Tour C en El Nido

Publicado en: Asia, Filipinas | 4

Domingo, 5 de Abril de 2015

 

Me despierto. Abro un ojo. Miro el reloj. Me sorprendo de lo temprano que es pero tengo tantas ganas de ver lo que Corong Corong nos va a deparar que no puedo dormir más. Habíamos reservado para hacer el Tour C en el Nido, y la hora prevista de salida era a las 8:30 de la mañana pero a las 7:00 íbamos camino al restaurante para desayunar. Sentía unos enormes deseos de ver que era lo que había en el frente. De ver como era la playa, como era el entorno. Subí apresuradamente las escalares del restaurante Greenview en Corong Coron y me asomé a la balconada. Las vistas eran increíbles y el momento que viví, inolvidable..

 

desayuno en Greenview El Nido Filipinas

 

Casi me emociono ahora mismo escribiéndolo y creo que mi vocabulario no alcanza para describir el cúmulo de sentimientos que me embargaron en aquel momento. Por fin había llegado al paraíso. Había llegado al lugar que meses atrás había provocado que sin pensarlo dos veces decidiésemos que este año, nuestro gran destino, sería Filipinas. Sentía como la leve brisa de la mañana, una brisa cálida, me evocaba grandes sentimientos de paz, de tranquilidad. En aquel momento me olvidé de todo, del trabajo, de la agencia, de todo lo que habíamos dejado atrás al emprender este viaje y esto llegó al punto de que durante nuestra estancia en El Nido perdí totalmente la noción de mi vida. Dejé de tomar notas, reduje la cantidad de fotos que saqué y eso que estábamos en el lugar más fotogénico del mundo. Y dejé de sacar fotos hasta el nivel de que, en nuestro último día en El Nido, prácticamente no hice ninguna. Solo disfruté del momento, intentando retener en mi cabeza todo lo que tenía ante mí. Solo me preocupé de disfrutarlo.

playa de corong corong el nido filipinas

Tras el desayuno nos fuimos corriendo hacia la playa. Aún nos quedaba casi una hora para poder disfrutar de ese momento. Así que me tumbé y esperé, contemplando, desde esta posición, el ir y venir de la gente, la salida de los pescadores a faenar y aproveché el momento para tirar alguna que otra foto.

playa corong corong el nido filipinas

Al cabo de un rato empezaron a llegar los que serían nuestros compañeros de ruta del día y los integrantes de la tripulación (el conductor de la barca y otros dos chicos, todos muy majos y con los que pasamos tres días increíbles). Aquí conocimos a Álvaro e Irina, dos catalanes con los que congeniamos desde el primer momento y con los que disfrutamos de dos días en El Nido (tour C y tour A). Después de conocer su historia ya no puedo volver a decir que nos pasa de todo en los viajes porque su aventura Filipina les dejó sus días de vacaciones reducidos a casi nada. Si su intención era estar 15 días viajando por Cebú, El Nido y Coron, al final su viaje quedó reducido, por retrasos con los vuelos y la pérdida de la maleta, en solo El Nido y Corón. Pero sus problemas con los vuelos no solo ocurrieron a la ida, si no que a la vuelta no corrieron mejor suerte y he de decir que cuando nos llegó su correo electrónico contando la aventura del viaje de vuelta casi me muero de la risa. No les podía haber pasado ni una cosa más.

La tripulación procede a cargar la embarcación: toallas, equipos de snorkel, comida… y al cabo de un rato estábamos preparados para salir a recorrer el archipiélago de Bacuit en lo que se conoce como Tour C de El Nido.

 

 

Tour C de El Nido.

 

Secret Beach

 

Dejamos la costa de Corong Coron y pusimos rumbo a nuestra primera parada: Secret Beach. Por el camino te vas maravillado del paisaje que conforman esas formaciones rocosas diseminadas por el mar, esos acantilados cortantes de roca negra que contrastan con el azul, a veces turquesa, del mar de China.

tour c el nido filipinas 2

Estábamos, en este momento, surcando el archipiélago de Bacuit y rodeando, esta vez, la isla de Matinloc Island. La barca aminora el paso, se va acercando poco a poco al acantilado rocoso. Vemos un par de barcas más y enseguida la barca se para por completo. Nos tenemos que lanzar al mar, donde cubre considerablemente y pasar por un agujero que había en las rocas. Ese agujero te permitía, únicamente, mantener la cabeza afuera y tal y como estaba la marea en ese momento, poco más sobraba.

secret beach tour c el nido filipinas 1

La verdad es que impresiona mucho, cuando pasas por el agujero y en ese momento tienes ante ti una playa metida entre las rocas. Esta playa, la Secret Beach, fue la que inspiró la película de La Playa, que finalmente se rodó en Tailandia ya que el gobierno filipino no dio permiso para que se rodase aquí. Esta, realmente, sí es una playa totalmente cerrada por rocas. En su día, estuvimos en la famosa Maya Beach de Phi Phi Island, en Tailandia, donde se rodó la película, pero salvo por la forma escarpada de los acantilados, ambas playas se parecen en poco. La Secret Beach es mucho más pequeña que Maya, y está totalmente cerrada al mar, salvo por ese agujero por el que entramos. El entorno y el agua es inigualable.

