Londres 2011 – Día 5: 12 de Septiembre

Publicado en: Sin categoría | 0
Nos despertamos un nuevo día en Londres. Me levanto y me asomo a la ventana: “Ufff, pero que día más horrible. Creo que va a caer una buena. Lo mejor en estos casos es irse a un museo”. El único museo que quería ver (ya que no soy yo de ir a museos) es el Britanico. La vez anterior me había encantado y siempre tuve claro que si volvía a Londres volvería al British. Y así lo hicimos. Después de desayunar nos vamos al metro y directos al British Museum. 

La verdad es que el museo impresiona. Impresiona la cantidad de cosas que hay dentro de él, cantidad de cosas robadas a otros paises.

Estuve un tiempo sentada en la zona del  Partenón esperando por Rubén que había ido al baño, y allí sentada no podía parar de pensar: “con la cantidad de cosas que hay aquí del Partenón, con lo que hay en otros museos como el Louvre, que c… han dejado en Grecia”. Es que es impresionante todo lo que se han traído.
Quizá lo que más me gustó fue la momia de Cleopatra, aunque también piensas que esto no debería estar aquí. 
Bueno, pues dimos muchas vueltas por el museo, sigo pensando que es el mejor museo en el que he pisado. Me encanta. Tras unas horas por dentro decidimos salir. Y lucía un sol esplendido. Desde luego no doy una. Cuando yo pienso que llueve sale el sol y cuando piensa que va a hacer sol… Llueve. Vamos que el tiempo muy variable.
De aquí vamos dando un paseo dirección a Seven Dials. En este punto convergen siete calles en una rotonda. En el centro de ella hay un pilar con seis relojes de sol. Solo hay seis esferas por que en el plan original, diseñado por Thomas Neale, solo incluía la convergencia de seis calles, la séptima lleva su nombre (Thomas Neale street).

Esto nos pillaba de paso hacia Covent Garden, el destino hacia el que íbamos. El antiguo mercado de Covent Garden fue reconvertido en lo que es hoy día, un lugar lleno de tiendas, bares, restaurantes, puestos de todo tipo, artesanía, objetos de segunda mano…. en fin, un poco de todo. La zona es peatonal lo que da lugar a un entorno muy adecuado para pasar la tarde. 

En el entorno de Covent Garden se encuentra la iglesia de St Paul y la Royal Opera House.
Aprovechamos el entorno para comer y tras dar unas vueltas decidimos hacerlo en una pizzería. Las pizzas la verdad es que no eran nada del otro mundo pero lo suficiente para quitarnos el hambre, descansar un rato y beber una buena limonada, que esta si que estaba rica.
Después de comer yo ya tenía decidido que quería un helado y es que había visto una heladería en Covent Garden que me llamó la atención. Así que para allí fuimos. Menudo helado, pero claro por las 5 libras que costó ya podía ser bueno. Pero es que casi no me lo puedo acabar y casi no me coge en el cono que me dieron… realmente IMPRESIONANTE. Evidentemente tuvimos que sentarnos para comerlo porque semejante tamaño no era adecuado para ir con él por la calle y además era necesario comerlo con cucharilla porque la boca no daba para tanto. 
Cuando terminamos el mega-helado dimos una vuelta más y aquí… Rubén volvió a sorprenderme. No podía creer que después de todo lo que habíamos comido todavía tuviera hueco para un cupcake y es que tenía que probarlos todos. Así que fue a por su cupcake con marshmallow (osea con nubes). Esta vez lo hizo en Primose Bakery, otra de las recomendadas en Objetivo: Cupcake Perfecto.
De aquí nos vamos por Strand Street hacia Trafalgar Square. Esta plaza fue construida para conmemorar la Batalla de trafalgar en la que la armada británica venció a las armadas francesas y española frente a las costas de Cadiz. En esta plaza se encuentra la estatua en honor a Nelson y se encuentra la National Gallery en la que no entramos (lo dicho, los museos no me van, no obstante si hubiera llovido lo hubiera visitado sin duda).

