Menu
Día 5 (II)
Diario Polonia en Navidad

Visita a las minas de Sal de Wieliczka en Cracovia

Cuando empiezas a preparar un viaje por Polonia que incluye Cracovia, verás que la mayoría de las guías y foros hablan sin parar de la visita a las minas de Sal de Wieliczka. Parece increíble que viajando a un país donde hay tanto que ver y hacer se considere que la visita a unas minas de sal tienen que ser imprescindibles.

Así, de primeras llama la atención, pero en cuanto pones «Minas de sal de Wieliczka» en Google, ya sabrás porqué se hace tan imprescindible. No son unas minas de sal cualquiera y lo que verás en su visita no lo verás en ningún otro lugar del mundo.

minas-de-sal-de-wielicza-polonia

Cuando se elaboró la primera lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en el año 1978, las minas de sal de Wieliczka ya estaban incluidas, así que comprenderás la importancia qué desde siempre se les dio.

Organizando la visita a las minas de sal de Wieliczka.

Al ir en Diciembre teníamos muy pocas horas de luz, y los días se hacen muy cortos en Polonia en Navidad, así que aprovechando este hecho decidimos hacer la visita a las minas de sal de Wieliczka en el turno de tarde. Al hacer la visita a las 16:40, ya de noche, nos permitía ahorrar mucho tiempo. Dentro de la mina da igual que sea de día o de noche. Además, para gestionar bien el tiempo de nuestra visita a Polonia en Navidad, decidimos hacer la visita a las minas de sal de Wieliczka el mismo día que hicimos el tour por Auschwitz-Birkenau.

Auschwitz-Birkenau-24
Auschwitz-Birkenau

Así, nosotros combinamos la visita al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau con la visita por la tarde a las minas de sal de Wieliczka. De esta manera en un día habíamos visto los dos principales lugares de interés turístico de Cracovia.

Si la visita al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau lo habíamos hecho en un tour organizado que nos permitió ahorrar mucho tiempo, la visita a las Minas de Sal de Wieliczka la hicimos por libre. Consideramos que optimizando el tiempo con el tour por la mañana, teníamos tiempo de sobra para poder llegar a las minas de Wieliczka para el tour en castellano de las 16:40 (aunque finalmente llegamos muy justos de tiempo).

Cómo visitar las minas de sal de Wieliczka

Las minas de sal de Wieliczka sólo se pueden visitar en tours guiados, que se pueden reservar directamente a través de la página web de las minas. También puedes contratar una excursión completa, con tour guiado en español por las minas de sal y con traslado desde el centro de Cracovia incluida.

minas-de-sal-de-wieliczka-polonia-5
El gnomo de Wieliczka

Visitar las minas de Sal por libre.

Hay varios tipos de tours, pero el más habitual entre los que visitamos Cracovia por turismo, es el tour turístico. Este tour se realiza en castellano en horario de mañana (11:40) y en horario de tarde (16:40). Se debe reservar con tiempo ya que sólo pasan unas 30 personas por turno.

Si quieres combinar la visita al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau con la visita a las minas de sal de Wieliczka, entonces tendrás que coger el tour de tarde.

El precio de este tour es de 92 zlotys (unos 22 euros) por persona adulta. Hay tarifas reducidas y familiares. Podéis obtener todos los datos en la página web de las minas de Sal.

minas-de-sal-de-wieliczka-polonia-2

Cómo llegar a las minas de sal de Wieliczka.

Visitar las minas de sal de Wieliczka por libre, implica tener que llegar hasta la población de Wieliczka situada a unos 15 kilómetros a las afueras de Cracovia.

  • En coche. Si estás realizando un road trip en coche de alquiler por Polonia, entonces podrás llegar a las Minas de sal de Wieliczka en tu propio coche. Se tardan unos 25 minutos, pero ojo, porque esto dependerá del estado del tráfico así que puede que sean 25 minutos o más. En este caso ve con tiempo.
    Ten en cuenta, si vas por libre, que la entrada principal a las minas de sal de Wieliczka es en el Pozo Daniłowicza.
  • En tren: El tren que hace la ruta al aeropuerto, llega Wieliczka. Es la misma línea pero en dirección contraria. Tarda unos 25 minutos en llegar. Cuando nosotros estuvimos, esta línea no funcionaba y en su lugar ponían furgonetas para hacer el trayecto. Los trenes parten de la estación central de Cracovia y el destino es la estación Wieliczka Rynek-Kopalnia. El trayecto tarda unos 20 minutos y desde la estación a la entrada de las minas, son otros 10 minutos caminando.
    Fue la opción que elegimos para ir, pero al no estar disponible la línea tuvimos que hacerlo en furgoneta (ver nuestra experiencia más abajo).
  • En bus: otra opción es hacerlo en bus, pero ojo, porque dependiendo del tráfico el viaje puede hacerse eterno. Así que calculad al menos una hora. Más vale que os sobre tiempo que no que os falte. A las minas de sal de Wieliczka llegan tren buses: el 304 (que suele ser el más habitual), el 204 y el 244. Lo mejor es hacer uso de google maps, para mirar dónde cogerlos dependiendo de tu ubicación. Nosotros esta opción la escogimos para regresar a Cracovia.
  • Los tours: Si has contratado un tour no tendrás que preocuparte por nada de esto. Simplemente tendrás que estar a la hora indicada en el punto de recogida.
minas-de-sal-de-wieliczka-polonia-4

