien en la misma zona está el Banco de Inglaterra y la Mansion Hause Place, la residencia oficial del Lord Mayor (el alcalde de la ciudad).

Damos un paseo por la calle Lombard cuyo nombre proviene de los banqueros italianos originarios de Lombardía que se instalaron en ella en el S. XIII. y donde todavía hoy se conserva la tradición de poner en sus fachadas los emblemas heráldicos que les identifica.
Ahora si, nos vamos a Cannon St y compramos la tarjeta para el móvil. Ahora ya estabamos conectados. De aquí nos vamos ya a casa, una ducha y … a la calle. Reservamos en Village East y como nos dieron vez para una hora y media después pues nos vamos a probar nuestra primer Pear Cider (sidra de pera) a la que me he aficionado en el viaje. Eso si medio litro te metes para el cuerpo de cada vez.

Al llegar al Village East todavía no teníamos mesa así que pasamos al bar y tomamos unos coctelillos. Al rato ya nos sientan. Cenamos muy bien, yo pavo con una salsa que estaba riquísima y Rubén una hamburguesa que él dice que estaba muy buena y la verdad es que el aspecto era buenísimo.

De aquí ya nos vamos a casa y damos por concluido el día.

          Antecedentes
          Día 1: 8 de Septiembre. Tenso viaje de ida y reencuentro con Fernando.
          Día 2: 9 de Septiembre. Primera toma de contacto, un largo paseo y un gran final.
          Día 3: 10 de Septiembre. Torre de Londres, Portobello, Holland Park.
          Día 4: 11 de Septiembre. Canden Town, Regent´s Park, Oxford Street y Picadilly Circus
          Día 5: 12 de Septiembre. British museum, Covent Garden, Trafalgar Square, St James Park.
          Día 6: 13 de Septiembre. Salisbury, Kensington Gardens.
          Día 7: 14 de Septiembre Museo de Historia Natural, Harrods, Hyde Park, Westminster, London Eye. 
          Día 8: 15 de SeptiembreOxford
          Día 9: 16 de Septiembre. St Paul´s, Temple Church y El Rey León. 
          Día 10: 17 de Septiembre. Greenwich.
          Día 11: 18 de Septiembre. Despedida y cierre. 
          Mis mapas de Londres. 
          Mis mapas de Oxford.
viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

Dejar un comentario