Esta fue la primera vez que vi el Big Ben. 
La plaza en si es muy bonita, con muy buen ambiente, y además como hacía sol todo se veía de otra manera. Estuvimos en ella bastante rato. En el centro de la plaza está el reloj con la cuenta atrás hacia las olimpiadas que se celebrarán en Londres el año que viene.

Por cierto, hablando de Olimpiadas. Considero que esta no es la mejor época para viajar a Londres, ya que muchas cosas se están rehabilitando o se están haciendo mejoras u obras en otras muchas así que hay mucho que te pierdes. Pero bueno, todo será volver una vez pasen las olimpiadas y esté todo en perfecto estado.
Atravesamos el Admiralty Arch, un edificio de oficinas situado en uno de los laterales de Trafalgar Square que da acceso al The Mall y nos dirigimos al St Jame´s Park. Un parque pequeño y muy muy bonito. Solo dejo unas fotos que así lo demuestran.

Al otro extremo del parque se encuentra Buckingham Palace.  La estatua en memoria a la reina Victoria que se encuentra en frente del palacio se encontraba en rehabilitación, así que ya una cosa que no se podía contemplar.

De aquí otro paseo y nos vamos por la parte norte del parque hacia el Mall. Una vez en la parte media, más o menos cogemos una calle que nos lleva directo a Picadilly Circus. Esta vez si vemos Picadilly Circus soleado, que ya era hora.

Tomamos la calle Picadilly y nos dirigimos hacia la Royal Academy of Arts. Un edificio también admirable y en el que detrás de una de las verjas de la entrada encontramos uno de los símbolos de Gran Bretaña, las cabinas rojas de teléfonos “K”, originales, diseñadas en 1926 por Sir Giules Gilbert Scort.
Cerca de aquí se encuentra Burlington Arcade. Esta galería se puso de moda en el siglo XIX y aún hoy en día esta custodiada por unos conserjes uniformados que impiden cualquier mala conducta y que incluso pueden impedir el paso a la galería.
En el 28 de Old Bond Street hay una galería similar a esta, pero menos lujosa si cabe.
Seguimos nuestro camino por Old Bond Street y ascendemos hasta Oxford Street porque queríamos volver a la tienda Disney.  Vuelta de nuevo a pasear por Oxford Street hasta Oxford Circus. Vuelta a bajar por Regent Street, esta vez nos paramos a contemplar Liberty. Y bajamos hacia Picadilly Circus de nuevo.

Aqui termina nuestro día porque decidimos cenar en un pub, The Brewmaster, en el que comimos…. demasiado. Los platos eran muy abundantes y yo el mio no lo conseguí acabar. Comimos bien y mucho, con nuestra sidra de pera de medio litro.

Ahora si, a dormir que ya era hora. Metro y a casa.
__________________________________________

Diario de viaje de Kiana: Días 2 y 3 (una visión navideña de Londres)

           Antecedentes
          Día 1: 8 de Septiembre. Tenso viaje de ida y reencuentro con Fernando.
          Día 2: 9 de Septiembre. Primera toma de contacto, un largo paseo y un gran final.
          Día 3: 10 de Septiembre. Torre de Londres, Portobello, Holland Park.
          Día 4: 11 de Septiembre. Canden Town, Regent´s Park, Oxford Street y Picadilly Circus
          Día 5: 12 de Septiembre. British museum, Covent Garden, Trafalgar Square, St James Park.
          Día 6: 13 de Septiembre. Salisbury, Kensington Gardens.
          Día 7: 14 de Septiembre Museo de Historia Natural, Harrods, Hyde Park, Westminster, London Eye. 
          Día 8: 15 de SeptiembreOxford
          Día 9: 16 de Septiembre. St Paul´s, Temple Church y El Rey León. 
          Día 10: 17 de Septiembre. Greenwich.
          Día 11: 18 de Septiembre. Despedida y cierre. 
          Mis mapas de Londres. 
          Mis mapas de Oxford.
viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

Dejar un comentario