Tour a las minas de sal de Wieliczka

Es la opción más cómoda para visitar las minas de sal de Wieliczka ya que no te tendrás que preocupar por nada. Eso sí, si tienes intención de hacer las minas de sal en tour, lo mejor es contratar el tour junto con el de Auschwitz-Birkenau porque te saldrá el pack más económico y en un día habrás visto los dos lugares estrella de Cracovia.

Dos tours a las Minas de Sal de Wieliczka:

Visita a las minas de Sal de Wieliczka. Nuestra experiencia.

Habíamos distribuido nuestro quinto día en Polonia en la visita a Auschwitz-Birkenau por la mañana con un tour en español, y por la tarde visitaríamos por nuestra cuenta las Minas de sal.

El tour de la mañana nos permitió que al hacerlo organizado, pudimos hacerlo todo más rápido y a las 13:30 estábamos de regreso en Cracovia. Una buena comida después en un restaurante italiano, pusimos rumbo a la estación central de trenes de Cracovia para ir directos a las minas de Sal.

minas-de-sal-de-wieliczka-polonia-3

De Cracovia al Pozo Daniłowicza en Wieliczka.

El problema es que los trenes no operaban esa línea y nos derivaron a unas furgonetas que hacían el trayecto. Aquí vino nuestro siguiente problema porque nadie nos daba mucha información. En un puesto de información de la parada de autobuses llegamos a entender el andén desde el que salían las furgonetas, pero nada de horarios ni de precios.

Nos colocamos en el andén, y a la primera furgoneta que pasó le preguntamos. Aquí llegó el momento simpático del viaje, porque el conductor de la furgoneta ni miró a Rubén al preguntarle, directamente subió la ventanilla y ni le contestó. Dedujimos que ese no debía de ser, pero la reacción que tuvimos Carmen y yo, mirándolo desde el andén fue de morirnos de la risa.

Tuvo que pasar más de media hora hasta que apareció una furgoneta con destino a las minas de Sal. Nos subimos y con el gps de google maps en la mano, esperé a que indicase que estábamos cerca del pozo Daniłowicza, donde se encuentra la entrada a las minas de sal.

pozo-mina-de-sal-wieliczka

Pasamos en la furgoneta casi una hora de viaje, y es que el tráfico en Cracovia aquel día era brutal. Pero por fin llegamos, con unos 20 minutos antes de la hora de salida del tour, al Pozo Daniłowicza.

Hacía bastante frío así que nos fuimos hasta un restaurante que vimos abierto y tomamos un chocolate caliente que nos vino de maravilla. Dentro de las minas no hace calor precisamente, entre 17-18 grados durante todo el año, pero con respecto a la temperatura que hacía fuera, para nosotros esta temperatura era agradable.

Tour guiado en español por las Minas de Sal de Wieliczka.

Puntualmente a las 16:40 comenzaba, en el pozo Daniłowicza, nuestra visita guiada a las minas de Sal De Wieliczka. Empezábamos el tour con unos primeros datos llamativos.

  • La vista tiene una duración de 3 horas.
  • Durante esas 3 horas, se superarán más de 800 escalones (no os alarméis, muchos son de bajada). Y pese a que penséis que lo que se baja luego se tiene que subir, el regreso se hace en ascensor.
  • Recorreremos unos 3.5 kilómetros bajo tierra, de los más de 250 kilómetros de galerías.
  • Bajaremos a 135 metros de profundidad, de los 325 metros bajo tierra que tiene la mina en su parte más profunda.
  • Estaremos sometidos a unas temperaturas medias de entre 16 y 18 grados centígrados
  • Pasearemos por unas minas con más de 7 siglos de historia
  • Más de 45 millones de turistas ya han realizado este mismo recorrido.

Yo llegué a las Minas de Sal de Wieliczka sin saber muy bien a donde iba. No quise mirar fotos, ni saber nada más allá qué el que era uno de los lugares turísticos más recomendados para hacer desde Cracovia. Creerme si os digo que llevaba muy poca información sobre el lugar y quizá eso hiciese que no me esperaba nada de lo que encontramos allí. (así que por eso tampoco veréis muchas fotos en este post).