secret beach tour c el nido filipinas 3

 

Matinloc Shire

 

Estuvimos unos 40 minutos en la playa y de allí pusimos rumbo a Matinloc Shire, Desembarcamos en este antiguo santuario, que se encuentra en bastante buen estado de conservación para estar abandonado. Lo primero que hicimos fue dejar que el resto de los integrantes de nuestra excursión y alguna más que había llegado antes subiesen al mirador mientras nosotros, solos, descubríamos todos los rincones del santuario.

santurario Mantiloc shire tour c el nido filipinas 1

playa Mantiloc shire tour c el nido filipinas 2

Me metí en cada rincón hasta el punto de encontrarme en un hueco entre las rocas donde solo cogía yo. Esto sí que era una “Secret beach”. Cuando el mirador se despejó empezamos a subir. Una subida corta pero dura, tanto por la calor que hace como por la humedad y por la pendiente. Eso sí, el esfuerzo merece la pena. No hay nada mejor en este momento que una buena imagen de Matinloc Island.

mirador matinloc shire tour c el nido filipinas 2

playa Mantiloc shire tour c el nido filipinas 1

 

Hidden Beach

 

Después de estas dos visitas nos dirigimos hacia Hidden Beach, otro lugar para el recuerdo, ya que aquí, entre las rocas, disfrutamos de uno de los momentos de mayor tranquilidad. He de decir que lo normal, y más en temporada alta como nosotros estuvimos, y en Semana Santa, donde hay mucho turismo local, lo normal sería ver las playas llenas de gente, sin embargo, tras estos días en el Nido pudimos comprobar que tienen las excursiones bastante bien organizadas ya que no todos hacer las excursiones en el mismo orden, (como ocurre en  muchas de las que hicimos en Tailandia), ni todos los centros hacen todas las excursiones todos los días, y esto permite que no todo el mundo esté en los mismos sitios al mismo tiempo.

panoramica hidden beach tour c el nido filipinas

En Hidden Beach, esta playa para la que el acceso es bastante complicado también, pudimos disfrutar del momento tranquilo al irse todo el mundo mientras nosotros nos quedábamos allí a comer. Estuvimos mucho tiempo por la zona, por ello disfrutamos mucho en casi “soledad”, al menos sin aglomeraciones.

hidden beach tour c el nido filipinas 1

Así pasamos el día, entre playas, miradores, haciendo snorkel,… y el día llego a su fin. Aún nos quedaban unos 50 minutos de trayecto para regresar a Corong Corong, así que emprendimos el regreso, relajándonos al sol sobre la cubierta de la lancha.

tour c el nido filipinas 1

 

Puesta de sol en Corong Corong

 

Llegamos al hotel, nos despedimos de la tripulación y el resto de compañeros de aventura y tras una larga ducha salimos a ver la puesta de sol, tan espectacular como nos la esperábamos o más.

atardecer en Corong Corong el nido filipinas 1

atardecer en Corong Corong el nido filipinas 3

Atardecer en corong corong 2 filipinas

Tras esta puesta, salimos a la carretera general con intención de ir hasta El Nido y cenar, y entre una cosa y otra cuando nos dimos cuenta habíamos llegado a El Nido sin haber montado en un triciclo. Al final, el paseo se hace corto y agradable.

Cenamos en Mezzazine El Nido, donde comprobamos que los precios a los que estábamos acostumbrados en el resto de Filipinas aquí no los íbamos a encontrar pero el ambiente y el sitio mereció la pena. Una pizza grande, una coca cola de litro y medio por 580 pesos (unos 12 euros).

 

 

Gastos del día:

  • Tour C en el Nido: 1400 pesos, incluyendo el desayuno. (30 euros)
  • Tasas de entrada al archipiélago de Bacuit: 200 pesos. (solo se paga una vez)
  • Cena: 290 pesos. (6 euros)

 

Total gastos del día por persona: 40.3 euros

 

Si queréis seguir leyendo nuestro diario de viaje: 23 días en Hong Kong y Filipinas.

 

viaje a uganda callejeando por el mundo iati seguros callejeando por el mundo

4 Comentarios

  1. Tragaviajes
    | Responder

    Que recuerdos más maravillosos hemos tenido leyendo este Post. Nosotros nos alojamos también en el Greenview y entiendo perfectamente esa sensación que describes, cuando ves aquella maravilla frente a ti desde el bar del Hostel. A nosotros nos gustó el Tour C, pero algo más el Tour A, también porque cuando hicimos el C no paró de llover. Un saludo

    • Maria Garcia
      | Responder

      La verdad es que el Nido es maravilloso. A mi también me gustó más el tour A 😉

  2. Olga
    | Responder

    Sin duda un paraíso desconocido, un viaje muy interesante. Gracias por compartirlo!

    • Maria Garcia
      | Responder

      De nada Olga, gracias a ti por leerme y por dejar un comentario. Un saludo.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.