Menu
Día 5
Diario Zanzibar en 10 días

Excursión al atolón de Mnemba

El atolón de Mnemba es un área protegida, quizá la más importante de Zanzibar y desde luego la más conocida. Quizá no haya nadie que visite Zanzibar que no se acerque a visitar esta paradisíaca zona, porque sus aguas cristalinas, sus cientos de colores de azul y su vida marina, lo hacen un lugar único y muy llamativo.

atolon-mnemba-zanzibar-19

El área protegida de Menmba está formada por un arrecife de coral de 7 kilómetros de largo y 4 de ancho, lo que permite hacer uno de los mejores snorkel de la isla. Además, es una zona frecuentada por delfines, por lo que es otro de los motivos para visitar la zona. Pero mi principal motivación para visitar Menmba era precisamente pisar esa extensión de arena y ver las claras aguas (a veces con visibilidad de cientos de metros) de esta zona de la isla.

Cómo visitar el atolón de Mnemba.

Para visitar el atolón de Mnemba es necesario hacerlo en barca o en un dhow, uno de esos barcos de madera y a vela tan típicos de esta zona.

Para hacer la visita al atolón de Mnemba puedes hacerlo de dos maneras: contratando una excursión con más gente (y ojo porque aquí se ve de todo, gente que va en los barcos confinados, como si fuesen pateras, y aunque os digan que como máximo van 20 personas puede que seáis 40) o hacerlo en privado.

Esta última opción fue la que nosotros escogimos. Hacerlo en grupo te puede salir por unos 20 dólares pero puede que te toque sufrir por la cantidad de gente que va en el barco (tened en cuenta que el trayecto hasta el atolón dura entre una hora y dos). Hacerlo en privado, depende de tu capacidad de regateo, pero nosotros lo hicimos por 80 dólares.

atolon-mnemba-zanzibar-5
Ali y su barca

Eso sí, para bajarlo negociamos dos cosas: llevaríamos nosotros el agua. Tened en cuenta que nosotros estábamos alojados en un Todo incluido y que no teníamos porque hacerles gastar más a una persona local, cuando nosotros lo podíamos llevar. Y además negociamos también que no era necesario, por lo mismo, que nos incluyesen la comida.

Finalmente nos llevaron agua para beber (pero no la usamos) y llevaron frutas para el camino (que estas sí que las tomamos porque además tenían una pinta fantástica, estaban buenísimas y además, en medio del atolón entraban de maravilla).

ALI: Si queréis contactar con él antes de llegar, decidle que el contacto lo sacasteis de aquí y os hará un buen precio: +255 629 976 663

Además, como nosotros llevamos nuestras máscaras para hacer snorkel, solo les pedimos unas aletas. Y así, todos quedamos contentos.

atolon-mnemba-zanzibar-8

Viendo delfines en Mnemba

Tras más de una hora de viaje, recorriendo toda la costa de la parte norte de la isla de Zanzibar, llegamos a una zona de mar abierta. Había bastantes embarcaciones en la zona y de repente… allí estaban. Varios delfines que iban de un lado para otro y la gente enloquecía. Hubo quien se tiró al agua sin haberse puesto ni siquiera el tubo y las gafas. Nosotros preferimos verles desde el barco, y no interceder, ya más, en su vida en libertad.

Además de que tirarse al agua no sirve de nada, ya que nadan muy rápidamente y desde la altura del barco se divisa mucho mejor.

Haciendo snorkel en Mnemba.

Después de la emoción de ver a los delfines moverse por la zona y dar unos cuantos saltos, nos dirigimos a una zona cercana para poder hacer snorkel. Un maravilloso snorkel, de forma similar al que habíamos hecho en el Parque Nacional Kisite, en la costa de Kenia, pero con el agua más clara de la que vimos aquel día.

Bajo el agua, los colores contrastaban con la claridad de las aguas. Rojos, amarillos, verdes, azul intenso… una variedad de colores en peces, corales y estrellas de mar.

No nos habían impuesto ninguna restricción de tiempo. En ningún momento nuestro conductor de la barca, Ali, nos puso una hora para terminar. Estuvimos un largo rato en el agua y cuando ya tuvimos suficiente, salimos. Yo lo hice primero. Rubén se quedó un poco más.

El atolón de Mnemba.

Y finalmente llegamos al atolón de Mnemba. En el mismo atolón no se puede desembarcar, ya que es una isla privada y se requiere permiso para ello, pero sí se puede hacer justo enfrente. Hay una extensión de arena blanca en medio del mar, que cuando la marea baja, queda al aire, y desde donde podemos observar la extensa gama de azules hasta el horizonte.

Estuvimos un gran rato sacando fotos y bañándonos en estas aguas tan cristalinas. La mayor parte de la gente que llegaba en las barcas a esta zona se quedaban en la misma zona, en la zona de arena, pero si caminabas hacia cualquiera de los lados, te encontrabas en soledad. No se muy bien porqué la gente no se movía y se distribuía por la zona y permanecían en el mismo lugar.

Cuando llevábamos un buen rato, nuestro capitán Ali vino a traernos la fruta, que hasta ese momento desconocíamos que había traído. Le dimos las gracias y la compartimos los tres, mientras intercambiábamos conversaciones sobre la vida en Zanzibar y mirábamos hacia el infinito del mar.

Último atardecer en Nungwi.

Era nuestro último día completo en el Royal Zanzibar Beach resort, y por tanto nuestro último atardecer en Nungwi. Así que siguiendo la rutina de nuestras últimas 5 noches, nos dirigimos a la infinity pool, nos hicimos con un par de hamacas, y esperamos, cóctel en mano, a que llegase el ocaso.

atardecer-nungwi-zanzibar-1

Y la puesta de sol, una vez más no nos defraudó. Así dimos por concluido nuestro último día en Nungwi, y nos preparamos para el cambio que teníamos que hacer al día siguiente. Nos pusimos en contacto con el chófer que nos había recogido en el aeropuerto y quedamos con él a las 12 de la mañana. Después nos dimos cuenta de que teníamos que haber hecho el cambio antes, para así evitar tener que dejar las maletas en recepción mientras aprovechábamos las últimas horas en el hotel.

Tocaba cambiarse a una zona cercana a Stone Town. Tenía tantas ganas de visitar esta ciudad, de recorrer sus empedradas y polvorientas calles, de revivir esa dura historia que esconden sus muros, que necesitaba ya empezar a recorrer sus calles. Éste fue uno de los principales motivos para decidir cambiarnos de ubicación a mitad de estancia en Zanzibar.

Si quieres que te presupuestemos un Viaje a Zanzibar, por libre o con touroperador formando parte de un itinerario más completo, y que te ayudemos a prepararlo, o simplemente cotizar los hoteles que hayas mirado, no dudes en ponerte en contacto con nosotros:
info@viajescallejeandoporelmundo.com.
Estaremos encantados de ser participes de que tu sueño se haga realidad.
Viajes Callejeando por el Mundo.

descuento Mopane Game Safaris

Viaja con nosotros

Si quieres que te ayudemos a organizar un viaje igual a este o parecido, por libre o con agencia receptiva, o que simplemente te coticemos los hoteles que hayas elegido, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, haremos de tu sueño una realidad.

Callejeando por el Mundo es un blog de viajes propiedad de Viajes Callejeando por el Mundo, agencia con licencia AV-240-AS.

Escribe un comentario

He leído y acepto la Política de privacidad Detalle legal

Este sitio está protegido por el reCaptcha de Google y se aplica su Política de Privacidad y sus Términos de Servicio.