Tras bajar por unos 380 empinados escalones llegamos al primer a 60 metros de profundidad donde nuestro guía en español nos empieza a hablar de este singular lugar.

escaleras-de-bajada-mina-de-sal-wieliczka

Historia de las Minas de Sal de Wieliczka.

La sal está ligada a Wieliczka desde la prehistoria, cuando se obtenia la salmuera (agua con sal) de las fuentes y por un proceso de calentamiento del agua, obtenían la sal. ¿Recordáis lo que os conté en nuestra visita a Kibiro, en Uganda? Allí a día de hoy la sal se obtiene de una manera similar a como se hacía, antes de que apareciese la mina, en Wieliczka.

mina-de-sal-de-wieliczka-escaleras

Durante los siglos XI a XII, las fuente de agua salada se fueron agotando, lo que dio lugar a la primera construcción de pozos en busca del agua salada.

La historia de las Minas de Sal se remonta al s. XIII cuando se descubre en una de estas perforaciones en busca del agua salada, la Sal Gema o halita. A partir de entonces se abrieron los dos primeros pozos y se comenzó su extracción. Poco a poco la mina fue creciendo, abriéndose más pozos, hasta los 26 actuales, más galerías hasta alcanzar los 7.5 millones de metros cúbicos excavados, cada vez más profundas hasta convertirse, en la mina de sal más grande del mundo, aún en activo.

La mina es tan grande que a día de hoy únicamente se puede visitar un 2% de sus galerías de sal. Todo lo que puedas ver desde el momento que bajas al primer nivel, es de sal, por muy raro que te pueda parecer.

minas-de-sal-de-wieliczka-polonia-1

La Capilla de Santa Kinga

El tour por las minas de sal de Wieliczka te llevará a conocer sitios increíbles, construcciones impresionantes, conocerás cómo trabajaban los mineros a lo largo de los siglos y conocerás toda la historia de la mina. Pero hay algo que destaca por encima de todo es la Capilla de Santa Kinga.

minas-de-sal-de-wieliczka-polonia-6

La Capilla de Santa Kinga es la imagen más conocida de las minas de sal de Wieliczka, y lo único que yo creía que había bajo tierra, ya que era la única fotografía que había visto. No es lo único que hay, ni siquiera es la única capilla, pero desde luego es la más espectacular. Y todo, todo lo que verás, es hecho de sal incluidas las lámparas.

minas-de-sal-de-wieliczka-polonia-9

La capilla a día de hoy sigue realizando misas, cuya entrada los fieles no la hacen por la ruta por la que lo hicimos nosotros, sino por un ascensor mucho más cercano.

minas-de-sal-de-wieliczka-polonia-8
Nacimiento o Portal de Belén en Wieliczka.

No os perdáis todos los detalles y relieves de la capilla, por que es totalmente espectacular. También fijaros en un pequeño portal de Belén o Nacimiento que hay nada más bajar la escaleras o en los detalles del altar mayor.

minas-de-sal-de-wieliczka-polonia-7

Llevábamos hasta este punto un tercio de la visita, y parecía que lo bueno de las Minas de Sal ya había pasado, pero nada que ver. A partir de aquí todavía nos quedaban algunas capillas más, un montón de explicaciones sobre la mina, un lago interno de salmuera (no es natural) y alguna que otra sala con cosas muy llamativas que ver. Por ejemplo, esta sala en la que hay una lámpara de araña de mayores dimensiones que las que vimos en la capilla de Santa Kinga.

minas-de-sal-de-wieliczka-polonia-11

El Regreso a Cracovia.

Terminamos la visita a las minas de Sal en una de las salas de grandes proporciones en las que además había una tienda. Allí aprovechamos el parón para hacer compras de sal para nosotros y nuestros amigos. Nos parecía un bonito y útil souvenir.

Regresamos a Cracovia tomando un bus que tardó bastante también en pasar, por lo que nos dieron las 9 de la noche cuando por fin llegamos al centro de Cracovia. Escogimos uno de los restaurantes, uno de lo pocos que encontramos que no estaban hasta arriba de gente y cenamos. Dimos por concluido el día, que entre las dos visitas y el madrugón de las 4 de la mañana, se había hecho muy largo y muy cansado. Todavía estábamos en la mitad de nuestro viaje y aún nos quedaban muchas aventuras por vivir. Y muchos madrugones aunque ninguno como éste.

descuento Mopane Game Safaris

Viaja con nosotros

Si quieres que te ayudemos a organizar un viaje igual a este o parecido, por libre o con agencia receptiva, o que simplemente te coticemos los hoteles que hayas elegido, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, haremos de tu sueño una realidad.

Callejeando por el Mundo es un blog de viajes propiedad de Viajes Callejeando por el Mundo, agencia con licencia AV-240-AS.

Escribe un comentario

He leído y acepto la Política de privacidad Detalle legal

Este sitio está protegido por el reCaptcha de Google y se aplica su Política de Privacidad y sus Términos de Servicio.